BHP presenta oferta de bonos por $15,5 millones al sindicato de Escondida

La propuesta, que considera préstamo blando y otros estímulos a sus 2.500 trabajadores, está lejos de lo que buscan los trabajadores, que llega a unos $26 millones.


Antes de alcanzar el plazo estipulado, la administración de Minera Escondida -perteneciente a BHP- presentó su respuesta a la solicitud que el sindicato, integrado por alrededor de 2.500 trabajadores, le entregó hace unas semanas en el marco de su negociación colectiva, ofreciendo como bono por término de negociación (BTN) $13,5 millones, cifra a la que se suma un préstamo blando por $ 2 millones, totalizando así beneficios por $15,5 millones.

Si bien la compañía, pensaba realizar esta oferta el 23 de julio, fuentes cercanas al proceso comentaron que con este adelanto la firma buscaría frenar la estrategia confrontacional que el sindicato habría registrado en los últimos días, y también dar una señal de que las pretensiones de un BTN por $25 millones, que es lo solicitaron los trabajadores, está lejos de alcanzarse.

“Hemos aprendido del proceso anterior y escuchado lo que nuestros trabajadores querían decirnos. Esta propuesta se enmarca dentro de ese espíritu, proponiendo un BTN competitivo dentro de la industria”, destacó el vicepresidente de Asuntos Corporativos de Minera Escondida, Patricio Vilaplana.

La oferta también considera la extensión de beneficios a trabajadores no sindicalizados, la renovación de la jornada excepcional por tres años, licitación de isapre, actualización de prácticas operacionales e incentivos de resultados excepcionales de hasta $5 millones.

Además, un reajuste por IPC, mantención de las coberturas de salud, mejoras en las becas de estudio y en los planes de salida, reduciéndose la edad para postular a 52 años si se cuenta con 25 años en la empresa.

“Esperamos que los trabajadores valoren el esfuerzo que está realizando la compañía por entregar esta oferta que es sustentable, así como nosotros valoramos la disposición al diálogo del sindicato”, concretó Vilaplana.

Esta es la tercera vez que los trabajadores y la empresa se sientan a conversar, luego de que en 2017 la negociación colectiva fracasara generándose una huelga de 42 días, tras lo cual hubo nuevos intentos en marzo de este año, a través de una negociación anticipada, que tampoco obtuvo resultados.

Seguir leyendo