Mercado financiero ajusta sus proyecciones y ahora descarta un recorte de la TPM en diciembre

Fachada Banco Central

Las tasas swap anticipaban un recorte de 25 puntos base en diciembre.




Que la inflación cayera bajo el rango meta del Banco Central era una de las preocupaciones que rondaba entre los inversionistas. Sin embargo, el estallido de la crisis social abrió un nuevo escenario, donde la decisión de política monetaria es el principal foco de atención.

Hace un mes, las tasas swap anticipaban que el Banco Central aplicaría un recorte de 25 puntos base en diciembre, para ubicar la tasa de referencia en 1,50%.

En esa oportunidad, las estimaciones no incorporaban el brusco giro que sufrió la economía local tras el estallido de la crisis social.

Considerando que el tipo de cambio se mantiene en niveles históricos, el mercado ahora ve con preocupación que el Central continúe con una política expansiva.

Actualmente, las tasas swap reflejan un escenario donde el Central mantendrá sin cambios la TPM en diciembre y aplicaría un recorte de 25 puntos base recién en marzo del próximo año.

Los cambios son consistentes con los forwards de inflación. El mercado anticipa una variación de 0,1% para noviembre, desde una proyección de -0,1%. Para diciembre, los forwards indican una variación de 0,1%, desde una estimación de 0%.

"El alza del tipo de cambio le resta espacio a una política monetaria más expansiva. Arriesgamos con alta probabilidad un escenario de mayor inflación, producto de un doble shock negativo. Tanto en oferta como en demanda agregada, pero cuya persistencia y profundidad sería superior por el lado de la oferta, lo que deriva en presiones inflacionarias", explica el economista jefe de EuroAmerica, Luis Felipe Alarcón.

De hecho, ese es uno de los escenarios que consideran los analistas de Goldman Sachs. En un reporte, el banco de inversión norteamericano indica que si bien una política monetaria más agresiva impulsaría la economía, esto podría introducir mayor volatilidad en los mercados financieros y obstaculizar los esfuerzos para normalizar el tipo de cambio.

"Creemos que el Banco Central podría incluso posponer el recorte que anticipamos para diciembre si las condiciones del mercado continúan deteriorándose", indica Goldman.

Comenta