Una herencia y un almuerzo en el Tiramisú: los episodios del último caso de información privilegiada

Ayer, la CMF sancionó al director de INVERCAP, Felipe Navarrete, y a sus hermanas por comprar acciones de CAP en posesión de información privilegiada. En 222 páginas, el organismo dio cuenta de toda la investigación. Los Navarrete negaron los hechos. Y el principal sancionado fue enfático: "No, no les hice ninguna recomendación, ni comunicación con ellas (sus hermanas). Para mí es un tema de trayectoria, si el día de mañana me pasan X cantidad de dinero, sé que voy a invertir en CAP”.


4 de enero de 2021, a las 11:30 horas. El director de Invercap, Felipe Navarrete llegó a una oficina comercial del Banco de Chile ubicada en Apoquindo. Se reunió ahí con sus hermanas Ruth y Anamaría y les entregó un cheque, fruto de la repartición de la herencia de su padre. A las 13:00 horas, almorzarían los tres en el restaurante Tiramisú. Y las hermanas instruirían a BCI Corredores de Bolsa la compra de acciones de CAP y su forma de financiamiento.

Un año y medio después, tal hecho sería la antesala de un nuevo caso por información privilegiada. Ayer, la Comisión de Mercado Financiero sancionó a Navarrete con una multa de UF 10.000 por comprar acciones utilizando justamente información privilegiada y comunicar dicha información a sus hermanas; quienes fueron sancionados con UF 2.000 cada una por no inhibirse de operar estando en posesión de esa información.

En 222 páginas, el regulador dio cuenta de toda su investigación con los datos y testimonios para llegar a la sanción.

Todo partió un mes antes de la referida reunión de los hermanos Navarrete.

El 4 de diciembre de 2020, el presidente del directorio de Invercap, Stefan Peter, informó a la mesa -en la que estaba Navarrete- que la sociedad M.C Inversiones Limitada podía estar interesada en vender un paquete accionario equivalente al 6,77% de CAP. De materializarse, Invercap pasaría a tener el 41,6% de las acciones emitidas por CAP pudiendo escoger 4 de los 7 directores.

Tres días después, mediante correo electrónico y WhatsApp, Navarrete instruyó a la ejecutiva de BCI Corredores de Bolsa, Paula Polanco, la adquisición de 50.000 acciones de CAP mediante operaciones simultaneas. Entre el 7 de diciembre y el 5 de enero se desarrollaron varias compras por parte de Navarrete.

Contactos desde el Tiramisú

Fueron 2 horas y 45 minutos. Eso duró el almuerzo de los tres hermanos en el Tiramisu. En ese lapsus de tiempo, fueron múltiples los contactos entre los Navarrete y el BCI.

A las 12:55 de ese 4 de enero, 5 minutos antes que llegaran sus hermanas, Felipe Navarrete se contactó con Carolina Tagle, ejecutiva de negocios de BCI CB. Los llamados entre ambos se repetirían a las 14:12 y 14:34 horas.

A las 14:12, mediante WhatsApp, Ruth Navarrete le instruyó a la misma Carolina Tagle, la compra de 41.926 acciones de CAP por $406 millones, así como su financiamiento parcial por medio de una operación a plazo por 12.198 acciones de CAP realizada con una venta al contado por $118 millones y una compra a plazo por $119 millones, que se realizaría el 6 de enero. En la noche, Ruth se retractaría. Haría llegar un correo a Tagle con copia a Felipe, para que sólo comprara 41.946 acciones.

En el restaurante, Ruth le entregó el cheque a su hermano con el que pagó parte de la compra de los papeles, para que lo llevara a BCI CB.

A las 14.40 fue el turno de Anamaría. A esa hora, la llamó Carolina Tagle. El mecanismo fue similar. La hermana instruyó la adquisición de 41.850 acciones de CAP por un monto de $405 millones que se ejecutó el 5 de enero, así como su financiamiento parcial por medio de una operación a plazo por 12.028 acciones de CAP con una venta al contado por $115 millones y una compra a plazo por otros $115 millones que se efectuaría el 11 de enero.

A las 14:45 horas, Felipe Navarrete pagó la cuenta del restaurante con su tarjeta de débito del Banco de Chile.

El 15 de enero se se firmó un acuerdo de confidencialidad, entre Invercap y M.C. Inversiones, en virtud del cual las partes acordaron iniciar los análisis para concretar un eventual traspaso del paquete de acciones de CAP. El 12 de febrero de 2021, se informó M.C. había aceptado la oferta vinculante realizada por INVERCAP por un precio por acción de US$10,67. La operación implicaría US$108 millones que sería financiado finalmente por Banco de Chile.

