CMF evalúa volver a flexibilizar provisiones para que bancos puedan hacer más refinanciamientos de créditos a personas y empresas

joaquin cortez

Desde la Abif dijeron que “la disposición de los bancos es a mantener un monitoreo para buscar que la capacidad de pago se mantenga (...) si eso obliga a hacer nuevas renegociaciones, es una situación en desarrollo”.




La Comisión para el Mercado Financiero (CMF) está evaluando volver a flexibilizar provisiones a la banca para que puedan refinanciar nuevamente créditos a personas y empresas.

“Todavía no lo hemos decidido, pero estamos estudiando si se requieren mayores postergaciones y estas facilidades para que la banca no constituya provisiones”, dijo este jueves el presidente de la CMF, Joaquín Cortez.

La banca tampoco lo descarta, pero para ello están monitoreando cómo evoluciona la pandemia.

El presidente de la Asociación de Bancos (Abif), José Manuel Mena, dijo que “la disposición de los bancos es a mantener un monitoreo para buscar que la capacidad de pago de los clientes se mantenga (...) si eso obliga a hacer nuevas renegociaciones, es una situación en desarrollo. En ese sentido, esperamos siempre con la CMF y las otras instituciones del mercado de capitales, del Estado y del gobierno, tener esa capacidad de monitorear y buscar alternativas para lo que venga. Claramente, si este problema sanitario no se resuelve ni siquiera este año, estamos en un escenario extremadamente difícil. ¿Qué va a pasar en junio? Lo estamos monitoreando”.

Cortez agregó que “es algo que estamos evaluando, estamos evaluando si es necesario extender un poco más el período”.

Lo anterior, considerando que en abril la CMF anunció que se congelaban las provisiones en algunos casos, para que los bancos pudiesen refinanciar créditos con más facilidad para empresas y personas.

Este tratamiento excepcional que informó hace dos meses la CMF estará vigente hasta el 31 de julio, y considera flexibilidades de provisiones para distintos plazos según tipo de crédito, siempre y cuando sean deudores que se encuentren al día o tengan una mora no superior a 30 días.

Según cifras de la CMF, al 29 de mayo se habían reprogramado créditos a un total de 1.053.726 clientes, de los cuales 602 mil pertenecen a la cartera de consumo, 300 mil a la cartera hipotecaria y 151 mil a la cartera comercial (grupal), representando en conjunto el 16,6% del número total de deudores minoristas. El volumen agregado de las operaciones reprogramadas asciende a US$35 mil millones, monto equivalente al 28,9% de la cartera de colocaciones en el segmento elegible o 14,1% del PIB.

En segmento hipotecario

Así, la flexibilización de provisiones definido para el segmento hipotecario, consideraba un máximo plazo de gracia o de prórroga de dividendos de 6 meses, por lo que los que postergaron créditos en abril, tendrían que empezar a pagar sus compromisos cerca de octubre.

En tanto, en créditos comerciales, se fijó en cuatro meses, por lo que los vencimientos empiezan en agosto. Por otro lado, en consumo se fijaron tres meses, por lo que los vencimientos están más cerca de julio si el refinanciamiento se hizo en abril.

Eso sí, luego la CMF amplió el plazo de gracia en créditos comerciales, para hacerlo calzar con el programa Covid de préstamos con garantía estatal para pymes, por lo que para este segmento quedó en seis meses. Así, los vencimientos de las empresas que accedieron a estas líneas, están más cercanos a noviembre.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.