Chile será el tercer país con mayor crecimiento de Latinoamérica en 2021

El Gran Santiago completo permanece en cuarentena desde el 15 de mayo pasado.

De acuerdo con el Consensus Forecasts de julio, la actividad económica se expandirá 4,9% el próximo año. Los economistas afirman que es clave para apuntalar el repunte el plan de reactivación que trabaja el gobierno.




Seguramente el crecimiento de junio se contraerá en torno a 15% y con ello el segundo trimestre será el más malo desde mediados de los años 80 con una baja también del orden de 15%.

Todo eso el mercado ya lo tiene internalizada al igual que la visión de que el Producto Interno Bruto (PIB) mostrará caídas de orden de 7%. Ese cuadro forma parte del escenario base de los departamentos de estudios de los bancos y consultoras.

De hecho, el último Consensus Forecasts correspondiente a julio ve una merma en el PIB para el país de 6,7% acercándose al piso del rango que entregó el Banco Central en su último Informe de Políticas Monetaria (Ipom) de julio de -7,5%. Con esa previsión, el país será el séptimo con la tasa de crecimiento más baja de Latinoamérica ubicándose sobre las caídas de Brasil, Ecuador, México, Argentina, Ecuador y Venezuela. (Ver infografía)

Si bien el retiro del 10% de los fondos de pensiones permitirá dar un impulso al consumo, no alcanza a cambiar en demasía el escenario de los economistas. “Para este año proyectamos una contracción del PIB dentro del rango -7,5% y -6,5%, eso incluido el retiro de fondos de pensiones, donde esperamos algún efecto positivo en consumo”, afirma la economista de EuroAmerica, Martina Ogaz.

Lo que aún está en desarrollo es el rendimiento que mostrará la actividad en 2021. Y esa realidad para el país es más auspiciosa, eso al menos en el papel, puesto que las proyecciones del Consensus lo sitúan como el tercer país con el mayor crecimiento de la región con una tasa de expansión de 4,9%, siendo superado solo por Argentina y Perú. No obstante, más allá de que haya una importante tasa de rebote, los expertos ya han advertido que el nivel de PIB previo a la crisis se recuperará recién hacia 2022, por lo que queda bastante camino por recorrer. “Para 2021 estimamos un crecimiento PIB dentro del rango 5% y 6%. Esta proyección recoge el acuerdo por US$12.000 millones alcanzado entre gobierno y oposición, aunque creemos que este debería volver a ser evaluado tanto en su financiamiento como en su uso”, comenta Ogaz.

Los economistas coinciden en que el plan de reactivación que prepara el gobierno es clave, pues será un motor trascendental para apuntalar el sector privado. Felipe Ruiz, economista de Bci subraya que “los programas de apoyo a la economía serían determinantes para establecer el ritmo de recuperación económica para los próximos trimestres, sujeto también a la evolución de la pandemia. Estos programas podrían estar enfocados en impulsar la inversión y el consumo privado, fortaleciendo el mercado laboral y entregando incentivos a la inversión privada”.

Coincide en esa opinión Matina Ogaz, quien sostiene que sí es importante, “sobre todo por los efectos que ya se están evidenciando en el mercado laboral y que podrían perdurar por mucho más tiempo dadas las medidas de distanciamiento social que continuarían pese al fin de la cuarentena”.

Por ello, añade que “esperamos que estas medidas se enfoquen principalmente en el sector servicios, dado que este ha sufrido los mayores efectos, además de ser un sector intensivo en empleo y componente importante del PIB del país”.

Una visión más cauta es la que entrega la economista jefa de Banchile, Carolina Grünwald: “si bien el plan de recuperación es importante principalmente porque el shock ha sido más largo que lo anticipado, el tema de la incertidumbre está jugando cada vez un rol más importante. Donde temas como el orden público y la realización del plebiscito toman relevancia. Recordemos que la incertidumbre es gran enemiga de la inversión, de la cual depende el crecimiento económico”. Carlos García, académico de la U. Alberto Hurtado acota que “lamentablemente, en un escenario sin vacuna o que esta llegue al país avanzando el año 2021, es menos probable que se alcance una recuperación en torno a 5%”.

Comenta