El 19 de febrero de 2021, Invercap emitió un hecho esencial informando la concreción de la transacción.

Herencia por $300 millones

El 25 de octubre de 2021, Felipe Navarrete declaró ante la Unidad de Investigación. La CMF llevaba ya tres meses investigando los hechos antes descritos. En julio, la Dirección General de Supervisión de Conducta de Mercado (DGSCM) había denunciado internamente ante el Fiscal de la Unidad de Investigación los hallazgos obtenidos tras el hecho esencial de febrero de 2021.

Una herencia por unos $300 millones que recibiría de su padre fue el argumento base planteado por Navarrete para impulsar la compra accionaria que luego configuraría parte del ilícito. Así al menos lo señaló él: “La venía pensando porque el precio del hierro tenía una súper buena expectativa, los informes que aparecían en el mercado eran favorables, eso me decidió a poder invertir, y lo más importante respecto de la decisión de compra fue el hecho de que en unos pocos días iba a recibir una cantidad importante de la herencia de mi padre”. Y profundizó: “En diciembre yo compré 50.000 acciones, éstas se financiaron con simultaneas, por ello tiene un T+2 para pagar, entonces, las acciones que compro las vendo y luego las vuelvo a comprar con un plazo de 180 días. El pago del 22 de diciembre de 2020 fue con ahorros personales, y el pago del 5 de enero de 2021, fue con los fondos de la recepción de la herencia”.

Según explicó su padre tenía una cuenta corriente en el Banco de Chile con cerca de $1.070 millones, y $800 millones de fondos mutuos (menos los $300 millones de impuesto a la herencia). Se emitieron cinco vale vistas y los depositaron en la cuenta corriente de Felipe Navarrete. De los $1.500 millones se repartieron $300 millones para cada uno de los cinco hermanos: los ya mencionados, más Carlos y Gonzalo.

El director de la compañía negó haber realizado alguna recomendación hacia sus dos hermanas. “El mismo día que repartí la plata a mis hermanas, fue el día que almorzamos en el Tiramisú, y fue el día que me contaron que habían comprado acciones de CAP”, declaró. “No, no les hice ninguna recomendación, ni comunicación con ellas. Para mí es un tema de trayectoria, si el día de mañana me pasan X cantidad de dinero, sé que voy a invertir en CAP”.

La primera vez que las hermanas Ruth y Anamaría hicieron operaciones de simultáneas fue justamente en ese marco, según declaró Carolina Tagle de BCI.

Anamaría Navarrete diría que compró 40.000 acciones de CAP; que tenía otra de 2007, cuyo monto serían unos $30 millones. Y que tres o cuatro años antes habría adquirido otros $10 millones. “En este caso, la decisiones que tomé, las tomé porque mi papá trabajaba en CAP y eso me daba mucha seguridad”, atestiguó el 2 de diciembre del año pasado. Aseguró que lo habló con su marido y su hermana. “A Felipe, mi hermano, no le consulto, a él lo veo poco, obviamente cuando quiero hacer algo, le pregunto y él me dice sí o no, pero no somos yuntas”.... tal argumento lo repetiría.

“Yo estaba almorzando con mis hermanos cuando recibimos la plata, yo llamé a mi ejecutiva para comprar acciones de CAP, y ella me pregunto si iba a tomar simultáneas. Ahí mi hermana Ruth me explicó, llamé en altavoz a la Carolina, ella también me explicó y me pareció bien, entonces decidí invertir. Todo esto pasó en el restorant, y a esa altura Felipe no había llegado todavía al Tiramisú”.

Ruth reafirmó lo antes señalado: “La decisión de comprar CAP fue a fines de diciembre y principios de enero de 2021, porque sabía que me iba a llegar esta plata”. “En ningún momento consulté la opinión de mi hermano con respecto a esta inversión, no tenía nada que consultarle porque para mí era lo obvio que iba a hacer, mi hermana iba a hacer lo mismo que yo, no había mayor análisis adicional a los informes que llegaban de BanChile, el precio estaba bueno y se esperaba que aumentara más”.

Días después, el 17 de enero pasado, el fiscal formuló los cargos contra los tres hermanos. Y si bien, el 4 de marzo los Navarrete presentaron sus descargos, el 5 de mayo el fiscal remitió el informe final a la Comisión de Mercado Financiero con todo el expediente que derivó en las sanciones.

Sigue en Pulso

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.