Familia Hurtado logra acuerdo con minoritarios para fusionar BSA con Polpaico

WhatsApp Image 2020-02-18 at 11.06.21 (2)

El acuerdo implica además un directorio de 7 miembros, de los cuales uno al menos sería independiente y propuesto por los minoritarios, junto con un pacto de accionistas “entre las partes comparecientes”.




A más de dos años del último intento, finalmente la familia Hurtado alcanzó un acuerdo para fusionar las dos compañías cementeras que controlan: BSA y Polpaico.

Mediante un hecho esencial firmado por Javier Moreno, gerente general de Polpaico, se informó de la suscripción de un acuerdo para fusionar inversiones Lota Green, controladora y propietaria de cerca de un 60% de las acciones de la compañía – a través de Gamma Cementos II SpA-, y controladora, a su vez, de Cementos Bicentario; y los accionistas Volca´n Compañía Minera, Inmobiliaria Escorial, Inversiones Marchigue e Inversiones Megeve Dos, que representan cerca del 34,5% de las acciones, "para llevar adelante las gestiones y actuaciones tendientes a fusiones Cementos Polpaico con Gamma Cementos".

Además, el hecho esencial detalla que la operación implicaría una relación de canje de 70/30 para los actuales accionistas de Polpaico, junto a un directorio de 7 miembros, de los cuales uno al menos sería independiente y propuesto por los minoritarios, junto con un pacto de accionistas "entre las partes comparecientes".

La relación de canje fue uno de los puntos que frenó la fusión en 2018. En marzo de ese año, Gamma, sociedad de la familia Hurtado, había propuesto fusionar ambas compañías, esto luego de que en agosto de 2017 adquiriera en una OPA el 57,11% de Polpaico, pagando $7.931 por papel.

Sin embargo, los accionistas minoritarios se habrían opuesto ya que las valorizaciones de los términos de canje propuestas no los habrían dejado satisfechos. A juicio de ellos, Polpaico debiera equivaler al 70% de la nueva empresa fusionada, y no el 55% que pretendía Hurtado.

En 2019 la acción de Polpaico cayó 10,67%.

Comenta