Una simple pieza de acero y ruedas está sosteniendo la cadena de suministro global

Los transportistas acusan que la escasez de chasis o remolques de carga son un problema clave a resolver para poder superar los estancamientos actuales de las cadenas de suministro. En la foto se pueden ver dos camiones estacionados junto a pilas de contenedores en el puerto de Long Beach en California, el viernes 1 de octubre del 2021. (Foto AP / Jae C. Hong)

Los camioneros en el sur de California están luchando para mover contenedores desde los terminales portuarios y los patios ferroviarios, debido a la escasez de los chasis de carga que transportan contenedores.


Los ejecutivos de transporte que luchan con el estancamiento de la cadena de suministro que frustra a los importadores estadounidenses dicen que la capacidad de despejar los cuellos de botella se basa, en gran medida, en una simple pieza de acero y ruedas que durante mucho tiempo ha sido secundaria en el transporte marítimo mundial.

Los remolques para camiones, conocidos como chasis (de carga de contenedores), y que se utilizan para transportar contenedores desde las terminales del muelle, se han vuelto más difíciles de encontrar en los puertos de Los Ángeles y Long Beach, California, afirmaron las autoridades, ya que una avalancha de importaciones inundó las instalaciones y paralizó el equipo necesario para mantener las mercancías en movimiento.

Los ejecutivos cercanos a las operaciones alrededor de los puertos dicen que resolver el estancamiento en la costa, incluido el grupo de más de 70 portacontenedores anclados en alta mar esperando un espacio de atraque, no será posible sin resolver los problemas del equipo, como la escasez de chasis, que han atascado las operaciones.

“El chasis es el mayor problema” en contratiempos que se extienden desde los muelles en los puertos vecinos de Los Ángeles y Long Beach, hasta los almacenes más profundos en California y los patios ferroviarios intermodales en el centro-norte del país (Midwest), afirmó Matt Schrap, director ejecutivo de Harbor Trucking Association, que representa a los camioneros del puerto en el sur de California.

La razón por la que los buques portacontenedores están atascados fuera del complejo portuario de contenedores más grande del país, según Schrap y otros funcionarios, es porque los trabajadores portuarios no pueden descargar los barcos rápidamente ya que las terminales están llenas de contenedores que los camioneros no pueden recoger porque no pueden encontrar un chasis.

Hay aproximadamente 115.000 chasis en los puertos de Los Ángeles y Long Beach, según DCLI, un importante proveedor de chasis. Un poco más de la mitad de los marcos para carga de camión son de propiedad privada o están alquilados. Los camioneros pueden arrendar los 57.000 chasis restantes de un grupo común suministrado por DCLI y otros dos proveedores.

Normalmente, hay suficientes remolques para manejar los miles de contenedores que se mueven por los puertos. Pero los ejecutivos dicen que el incesante y pesado flujo de importaciones que comenzó a mediados de 2020, junto con la escasez de mano de obra en los almacenes y otras instalaciones de manipulación de carga, ha provocado que los chasis estén lejos de los puertos durante largos tramos, lo que limita la capacidad de los operadores para volver a ocupar el equipo y llevar contenedores nuevos.

Mike O’Malley, un vocero de DCLI, afirmó que los chasis agrupados en los puertos del sur de California se mantuvieron fuera del puerto en septiembre durante más de nueve días, en promedio, el doble del tiempo que estuvieron ocupados antes de la pandemia por coronavirus.

Los marcos para carga de camión son parte de una operación coreografiada. Un camionero recoge el chasis en un sitio cerca de los puertos, conduce a una terminal para cargar un contenedor, lo lleva a un almacén quizás a 50 millas (80 km) de distancia y luego regresa para repetir la operación.

Como muchos almacenes están abrumados hoy en día, se producen retrasos en las descargas de los contenedores, por lo que el camionero, a menudo, deja el contenedor encima del chasis durante más días de lo habitual en una instalación de recepción.

Los retrasos en los sitios de destino han desequilibrado el sistema, señalan los operadores.

Weston LaBar, director de estrategia de Cargomatic Inc., una plataforma de carga que pone en contacto a los camioneros con los transportistas, sostuvo que con demasiada frecuencia en la actualidad los chasis “se utilizan como mecanismo de almacenamiento”.

Los transportistas marítimos también han impuesto restricciones sobre cuándo se pueden devolver los contenedores vacíos, lo que empeora la congestión. Una encuesta realizada esta semana por la Harbour Trucking Association encontró que entre 46 empresas de camiones, 6.592 chasis estaban atrapados debajo de contenedores vacíos.

“Se convierte en un círculo vicioso”, afirmó Lisa Wan, directora de operaciones de la empresa de camiones RoadEx America, con sede en California. “Si no puedo traer mi chasis vacío para reutilizarlo, ¿dónde puedo encontrar un chasis sin carga para recoger el contenedor de importación?”

Una disminución en la oferta de nuevos chasis de carga de contenedores está agravando la escasez, según los ejecutivos de camiones y chasis. En mayo, la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (o ITC por sus siglas en inglés) impuso derechos compensatorios y antidumping por un total de más del 200% a los productores de chasis chinos que suministraban la mayoría de los chasis de carga a EE.UU.

Una coalición de fabricantes estadounidenses de chasis que argumentó a favor de las acciones de la ITC, dice que los aranceles no han contribuido a la congestión de la cadena de suministro. Frank Katz, director ejecutivo de Cheetah Chassis, uno de los mayores fabricantes nacionales, con sede en Berwick, Pensilvania, aseguró que empresas como la suya están tratando de aumentar la producción.

Katz manifestó que el verdadero problema es que el aumento de las importaciones ha abrumado la cadena de suministro nacional. “Si pudiéramos duplicar la producción, no habría ninguna diferencia”, afirmó Katz.

Doug Hoehn, vicepresidente ejecutivo de Milestone Chassis Co., una empresa de arrendamiento (que tiene chasis y los arrienda a través de contratos) con sede en Lombard, Illinois, explicó que a los fabricantes nacionales les faltan miles de unidades para los pedidos de equipos nuevos de su empresa. Milestone tiene una flota de 20.000 chasis en América del Norte, incluido el sur de California, que necesita constantes reposiciones debido al desgaste por uso.

“Si vinieras a arrendar un chasis hoy, mi respuesta sería: ‘Aquí hay un papel, fírmalo y puedo conseguirte un chasis en el tercer trimestre del próximo año’”, afirmó Hoehn.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.