Banco de Chile define los detalles sobre liquidación de SM-Chile en histórica junta ad portas del pago de deuda subordinada

banco de chile

La industria financiera nacional vivirá un hito histórico el próximo 30 de abril, cuando se concrete el pago de la última cuota de la deuda subordinada que la matriz de la entidad mantiene con el Banco Central.




La industria financiera nacional se apronta a vivir un hito histórico el próximo 30 de abril, cuando se concrete el pago de la última cuota de la deuda subordinada que la matriz del Banco de Chile, SM Chile, mantiene con el Banco Central, finalizando el proceso de normalización de la banca tras la crisis financiera de los años ´80.

En su Junta Ordinaria de Accionistas, celebrada hoy, la entidad bancaria aprobó el reparto de utilidad líquida distribuible ($ 3,52 por acción) correspondiente al ejercicio 2018, lo que habilitará el pago de la cuota restante para extinguir la deuda 17 años antes de lo originalmente pactado.

Posterior a esta cita, y como consecuencia directa del acuerdo alcanzado, se realizaron las juntas Ordinaria y Extraordinaria de Accionistas de SM-Chile, sociedad matriz del Banco de Chile. En esta última, se trataron materias relacionadas con la liquidación y disolución de la sociedad y su filial Sociedad Administradora de la Obligación Subordinada (SAOS), que fueron creadas para hacerse cargo de la administración y pago de la obligación.

El Presidente del Banco de Chile, Pablo Granifo, expresó que "durante los últimos 20 años la administración del Banco ha mantenido una estrategia consistente y exitosa que ha permitido pagar la deuda subordinada en un plazo inimaginable en sus orígenes. La extinción de la deuda subordinada traerá consigo un importante cambio en la presencia bursátil de la acción del Banco de Chile, que incrementará su free float sobre 40%, elevando la ponderación de la acción en los principales índices de referencia locales y extranjeros".

En la junta extraordinaria de SM-Chile se designó una Comisión Liquidadora, la que -una vez pagada la obligación subordinada y cumplidas las formalidades que dan cuenta de la disolución de la sociedad-, procederá a distribuir entre los accionistas de SM-Chile, las acciones Banco de Chile de su propiedad y las acciones Banco de Chile de propiedad de su filial SAOS, éstas últimas prendadas en favor del Banco Central.

A la vez, la Comisión Liquidadora será la encargada de efectuar el pago de un dividendo adicional para los accionistas –proposición aprobada por la Junta Ordinaria de Accionistas de SM-Chile-, a partir de la diferencia que se genere del monto destinado a pagar la deuda. La fecha de pago del dividendo adicional y la distribución de las acciones será comunicada oportunamente a los accionistas, estimándose que el pago ocurrirá en el mes de mayo y la distribución de las acciones en mayo o junio próximos.

Cabe recordar que el proceso operativo de distribución de las acciones Banco de Chile es automático para el accionista, sin que estos tengan nada que hacer al respecto.

Con todo, las acciones de SM-Chile dejarán de transarse en bolsa en la fecha que se fije como cierre del registro para la distribución de las acciones del Banco de Chile. Después de ocurrido lo anterior, no habrán nuevos repartos de dividendos ni activos que distribuir entre los accionistas, por lo que se procederá a solicitar el término de la inscripción de las acciones de SM-Chile en los registros de las bolsas de valores del país.

Comenta