CMF multó a Unnio Seguros Generales por infringir normas sobre información financiera

CMF

El regulador afirmó que la compañía presentó estados financieros que no incorporaron las sumas obtenidas en virtud de dos acuerdos de conmutación, que equivalían a cerca de US$ 15 millones, cifra que correspondían a casi el doble de su patrimonio en ese entonces.


La Comisión para el Mercado Financiero (CMF) decidió multar con 2.000 UF, monto equivalente a casi $ 67 millones, a Unnio Seguros Generales por infracciones a la normativa sobre información financiera de las compañías de seguros.

Así lo informó esta mañana la entidad colegiada, en una resolución que también extiende las mutlas a sus directores y al gerente general de la aseguradora. El procedimiento sancionatorio fue instruido por la Unidad de Investigación, y el Consejo de la CMF acordó sancionar a la compañía por la información de sus estados financieros, presentados entre los años 2018 y 2020.

Entre dichos años, Unnio Seguros Generales informó ganancias por $ 2.427,12 millones.

En lo que va del año, la aseguradora acumula ganancias por $868 millones en su última línea, cifra que representa un 180% por sobre lo obtenido en igual período de 2021.

Según informó la entidad reguladora, las multas para los directores Egle Pulgar Jimeno, Matías Williams Ossa, Diego Panizza Miller, José Tomás Sojo y Fernando Concha Mendoza alcanza la suma de 600 UF, cifra que al valor presente de la unidad indexada llega a los $ 20.090.964.

La sanción se les aplica por su falta de diligencia al no procurar que los reportes entregados “reflejaran correctamente la situación financiera de la Compañía”, afirmó la CMF.

Asimismo, se multó a su gerente general, Juan Ignacio Álvarez Troncoso, bajo los mismos términos, por “su responsabilidad en la preparación y entrega de información financiera no fidedigna a la CMF”.

Las razones de la multa

Según consta en la resolución sancionatoria, el consejo determinó que tanto la compañía de seguros como sus directores y gerente general incurrieron en infracciones a la normativa sobre información financiera de las Compañías de seguros.

El regulador afirmó que la compañía de presentó estados financieros que no incorporaron las sumas obtenidas en virtud de dos acuerdos de conmutación, que celebró con dos reaseguradoras, y que equivalían a cerca de US$ 15 millones, cifra que correspondía a casi el doble de su patrimonio en ese entonces.

En virtud de dichos acuerdo, Unnio puso término a dos contratos de reaseguro celebrados con sus reaseguradores. Así, los reaseguradores quedaron liberados de sus obligaciones, a cambio de la suma que se pagó a Unnio, para que esta, a su vez, pagara los siniestros a los asegurados.

Dicho monto fue administrado de forma separada al resto de las operaciones de la compañía, ya que Unnio manifestó estar actuando como administradora por cuenta de terceros, razón por cual no incorporó dichas operaciones y fondos en sus reportes y estados financieros.

De esta forma, la compañía no informó las sumas recibidas, las cuentas en las que mantenía dichos fondos, ni las inversiones que realizó con ellos. Finalmente, los saldos fueron informados parcialmente a medida que se pagaban los siniestros.

En el desarrollo del procedimiento, el consejo arribó a la convicción de que tanto el gerente general, como los directores mencionados anteriormente infringieron el deber de cuidado y diligencia.

En su comunicación, la CMF afirma que las conductas sancionadas “afectan los distintos pilares que están detrás de la legislación, como lo son la confianza, la transparencia y la calidad de la información”.

“Los incumplimientos detallados propiciaron que la Compañía no mostrara sus reales índices de solvencia, toda vez que no se informaron los montos relacionados a los acuerdos de conmutación, ni los efectos de terminar los contratos de reaseguro en dichos indicadores. De esta forma, no solamente se afectaron los intereses del mercado en general, sino que también la información que se entrega a los asegurados y distintos stakeholders que participan en el mercado asegurador, lo que fue estimado como una conducta grave por parte del Consejo”, concluyó la CMF.

Sigue en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.