Del papel a la pantalla: cómo funciona la salud digital en Chile

La Ficha Clínica Electrónica y la aplicación de telemedicina, son algunos de los principales avances en la materia. Sin embargo, aún quedan desafíos por afrontar. El más importante: avanzar en una política nacional de ciberseguridad que considere el resguardo de la información de los pacientes que participen de este sistema.


Rentabilidad social y económica, ahorro y contención de costos, trazabilidad en las atenciones y mejorar la seguridad de la información de los pacientes, son algunos de los beneficios que busca la digitalización de la salud en Chile.

Todo esto en el marco de la "Agenda Digital 2020", que cuenta con seis compromisos dirigidos al fortalecimiento de los sistemas de información en el área de salud.

Uno de ellos se refiere a la "Ficha Clínica Electrónica". Esto, en el marco del "Sistema de Información de la Red Asistencial (Sidra)". En pocas palabras, la iniciativa busca sistematizar los datos relevantes en un solo documento para los diferentes niveles de atención. Además, pretende que los centros de salud puedan acceder a los antecedentes médicos de los pacientes sin importar la institución ni la ciudad a la que asistan.

Cómo funciona

Actualmente existen diversas plataformas inteligentes capaces de cruzar datos por medio de algoritmos, que son definidos de acuerdo a la información que vayan ingresando los funcionarios de los centros médicos.

"TrakCare", del proveedor de sistemas de software InterSystems, es una de las plataformas que opera en Chile. Este permite el almacenamiento de información de manera interoperable, es decir, puede leer los distintos formatos que manejan las instituciones de salud, pudiendo ser públicos o privados.

"Lo que es imperativo de estos sistemas, es que la información se tiene que compartir con los otros centros, para evitar, por ejemplo, repetición de estudios y dar los datos completos al clínico para atender a los pacientes", explica el Dr. Alfredo Almerares, consultor clínico de InterSystems.

Otra de las plataformas que opera para Fichas Clínicas, es Rayen Salud, que a través de módulos con múltiples campos de registro, los profesionales sanitarios pueden ingresar la información del paciente de acuerdo al tipo de atención.

"La Ficha Clínica Electrónica, claramente, fue el punto de partida de una serie de avances tecnológicos que se han incorporado en el sector salud", comenta Andrés Segovia, gerente corporativo de Nuevos Negocios de Rayen Salud, haciendo alusión a las nuevas tecnologías que se van desarrollando, como lo es la Telemedicina.

Esta tecnología permite una atención no presencial, la que "puede ser sincrónica o asincrónica, es decir, en vivo o con desfase de un tiempo de respuestas al paciente, dependiendo de la disponibilidad y urgencia", según explicó Almerares.

Si bien esta tecnología es reciente, ya ha operado. Por ejemplo, en centros de salud dentro del servicio de Talcahuano.

Desafíos y ciberseguridad

Una de las aristas más importantes en las tecnologías desarrolladas en el área de salud, es la ciberseguridad, la que hoy significa un desafío para las empresas especializadas en este tipo de software. Tal como lo menciona Marcos Vieyra, gerente comercial de Citrix en Chile -compañía que suministra tecnologías de virtualización de servidores-, "es necesario tener una política nacional de ciberseguridad, que impulse la creación de un marco en donde los datos de pacientes estén resguardados, sin temores de hackeos o fugas".

Por otro lado, desde Rayen Salud consideran que "la implementación de sistemas de información para los hospitales de alta y mediana complejidad, es un desafío que se tiene a corto plazo. Existen buenas experiencias de esta tecnología, por lo que llegó el momento de utilizar el conocimiento adquirido y democratizar estas soluciones en beneficio de las personas", dijo Segovia.

Comenta