Qué hace el BID y en qué ha estado el organismo cuyo primer presidente fue un chileno

Pese a rechazo de Chile, la UE y otros países, candidato de Trump se acerca a ganar las elecciones del BID

Tras la decisión del Gobierno de Chile de presentar a Nicolás Eyzaguirre como candidato a presidir el organismo multilateral, el exministro competirá por presidir una institución que atraviesa una crisis.


El Gobierno de Chile presentará al exministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, como candidato a presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), organismo multilateral creado en 1959 y que se dedica a financiar proyectos centrados en el desarrollo de áreas como la salud, la educación y la infraestructura a los países de América Latina y el Caribe.

Considerada como la institución financiera de desarrollo regional de mayor tamaño a nivel global, sus orígenes se remontan a la Conferencia Interamericana de 1890, instancia que terminó con la creación de la Organización de Estados Americanos (OEA), pero con la cual no guarda actualmente ninguna relación.

Por medio de tres distintas líneas de préstamos, el organismo multilateral ofrece financiamiento a proyectos de inversión, para apoyar la implementación de reformas políticas y también para enfrentar posibles crisis macroeconómicas de los países que la conforman. También cuenta con garantías para préstamos que son otorgados por otras instituciones financieras privadas.

Según su último informe anual, al cierre de 2021 contaba con US$170.940 millones de capital ordinario, y en dicho ejercicio aprobó 94 préstamos con garantía soberana con un financiamiento total de US$13,6 mil millones.

El programa de préstamos incluyó 71 proyectos de inversión por US$6,7 mil millones, 20 préstamos basados en políticas (PBL, por sus siglas en inglés) por US$5,7 mil millones, un proyecto híbrido por US$400 millones y dos proyectos de préstamo de financiamiento especial para el desarrollo por US$750.

De los 94 préstamos aprobados, 41 fueron destinados a instituciones para el desarrollo, en sectores como ciencia y tecnología, empresa privada y desarrollo de pyme, la industria, los mercados financieros y reformas orientadas a la modernización del Estado. Otras 25 apoyaron implementación y desarrollo de infraestructura y medioambiente, misma cifra que fueron a iniciativas sociales centradas en educación, inversión social y salud.

En Chile, por ejemplo, BID Invest -entidad del Grupo BID orientada a dar soluciones al sector privado de América Latina y el Caribe- está apoyando la construcción y la operación de un proyecto eólico con una capacidad instalada de 151,2 megavatios, que se ubicará cerca de la ciudad de Calama, región de Antofagasta

En los últimos años, han jugado un importante rol en el combate a la pandemia. Por ejemplo, en 2021 el BID apoyó a 10 países de la región para financiar la adquisición de vacunas contra el Covid-19, junto con las inversiones necesarias para implementar planes de despliegue de vacunas.

El mismo documento menciona que desde el 2018, la cantidad de aprobaciones de préstamos con garantía soberana ha ido aumentando constantemente, con un promedio anual del valor aprobado de US$12,5 mil millones en los últimos cinco años, un 22% más que en los cinco años anteriores.

Su primer presidente, un chileno

Pese a las más de cinco décadas de historia del BID, el organismo multilateral solo ha contado con cinco presidentes a lo largo de su historia. De hecho, el primero en encabezar fue Felipe Herrera Lane, abogado y economista chileno, militante del Partido Socialista, quien también fuera ministro de Hacienda, entre junio y octubre de 1953, durante el segundo gobierno de Carlos Ibañez del Campo.

Herrera fue director del Fondo Monetario Internacional antes de llegar a presidir desde 1960 los primeros diez años el BID. A lo largo de su vida, publicó más de dos docenas de libros, dictó múltiples conferencias sobre economía, historia y relaciones internacionales. Renunció a la presidencia del BID tras el triunfo de Salvador Allende en las elecciones presidenciales de septiembre de 1970.

Tras Herrera, la presidencia del BID fue ocupada por el mexicano Antonio Ortiz Mena, entre 1970 y 1988; el uruguayo Enrique V. Iglesias, entre 1988 y 2005; el colombiano Luis Alberto Moreno, entre 2005 y 2020; y el norteamericano Mauricio Claver-Carone, entre 2020 y 2022.

La presidencia de Claver-Carone, quien llegó al cargo tras ser impuesto por la administración encabezada por Donald Trump, se vio abruptamente interrumpida al ser destituido por el el Directorio del BID tras entablar una relación romántica con una subalterna, lo que significaba una violación a las reglas de ética del organismo.

Su destitución, aprobada el pasado 26 de septiembre, abrió la posibilidad a que los 48 estados miembros comenzaran una frenética carrera por encontrar un candidato de consenso para presidir la institución financiera. El grupo se divide en 22 estados no prestatarios, es decir, que no reciben ningún tipo de financiamiento pero se benefician con las reglas de adquisiciones del BID. Estos países son Estados Unidos, Canadá, Japón, Israel, República de Corea, República Popular de China y 16 países de Europa: Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Holanda, Italia, Noruega, Portugal, Reino Unido, Suecia y Suiza.

Además, hay otros 26 estados prestatarios (de América Latina y el Caribe), que poseen en conjunto el 50.02% del poder de voto en el directorio y se dividen en 2 grupos de acuerdo al porcentaje máximo de financiamiento que pueden recibir. El primer grupo está integrado por Argentina, Bahamas, Barbados, Brasil, Chile, México, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela, mientras que el segundo lo integran Belice, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Surinam.

Actualmente, el chileno Carlos Alvarez Voullieme, exacadémico del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, ejerce como director ejecutivo para Chile y Ecuador ante el organismo internacional. En conjunto, ambos países solo representan el 3,727% de los votos de la instancia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.