Rodrigo González responde a Enjoy: “Lo que se está tratando de hacer es invalidar el trabajo de la comisión”

Diputado que presidió la comisión investigadora de Enjoy adelanta que se creará una nueva instancia, en que se analizará toda la regulación del mercado financiero. Además, asegura que la participación del exsuperintendente de Casinos y asesor de la asociación de tragamonedas ilegales, Francisco Leiva, no fue relevante para las conclusiones del informe.




Varios hitos están por venir respecto a la polémica entre la mayor operadora de casinos de juego del país, Enjoy, y la comisión investigadora que sesionó a fines de año pasado, y cuyo informe estableció diversas irregularidades de organismos públicos en su rol de fiscalización de la compañía.

La semana pasada, Enjoy afirmó estar trabajando en una querella por diversas irregularidades que, a su juicio, se cometieron en ese trabajo parlamentario. Los dardos apuntan, entre otros, al presidente de la comisión investigadora, el diputado PPD Rodrigo González. En entrevista con Pulso PM, el parlamentario responde a las acusaciones, reitera sus críticas al accionar de la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) y anuncia que la nueva comisión investigadora, recientemente aprobada en el Congreso, apuntará más allá, a una mayor regulación del mercado financiero.

“Me parece un poco extraño y sorprendente que Enjoy quiera querellarse contra el Congreso o una comisión investigadora, que trabajó e investigó con mucho rigor, y con una gran participación de los más diferentes actores, y con una votación inmensamente mayoritaria al acuerdo de la comisión. Pero de todas maneras está en su derecho de hacer las declaraciones que quiera”, parte respondiendo González.

Operadores de casinos acusan que la autoridad está beneficiando a Enjoy en licitación de licencias
Fachada del casino de Antofagasta, administrado por Enjoy.

Enjoy acusa que, pese a que mandó cartas y lo pidió públicamente, no se le recibió. ¿Por qué?

Es sorprendente esa declaración y la falta de información del señor abogado. La carta que envió Enjoy fue totalmente extemporánea, la comisión ya no estaba funcionando cuando enviaron la carta. Además, el abogado ignora que la comisión visitó el casino de Viña del Mar con cinco parlamentarios, que la empresa rechazó la visita de una parlamentaria, de la diputada Marisela Santibáñez y no la dejó entrar al casino, y tampoco permitió el ingreso de la prensa en esa visita. Allí conversamos con el gerente, y en ese oportunidad si se hubiese hecho la solicitud a tiempo, cuando la comisión estaba funcionando, por cierto los habríamos recibido. Si recibimos a todos los actores que así lo solicitaron y era de público conocimiento.

Uno de los puntos que defiende Enjoy es que el aplazamiento de los hitos de la construcción de los casinos está dentro de las atribuciones de la SCJ. ¿Comparte esa visión?

Es un punto que nosotros pedimos a Contraloría, que yo personalmente pedí que se investigara. Envié varios oficios a Contraloría, entre otros, el que me parecía que la Superintendencia no tenía esas facultades. Y Contraloría tendrá que responder. Lo que sí es cierto es que el accionar del gobierno fue lo que alejó de la quiebra a Enjoy. Y con la firma del Presidente de la República con el decreto 77. Ese es un hecho objetivo. Y está comprometido también dos de las empresas que administran el fideicomiso ciego del presidente, que son accionistas de Enjoy, y una de ellas es garante del 50% de las garantías en dólares que la empresa tenía ante organismos públicos por habérsele otorgado la concesión. De manera que todo lo que ha derivado de esta situación tiene como motivo el accionar de entes públicos y del Presidente de la República, que le salvó la vida a Enjoy y por el accionar de la superintendenta, que fidedignamente y comprobadamente por toda la investigación de la comisión no cumplió con sus deberes y no fiscalizó como debía los contratos de casinos y especialmente a Enjoy, dando facilidades y tratándola como una empresa regalona, otorgándole una cantidad impresionante de privilegios, que han sido públicos y notorios.

Si uno mira los balances de Enjoy, hay un efecto fuerte en 2019 y 2020. En ese contexto, usted, no cree que efectivamente hubo un impacto por el estallido social y la pandemia?

