2021 fue el cuarto año más seco de la historia y el MOP dice que hace todo lo posible para evitar racionamiento de agua

Solamente en los años 1968, 1998, y 2019 se presentaron menos lluvias que las que se han tenido este año.


La sequía no da tregua en Chile. De acuerdo al gobierno, este 2021 fue el cuarto año más seco de la historia en materia de precipitaciones y en algunas regiones del país la situación es verdaderamente crítica.

En el marco del balance hídrico del 2021, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, junto a la encargada de la oficina de servicios climáticos de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), Catalina Cortés, señaló que en la Región Metropolitana durante este año han caído apenas 114 milímetros de lluvia, cuando lo normal es que sean más de 300.

Solamente en los años 1968, 1998 y 2019 hubo menos lluvias que este año, completando así 13 años de sequía.

Y la disponibilidad de agua en base a nieve es peor aún. El ministro afirmó que actualmente hay un déficit superior al 50% en la cantidad de nieve en todas las regiones de la zona centro sur y centro norte.

“Hay algunas regiones, como la de Coquimbo, que muestran un déficit del 100%, o sea, sencillamente no disponemos de reservas de nieve en esos lugares, y regiones como Valparaíso y la Metropolitana tienen déficits superiores al 85%”, detalló Moreno.

En cuanto a los embalses, el titular de Obras Públicas dijo que estos se encuentran en promedio al 45% de capacidad, lo cual representa un déficit de 36% respecto al registro histórico.

Embalse El Yeso, principal fuente de agua potable de Santiago.

Los únicos embalses que tienen una situación mejor a lo que tenían en los años anteriores son los de agua potable, “por el esfuerzo que hemos hecho en lo que es el embalse El Yeso, que le da soporte a la Región Metropolitana, y en el Embalse Los Aromos, donde hemos intervenido el río Aconcagua para llenar ese embalse”, señaló Moreno. Dichos embalses presentan una situación mejor respecto a 2019 y 2020.

¿Racionamiento?

Sobre el caudal de los ríos, Moreno explicó que en promedio se está recibiendo un 20% menos de lo que se calculaba. “Por lo tanto, la situación de la disponibilidad hídrica en las distintas regiones es peor que la que teníamos estimada, particularmente en la zona centro norte”, puntualizó.

Respecto a las medidas de mitigación, Moreno señaló que se han tomado todas las medidas de corto y de largo plazo para asegurar el consumo humano en las ciudades, y que precisamente por eso no se ha llegado al racionamiento de agua.

Embalse Los Aromos, octubre de 2021.

“Nunca hemos descartado un racionamiento, hemos dicho que estamos haciendo todo para evitarlo y lo hemos logrado como no se logró en ocasiones mucho menos graves que las que hemos tenido ahora, pero históricamente hemos tenido racionamiento de agua y de luz en diversas ciudades de Chile frente a situaciones mucho menos difíciles que estas”, aseguró la autoridad.

Las medidas a las que aludió el titular de Obras Públicas para evitar los racionamientos han sido darle la prioridad al consumo humano, a través de la distribución del recurso, en lugar de la agricultura y otras actividades. Esto, además de prever y ocupar los embalses que dan respaldo a las grandes ciudades para tenerlos con agua antes de las temporadas de gran consumo.

Agua

“La situación es muy difícil y hay pequeñas ciudades que dependen de napas, que están bajando y que podrían tener un problema. Cuando son pequeñas se pueden solucionar de una forma, pero cuando son de un tamaño más grande, el racionamiento se hace imprescindible. No hemos llegado a eso, pero hemos estado muy cerca”, enfatizó Moreno.

En ese sentido, el ministro señaló que el racionamiento “es una realidad” y que deberíamos haber tenido esa situación hace mucho tiempo, de no ser por las medidas mencionadas.

Llamado a moderar el consumo de agua

Además, el ministro hizo un llamado a moderar el consumo de agua, afirmando que ya van seis meses consecutivos de aumento de este en las distintas ciudades del país, cosa que se da especialmente en Santiago y en las comunas del sector oriente. Ante ello, señaló que todas las personas pueden y deben hacer un esfuerzo para disminuir su consumo del recurso, acortando los minutos de ducha, reduciendo la superficie de pasto en las casas, regando de noche y no de día, entre otras.

“Hemos tocado todas las puertas, las municipalidades que están creando nuevas normativas para el uso de agua en el espacio público, hemos conversado y trabajado con los grandes consumidores, universidades. Seguiremos tocando todas las puertas”, añadió Moreno.

El titular de Obras Públicas afirmó que la situación hídrica es la peor que se ha experimentado en nuestra historia lo que, dijo, no va a cambiar fácilmente.

“Todos los pronósticos indican para los próximos meses que no vamos a tener lluvia y, por otro lado, todos los modelos de cambio climático establecen que esto es una situación permanente. Puede ser mejor o peor, pero la situación que hemos venido experimentado no es una emergencia transitoria, es una situación permanente”, concluyó el ministro Moreno.

Según la encargada de la oficina de servicios climáticos de la DMC, Catalina Cortés, se proyecta un aumento en las temperaturas en gran parte de las regiones del país, pronosticándose una condición sobre lo normal en casi todo el territorio nacional. Aquello implicaría, dijo, un registro de más de 30°C.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

A mediados del siglo XVI, los tejedores de Nimes en Francia, intentaron replicar un tejido italiano llamado Gene, y aunque fallaron, lograron desarrollar una tela única y resistente, que se ha convertido en una prenda indispensable en los closets del mundo.