Chile cae cuatro puestos en ranking mundial de pensiones de Mercer y sale del top 15, aunque sigue liderando en Latinoamérica

Eso sí, en esta medición no se alcanzó a incorporar del todo el impacto de los retiros de AFP. Entre los 43 países estudiados en el mundo, Chile bajó del puesto 12 al 16, manteniendo el puntaje del año anterior. El que ganó a nivel global fue Islandia, que por primera vez se incorporó en el listado.




El año pasado el sistema de pensiones de Chile bajó del top 10 mundial, y este año cayó del top 15. Eso es lo que revela la decimotercera versión del Índice Mundial de Pensiones de Melbourne Mercer 2021, donde el país bajó del lugar 12 al 16, dentro de un ranking que considera a 43 naciones.

Pese a lo anterior, Chile sigue liderando en Latinoamérica y su puntaje se mantuvo igual que en la edición anterior, en 67 puntos, ya que “las ganancias derivadas de las mayores tasas netas de reemplazo, en gran medida gracias al alza del Pilar Básico Solidario, fueron compensadas por las menores tasas de participación en la fuerza laboral a edades más avanzadas”, explica Daniel Nadborny, CEO de Mercer Chile.

Así las cosas, entre los factores que influyeron para que Chile bajara en el ranking, hay dos temas. Primero, que ingresó un nuevo país al listado, Islandia, que tras su debut se posicionó en el primer lugar a nivel mundial. En segundo lugar, mientras Chile mantuvo su puntaje, otros países lograron aumentarlo, como fue el caso de Irlanda, Suiza y del Reino Unido.

El informe elaborado por Mercer y el CFA Institute señala que Chile podría mejorar su puntaje si hace algunos cambios, entre ellos, aumentar la edad de jubilación de las mujeres y subir el nivel mínimo de apoyo para las personas más pobres.

A nivel global, después de Islandia se posicionaron Holanda, Dinamarca, Israel, Noruega, Australia, Finlandia, Suecia, Reino Unido, Singapur, Suiza, Canadá, Irlanda, Alemania y Nueva Zelanda. Al ver los países de la región, el que le sigue a Chile es Uruguay en el lugar 20, mientras más atrás se ubican Colombia, en el 25, y Perú, en el 29.

Análisis por ítem

El informe de Mercer mide tres pilares. En “integridad”, donde se considera la regulación (que el sistema no cambie de forma estructural cada poco tiempo, y que el regulador sea sólido), gobernanza, transparencia a los afiliados y costo operacional, Chile prácticamente no registró variación, pasando de 79,6 a 79,3 puntos, quedándose con el puesto número 17 a nivel mundial.

En “sostenibilidad”, que evalúa qué porcentaje de la población cubre (total y lagunas), el nivel de la tasa de cotización, demografía (envejecimiento de la población), deuda gubernamental y crecimiento económico del país, bajó 1,2 puntos, desde 70 a 68,8.

Pese a esta baja en la sostenibilidad del sistema, sigue siendo el área mejor evaluada del país, pues se ubica en séptimo lugar en el ranking. Esto se explica principalmente gracias al alto ahorro y la obligatoriedad de cotizar, pero se vio levemente afectado en 2021 por la relación entre activos y PIB.

“Debido a los retiros, los activos hasta comienzos de 2021 se redujeron, pero también el PIB a causa del Covid-19. Esperamos que este efecto se vea completamente reflejado a partir de 2022″, detalla Nadborny.

En tanto, en “adecuación”, Chile subió desde 56,6 a 57,6 puntos, quedándose con el lugar 30 del ranking global. Esta área, entre otras cosas, mide los beneficios que paga el sistema, su diseño y el apoyo del gobierno.

Diferencias por género

El estudio también incorporó un capítulo especial, donde se muestra que los sistemas de pensiones pueden contribuir en gran medida a reducir la brecha de género que hay en las jubilaciones de todo el mundo. Los países de la OCDE, en promedio, muestran una brecha cercana al 30%.

“Las causas son diversas y variadas. Todos los países y regiones tienen problemas relacionados con el empleo, el diseño de los sistemas de pensiones y las cuestiones socioculturales, que colocan a las mujeres en una situación mucho más desfavorable que los hombres en lo que respecta a ingresos de jubilación”, señala el CEO de Mercer Chile. Y entrega varias recomendaciones para reducir esta brecha, entre ellas, bajar y preferentemente eliminar la pobreza en la vejez, que es mayor entre las mujeres; y disminuir la desigualdad causada principalmente por las diferencias en el empleo y, por lo tanto, en el monto de las contribuciones que se pagan para la futura pensión.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.