Clínica Alemana acusa el golpe de la pandemia y despide a más de un centenar de trabajadores

Los pacientes de Covid-19 son tratados en áreas aisladas para prevenir la transmisión del virus. Foto: Andrés Pérez

La Asociación de Clínicas de Chile advirtió que entre marzo y junio todos sus centros asociados han experimentado pérdidas estimadas que superan los $75 mil millones.




La situación de las clínicas es compleja por los efectos de la crisis del Covid-19. Para la industria, en abril ya la situación era compleja al tener que reducir sus operaciones ante las medidas de confinamiento pero, qué duda cabe, este escenario se ha empeorado conforme se ha dilatado la puesta en marcha de la economía.

En línea con una fuerte caída del 75% en sus ingresos durante todo este tiempo de pandemia, la Clínica Alemana tuvo que despedir a 107 trabajadores, que en su mayoría se desempeñaban en áreas administrativas. La cantidad de personas desvinculadas representa un 2,4% del total de quienes laboran en esa organización.

De acuerdo a lo señalado por Clínica Alemana, en los últimos meses, se habrían estado tomado una serie de medidas administrativas y financieras. Entre ellas, importantes ajustes al presupuesto, paralización de los proyectos de inversión, compromisos financieros, reconversiones de personal en distintas funciones, y reducción en la dieta del Directorio y de los cargos administrativos superiores de la organización.

Pero pese a lo anterior, “estos esfuerzos no han sido suficientes y esta semana se han debido tomar medidas adicionales que permitan dar sustentabilidad a la operación de Clínica Alemana”.

Consultada por si se habrían adherido a un parte de sus trabajadores a la Ley de Protección al Empleo, Clínica Alemana aseguró que, a diferencia de las demás ellos no han hecho uso de esta política pública.

En una especie de balance general al cierre del 6 de julio, la Asociación de Clínicas de Chile advirtió que entre marzo y junio todos sus centros asociados, muy en línea con lo acusado por Clínica Alemana, han experimentado pérdidas estimadas que superan los $75 mil millones.

Señalan que el grueso de los asociados, además de haber paralizado las cirugías y las consultas, no han logado cubrir los costos de atención fijados por la autoridad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.