Bonos Latam: Sube deuda local de Brasil por menor presión IPC

FILE PHOTO: Brazil's President Bolsonaro attends ceremony at Planalto Palace in Brasilia

La disminución de la presión sobre los precios fue destacada por la inflación de mediados de julio de 2,13%, por debajo del pronóstico de 2,36% de los analistas y muy por debajo del objetivo de 4% del banco central.




Los bonos locales brasileños fueron los mayores ganadores en América Latina la semana pasada, a medida que los inversionistas apostaron a que el banco central mantendría la tasa de interés de referencia en un mínimo histórico durante mucho más tiempo del que actualmente se incorpora en los precios.

El rendimiento de la nota LTN de Brasil que expira en julio de 2022 disminuyó 35 puntos base en los cinco días hábiles hasta el jueves, lo que refleja los ajustes en el medio de la curva DI de la tasa swap.

La disminución de la presión sobre los precios fue destacada por la inflación de mediados de julio de 2,13%, por debajo del pronóstico de 2,36% de los analistas y muy por debajo del objetivo de 4% del banco central. La presión ha disminuido a medida que la brecha de producción, que ya se había ampliado en la recesión 2015-2016, se hizo aún mayor durante la pandemia de coronavirus. Los operadores ahora están cuestionando la opinión incorporada de que los encargados de política monetaria puedan comenzar a aumentar las tasas en diciembre.

Por el contrario, en México, los operadores se han visto sorprendidos regularmente por cifras de inflación por encima de lo estimado, lo que reduce las apuestas sobre una extensión del punto porcentual de flexibilización adicional que ya se incluye en los precios.

Rumor local

El principal riesgo para los receptores de tasas es el creciente déficit presupuestario de Brasil a medida que la pandemia de coronavirus arrasa el país. El déficit del Gobierno central registró en junio un récord de 195.000 millones de reales (US$38.000 millones), lo que subraya el riesgo de que la inflación surja del lado fiscal en lugar de la demanda del consumidor.

Ya se espera que la relación deuda/PIB alcance casi 100% este año. Los legisladores y el Gobierno reanudaron el debate sobre una reforma fiscal este mes, pero una propuesta real capaz de llegar al Congreso parece muy lejana.

El ministro de Economía, Paulo Guedes, entregó a los líderes del Congreso solo una parte de los planes del Gobierno. La llamada fase uno incluyó la unificación de dos impuestos en un solo gravamen del IVA. La verdadera lucha política comenzará cuando finalmente se anuncien cambios en el impuesto sobre la renta para personas y empresas y un nuevo impuesto sobre dividendos y productos industriales.

Se espera que la parte más controvertida sea la creación de un impuesto sobre las transacciones financieras que, según Guedes, es la única forma de reducir los impuestos sobre las nóminas, que considera que son más perjudiciales para la economía.

El Congreso no está obligado a avanzar con la propuesta del Gobierno. Puede descartarlo a favor de uno de los dos proyectos de ley que ya se estaban analizando en el Senado y la Cámara Baja, o incluso mezclar las propuestas.

QUÉ OBSERVAR:

  • Informes de medios locales sobre la reforma tributaria de Brasil. Los detalles aún no han afectado al mercado, ya que el proyecto de ley final sigue muy distante, pero la situación puede cambiar a medida que se revelen más planes
  • Los fondos de pensiones de Chile pueden tener dificultades para satisfacer la demanda de dinero después de que el Congreso permitió a las personas retirar parte de sus ahorros para la jubilación. El peso revirtió su avance el jueves después de que el banco central anunció medidas para aliviar la volatilidad en el mercado
  • El índice IMACEC, que representa el PIB, se publicará el 3 de agosto y se espera que muestre una contracción de 16,1% interanual en junio
  • Los legisladores colombianos están comenzando a analizar un proyecto de ley similar al aprobado en Chile. Los fondos de pensiones en Colombia tienen casi US$70.000 millones bajo administración, en comparación con los US$200.000 millones controlados por sus contrapartes chilenas, pero el impacto en el mercado aún puede ser significativo
  • Se espera que el IPC se haya desacelerado a 1,82% interanual en julio, por debajo del rango objetivo de 2%-4% de Banrep. Si se confirma, los datos contribuirán a la opinión de que el banco central continuará recortando las tasas más allá de la reducción de 25 pb de hoy que está incorporada en los precios

Comenta