No, para nada. Las acciones de Enjoy ya habían bajado de precio a un valor casi insignificante, mucho antes. Y todos los balances mostraban un Ebitda deficitario, donde los ingresos no eran suficientes para solventar los compromisos tanto económico-financieros como de las obras y proyectos que querían construir. Prueba de eso es que la empresa no construyó ninguna de las obras. Están pendientes las obras en Pucón, en Viña del Mar, Puerto Varas, y tampoco pagó a tiempo los aportes que tenían que hacer por más de US$25 millones a la municipalidad de Viña del Mar. Y dejó en una situación financiera insostenible a muchos municipios, en especial a Viña del Mar, que ya tenía una crisis financiera por otras razones e irregularidades que han sido públicas y notorias.

Algunos diputados han acusado que Enjoy está amedrentando a la comisión investigadora. ¿Piensa lo mismo?

Yo lo manifesté así publicamente y creo que lo que se está tratando de hacer es invalidar el trabajo de la comisión, dar una apariencia de solvencia que tiene dos objetos: invalidar la acción de la comisión y aparecer frente a los acreedores como una empresa que responde frente a una situación tremendamente, digamos, de descrédito en el mercado y frente a la opinión pública chilena, justamente por el resultado de la comisión investigadora. Lo que quieren causar con esta demanda es también un efecto que tiene una implicancia económica para negociar mejor la situación de la posible negociación de sus acreencias y su conversión en acciones, frente a sus acreedores, situación que está por cumplirse en los próximos días. Esta es una operación económica de parte de la empresa para demostrar que es una empresa que tiene alguna credibilidad, cuando en realidad es una empresa que tiene casi nulo valor y que solo recuperó su valor por el accionar de entes públicos que le otorgaron privilegios, que fue lo que determinó la comisión investigadora.

La empresa de todas maneras cayó en reorganización judicial y al final los acreedores van a terminar siendo dueños de la empresa. ¿En qué podrían beneficiarse los actuales controladores con todo esto, si finalmente perderán el control de la empresa?

Sí claro. La familia Martínez quedará con un porcentaje muy bajo, entre 4% y 6% de la empresa. Creo que es importante señalar que los acreedores son también empresas que están relacionadas con todo el caso que estamos viendo. Son empresas que forman parte del complejo de empresas que vamos a investigar en la nueva comisión investigadora que se formó en el Congreso. Hay una maraña de muchas situaciones que revisten o pueden revestir un conflicto de interés, que también está siendo investigado por Contraloría, que está revisando

¿Hay como probar que existe un vínculo directo entre estas empresas que administran el fideicomiso ciego del Presidente y las decisiones de la SCJ?

Bueno, dos de esas empresas son inversoras de Enjoy. Eso ya está demostrado. Lo que hay que ver es si eso tiene relación o no con el fideicomiso ciego del Presidente. Es algo que tendrá que determinar Contraloría.

Esas empresas tienen intereses en Enjoy, pero a la vez administran miles de millones de dólares...

Exactamente, administran otros fondos y ahí se mezcla todo. Esa confusión de intereses y esa forma de funcionamiento del mercado financiero debe ser materia de investigación y de regulación. Es un sistema tremendamente desregulado y hay que regularlo. Y una de las misiones de la comisión investigadora será cómo regular mejor el mercado financiero y cómo separar los intereses públicos de los privados cuando se trata de autoridades que tienen comprometidas funciones, que pueden producir conflictos de intereses.

Una de las cosas que alude el abogado Bofill es el rol de Francisco Leiva. La comisión omitió que él fue asesor de Fiden, la asociación de tragamonedas. ¿Por qué no se consideró ese antecedente?

Eso lo denunciaron varios diputados en la comisión, fue materia de discusión y los diputados hicieron presente y consultaron en qué calidad había asistido el señor Leiva. Y efectivamente él estuvo en dos oportunidades en la comisión y aclaró en su carta que había estado en su calidad de exsuperintendente. Si sus declaraciones fueron muy decisivas, quiero decirle que no, porque las conclusiones fueron las conclusiones de antecedentes y elementos que entregó la propia Superintendencia, el subsecretario de Hacienda, los municipios que asistieron, los trabajadores que estuvieron presentes, organismos académicos, y los datos reales que estaban pasando en la reorganización de Enjoy. El señor Leiva fue uno más de quienes asistieron a la comisión y las conclusiones habrían sido las mismas con o sin la presencia del señor Leiva.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.