David Bravo: “Es necesario tener un mecanismo institucional que permita vincular registros”

Autor: Pía Toro

En 2016, el académico y economista de la UC, ya advertía del desencaje que estaban teniendo las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) con los datos administrativos del Estado


En 2016, el académico y economista de la UC, David Bravo, ya advertía del desencaje que estaban teniendo las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) con los datos administrativos del Estado. Durante este año, este problema ha tenido mayor importancia e incluso el gobierno ha tomado cartas en el asunto y anunció una serie de medidas, como firma de convenios y mejorías en las encuestas. En este contexto, Bravo defiende la calidad de las estadísticas, pero dice que las mejorías son urgentes.

¿Cómo evalúa la calidad de las estadísticas de Chile?

-Las estadísticas en Chile, comparativamente en América Latina, son de alta calidad. Chile tiene una larga tradición de encuestas y, por otro lado, tiene una buena base de registros administrativos. Sin embargo, mantener la alta calidad es un esfuerzo continuo y que requiere recursos técnicos y económicos. En relación con las encuestas, es probable que se hayan visto afectadas por la antigüedad del marco muestral debido al fracaso del Censo 2012, cuestión que va en vías de ser resueltas. En relación con los registros administrativos, estos no han sido bien aprovechados ni disponibilizados estadísticamente.

¿Cómo mejorar hoy las diferencias que se presentan?

– Es una tarea que se debe adoptar con carácter de urgencia frente a las discrepancias que mes a mes quedan en evidencia. Por una parte, el INE debe tomar la iniciativa y hacer un análisis autocrítico y tratar de explicar las diferencias encontradas y, en lo posible, corregir lo que sea necesario. Algo como eso ya lo hizo recientemente en relación con su índice de remuneraciones. Falta el análisis sobre empleo. Es deber de las autoridades (Hacienda o Trabajo) realizar un análisis detallado de estas discrepancias y corregirlas, por cuanto están afectando las expectativas económicas.

¿Cómo se puede hacer más accesible los datos administrativos?

– Esto lo pueden hacer las autoridades liberando la información de forma anónima pero permitiendo que se puedan vincular los registros de individuos y empresas (por ejemplo, en el caso de la base del seguro de cesantía y en el de los registros de cotizaciones) entre los distintos meses.

¿Es necesario un sistema único? ¿En qué entidad debería estar alojado?

– No es necesario un sistema único para efectos de los registros de empleo. Sí se puede hacer necesario tener un mecanismo institucional que permita vincular registros administrativos de las personas ubicados en distintas dependencias del Estado y cuidando la protección de los datos. El Consejo para la Transparencia podía ser una institución a cargo de esta tarea.

En este marco, ¿es necesario destrabar el debate y avanzar en el fortalecimiento y autonomía del INE?

– Lo fundamental y urgente es fortalecer al INE. El episodio del índice de remuneraciones así como la discusión actual, a mi juicio, evidencian debilidades en sus equipos técnicos. De allí que se haga fundamental que el INE cuente con más recursos técnicos y económicos. Sobre la autonomía, me parece menos relevante.

Seguir leyendo