Argentina envía proyecto de ley para reestructurar deuda

ARGENTINA-INAUGURATION-FERNANDEZ

Foto: JUAN MABROMATA / AFP

Los pasivos públicos transandinos llegan US$100.000 millones.




El Gobierno de Argentina envió ayer al Congreso un proyecto de ley para la reestructuración integral de su elevada deuda pública, en momentos en que mantiene conversaciones con acreedores, entre ellos el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La administración de Alberto Fernández -que asumió en diciembre- busca reestructurar pasivos por unos US$100.000 millones, más de la mitad con acreedores privados, como requisito para reactivar la economía del país, que entró en su tercer año de recesión con una inflación superior al 50%.

"Esta ley nos dará condiciones para poder estructurar y ejecutar las operaciones necesarias para lograr el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública", dijo el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una conferencia de prensa.

El jefe de las Finanzas transandinas, que no dio detalles de la iniciativa que fue enviado en la tarde, pidió a los acreedores del país "responsabilidad y buena fe" para alcanzar un acuerdo y evitar un cese de pagos que describió como desventajoso para las dos partes. "Estamos pidiendo que nos den el tiempo necesario para resolver un problema de descalabro macroeconómico que ha afectado a todo el país", explicó Guzmán.

El proyecto, autoriza al Poder Ejecutivo a efectuar las operaciones de administración de pasivos y/o canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital, de los títulos públicos emitidos bajo ley extranjera.

Además, declara que las actuales políticas de endeudamiento son inconsistentes con la capacidad de repago en divisas, lo que torna indispensable la restauración de la sostenibilidad de la deuda pública externa.

Con respecto al FMI, al que Argentina le debe 44.000 millones de dólares tras recibir una línea de crédito en el 2018, Guzmán dijo que el diálogo con el organismo se está dando de manera constructiva, pero que el programa económico del Gobierno no sería condicionado por el organismo.

El viernes la directora general del FMI, Kristalina Georgieva, también dijo que las conversaciones que la entidad tuvo con representantes argentinos fueron favorables y que trata de hacer todo lo posible para ayudar al país sudamericano.

Comenta