Robos de cables se duplican en el primer semestre de 2022

El 4 de febrero de este año, Aduanas incautó más de 12 toneladas de cables robados a Movistar que tenían como destino Corea del Sur.

Según un estudio de Movistar, este delito aumentó en 91% durante los primeros seis meses del año. Alfie Ulloa, presidente de Chile Telcos, agrupación que reúne a la mayoría de las empresas de telecomunicaciones, sostuvo que detrás de este ilícito existen bandas de crimen organizado. “Hoy las compañías están vueltas locas, tienen equipos de abogados sólo para presentar denuncias y que tienen poca probabilidad de éxito. Este delito es cada vez más conocido como el cablazo y está afectado cada vez a más personas”, concluyó.


Un estudio elaborado por Movistar reveló una fuerte alza en los delitos de robo de cables durante el primer semestre de 2022.

Según el reporte, “el nuevo negocio ilegal de las bandas de crimen organizado en el país está enfocado en vandalizar la infraestructura de telecomunicaciones para luego vender el cobre en el mercado negro, donde se reducen las especies, evadiendo tributos e impuestos”.

La situación del robo de cables es de larga data, sin embargo, ha aumentado de manera explosiva en los últimos seis meses a nivel nacional, creciendo un 91% en comparación al mismo período del año 2021. Esto se explica, entre otros factores, por el alto valor del cobre.

Solo en 2022 cerca de 725 mil kilos de cables han sido robados a lo largo de todo el país. Tal ha sido el aumento, que la plataforma de denuncia ciudadana SoSafe incorporó, durante el último mes, un botón específico de robo de cables. Según cifras de Movistar, en las últimas semanas la aplicación recibió más de 400 denuncias que permitieron que la compañía, junto a sus técnicos, repararan los daños.

“El aumento de este delito nos preocupa, porque se da en las zonas más vulnerables del país que es precisamente donde nos enfrentamos al desafío de reducir la brecha digital, compromiso que hemos asumido como compañía. Por lo anterior, es que para nosotros es tan relevante generar conciencia en la ciudadanía sobre este delito que va en aumento de manera muy vertiginosa en el último tiempo, afectando una gran cantidad de víctimas que quedan completamente desconectadas”, explicó Javier Zorzo, director de Seguridad de Movistar Chile.

El ejecutivo añadió que “entre el 2020 y lo que va de este año, como compañía hemos sufrido cerca de 30 mil casos de vandalismo a nuestra infraestructura, dejando casi 1,5 millones de hogares sin conexión. Y si bien hay zonas donde la conectividad se repone a tiempo, hay evidencia de que las bandas vuelven a delinquir una y otra vez”.

En julio del presente año se realizó la primera mesa de trabajo de Robo de Cobre y Cables 2022 convocada por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y que integró a entidades públicas y privadas con el objetivo de rearticular un espacio que permita la colaboración entre el Estado y el sector privado, en torno al robo de esta infraestructura esencial.

Alfie Ulloa, presidente de Chile Telcos, agrupación que reúne a la mayoría de las empresas de telecomunicaciones, sostuvo que detrás de este delito existen bandas de crimen organizado.

A su parecer, “el tráfico de cobre se volvió un negocio muy rentable. Aquí las víctimas no son las empresas, sino que las personas que pierden el servicio. El robo de cables es el delito que más víctimas provoca, porque cada corte deja a 600 o mil personas sin el servicio de internet”.

“Hoy las compañías están vueltas locas, tienen equipos de abogados sólo para presentar denuncias y que tienen poca probabilidad de éxito. Este delito es cada vez más conocido como el cablazo y está afectado cada vez a más personas”, concluyó.

Comunas más afectadas

Fuera de la Región Metropolitana, en los primeros seis meses del año se registraron casi 4 mil casos de robo de cables de cobre y fibra óptica, los que impactaron a cerca de 40 mil hogares, empresas e instituciones.

La comuna que registra la mayor cantidad de robos de cables de cobre y fibra óptica fuera de la RM es Rancagua, en la Región de O’Higgins, con más de 400 hechos, lo que representa un aumento de más de un 800% en comparación a los primeros seis meses del año pasado. En total, son más de 79 mil kg. de cables robados fuera de la RM durante este año.

La Región Metropolitana, entre enero y junio de este año, ha sufrido más de siete mil incidentes de este tipo, reflejando un aumento cercano al 70% en comparación al mismo periodo del año pasado. En total, son más de 645 mil kg. de cables robados solo en la RM durante este año, y más de 57.300 hogares, empresas e instituciones las afectadas.

Cabe resaltar que, en la Región Metropolitana, las comunas con mayor incremento porcentual de casos de robo de cables son Recoleta (+310%), Santiago (+290%) y Conchalí (+170%). De hecho, en Recoleta se han registrado más de 90 incidentes durante este año.

Por su parte, las regiones con mayor crecimiento en la cantidad de incidentes de robo de cables son la Región Metropolitana (+91%), O’Higgins (+780%), Arica y Parinacota (+380%) y Los Lagos (+380%). Mientras que, las comunas fuera de la RM con mayor incremento son Hualpencillo (+1.000%), Rancagua (+800%) y Alto Hospicio (+660%).

Aumento de querellas

Según Chile Telcos, en el país se han presentado más de seis mil querellas los últimos tres años por robo de cables de cobre y vandalismo en la fibra óptica, con menos de una decena de condenas efectivas.

“Entre enero y julio de este año la industria ha presentado 1.751 querellas y denuncias, casi el triple de las 635 acciones del mismo periodo de 2021. Es importante que la ciudadanía esté alerta a movimientos sospechosos y se comunique con su empresa o seguridad ciudadana”, aseguró el presidente de Chile Telcos.

Ante este escenario, Movistar Chile ha reforzado sus acciones legales. Es por ello que, entre enero y junio, las denuncias y querellas interpuestas por robo de cables por parte de la compañía tuvieron un aumento cercano a 700%, en comparación al año pasado.

Además, durante los primeros seis meses de este año, la cantidad de condenados por este tipo de delito aumentó cerca de un 55%, superando las 50 personas condenadas por robo en bienes nacionales de uso público, con penas de hasta más de 800 días de cárcel en algunos casos.

El director de Seguridad de Movistar Chile sostuvo que “este aumento en querellas y denuncias es un reflejo de cómo la sociedad se ha visto afectada por este crimen organizado y de cómo existe mayor conciencia sobre la gravedad de este delito. Es por esto que, en el primer semestre de este año, hemos realizado más de 400 denuncias mensuales”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.