Vittorio Corbo: “Los resultados de las elecciones, especialmente del Senado, mueven el eje de la política desde la refundación a una agenda más moderada”

El expresidente del Banco Central espera para este año un crecimiento del PIB entre 12% y 13%, pero anticipa que para 2022, con el ajuste en curso, la expansión de la economía se reducirá a un rango entre 1% y 3,5%, mientras que el crecimiento de mediano plazo estará limitado al tendencial, el que hoy se estima en torno a 2%.




El expresidente del Banco Central, Vittorio Corbo, entregó su primer análisis económico luego de las elecciones presidenciales. En el XVII Seminario Económico de Sura Inversiones, el economista dijo que una de las principales conclusiones que se pueden sacar es que “el espíritu refundacional, la violencia de los dos últimos años, su débil condena y la incertidumbre sobre el futuro terminaron colmando la paciencia de la población, favoreciendo a Kast”.

En ese sentido, sostuvo que “los resultados de las elecciones, especialmente del Senado, mueven el eje de la política desde la refundación a una agenda más moderada que va a requerir acuerdos”.

Y que esta agenda “debería hacerse cargo de las demandas sociales en seguridad/narcotráfico y pensiones, salud, educación y empleo, entre otras”.

En cuanto al escenario económico, Corbo mencionó que “el gobierno que asuma en marzo va a heredar una economía en pleno ajuste, tasas de interés al alza, un Presupuesto estrecho, una solvencia fiscal debilitada y creciente presiones sociales”.

A lo anterior, indicó el economista, se le agrega un proceso constitucional en pleno desarrollo y un Estado de Derecho y orden público debilitados.

Con respecto al crecimiento de los próximos meses, mencionó que “estará impulsado por el consumo, el que todavía se verá favorecido por la liquidez acumulada, por la extensión del IFE y menores contagios; y por la construcción”. Así, su proyección de expansión del PIB para 2021 es de entre 12% y 13%.

Vittorio Corbo, economista, académico, expresidente del Banco Central

Pero anticipó que para el próximo año, con el ajuste en curso, la expansión de la economía se reducirá a un rango de entre 1% y 3,5%, mientras que el crecimiento de mediano plazo estará limitado al tendencial, el que hoy se estima en torno a 2%.

“Para avanzar en esta agenda se va a requerir aumentar la prioridad de medidas procrecimiento, un mayor y más eficiente gasto público y mayores ingresos públicos”, mencionó.

Reafirmó que “los mayores ingresos públicos debieran concentrarse en medidas más neutrales con la inversión, como la reducción de exenciones y reducción de la evasión”.

Finalmente, sobre la política monetaria, espera que el Banco Central suba la tasa de interés en 100 puntos base en la reunión de diciembre situándola en 3,75%.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.