Denuncias por acoso sexual laboral registran nuevo récord en el año de la pandemia

En 2020 se registraron 725 denuncias por vulneración a la normativa de acoso sexual. Del total, 279 de ellas fueron realizadas por mujeres, 23 de hombres, y la mayoría, 435, anónimas. La cifra total más que duplica el promedio de denuncias de este tipo en los últimos 14 años, y en los últimos tres suman 1.963 los casos.




En el año de la pandemia, las denuncias por acoso sexual laboral se dispararon hasta alcanzar un nuevo récord desde que se tiene registro. La tendencia alcista que se venía presentando desde el 2017 en adelante, en 2020, se reafirmó. Esto, pese a que gran parte de la población se mantuvo en teletrabajo producto de la pandemia.

La radiografía de esta situación la realizó la Dirección del Trabajo (DT) y se hizo pública en un evento de Deloitte llevado a cabo a finales de la semana pasada en el contexto de las actividades relacionadas al mes de la mujer.

En el estudio presentado por el organismo, que se titula “Investigación de Acoso Sexual en el Trabajo”, se cifra en 725 los casos por vulneración a la normativa de acoso sexual en 2020, esto es 6% más que en 2019, es decir 40 casos más que los 685 del periodo anterior.

Respecto de las causas que explicarían el incremento en 2020, Pedro Trevisan, socio de Deloitte Forensic, sostiene que “aunque existen una serie de factores que podrían explicar el aumento, también sabemos que el temor de las víctimas a sufrir represalias es uno de las grandes piedras de tope a la hora de denunciar. En este sentido, el distanciamiento físico con el victimario puede ser un factor que permita a la persona dar ese paso”.

A esto se le sumaría, dice Trevisan, el aumento de casos de ciberacoso, que tienen la particularidad de dejar evidencia electrónica de los hechos y “al abuso de poder (no solo jerárquico), que genera directamente, el temor a perder el empleo. Puede ser también uno de los elementos utilizados por el acosador”.

En el desagregado de los datos de la DT, 279 denuncias fueron realizadas por mujeres, 23 por hombres, y la mayoría, 435, fueron anónimas. La cifra total más que duplica el promedio de denuncias de este tipo en los últimos 14 años, y en los últimos tres suman 1.963 los casos.

Según datos a 2019 del Observatorio contra el Acoso Sexual en Chile, aproximadamente 1 de cada 2 mujeres (44%) ha sido victima de acoso sexual laboral, siendo las que tienen entre 27 a 38 años, las que más han vivido situaciones de este tipo.

Esos mismos datos a 2019 que expone el Observatorio contra el Acoso Sexual, son los que de cierta forma también se recogen en el informe de la DT. De hecho, la segunda causal por la que más se denuncian vulneraciones al código vienen dadas por mujeres que acusan haber sido víctimas de acoso por parte de otro trabajador.

En 2020 hubo un 28% menos de denuncias de este tipo, aunque la cifra (184), se situó sobre el promedio de los últimos 5 años. Esta causal solo es antecedida por aquella que responde a denuncias relacionadas a incumplimientos de la ley, en los reglamentos internos de las empresas (238).

La tercera causa de denuncia guarda relación la remisión de investigaciones a la autoridad -por parte de la empresa- (127). La cuarta causal, vuelve a poner a la mujer en el centro. Y es que 86 de las denuncias presentadas tienen que ver con que un empleado derivó el reclamo de una mujer acosada en el trabajo por un trabajador. En la vereda contraria, solo 18 hombres denunciaron en 2020 haber sido victima de acoso por parte de otro trabajador.

“Más allá del aumento de las denuncias en los últimos tres años (que llegan a 1.963 casos) estas cifras siguen siendo estadísticamente insignificantes, considerando que un 44% de las mujeres declara haber sufrido de acoso sexual laboral según el Observatorio. Esto debe ser un llamado de atención y a la acción para las empresas, que deben ser capaces de garantizar a sus trabajadores un espacio seguro”, sostiene Trevisan.

El papel de la DT

En el año de la pandemia, la Dirección del Trabajo realizó 762 fiscalizaciones por vulneraciones a la normativa de acoso sexual. La cifra es un 15% menos que el año anterior, pero se sitúa muy por sobre el promedio de fiscalizaciones realizadas por el organismo en los últimos 14 años.

Respecto de los motivos de las fiscalizaciones, estos van muy en línea con las causales de denuncias. Así, el primer motivo de revisión guarda relación con incumplimientos de la ley en los reglamentos internos. En orden le siguen las fiscalizaciones por denuncias de una mujer a compañero de trabajo, y tercero, aquella que se produce luego de investigaciones internas de las empresa.

Mirando el comportamiento por regiones, la Metropolitana concentra el mayor número de fiscalizaciones (214) y no muy lejos, le sigue la Región del Maule, con 189 casos. En contrapartida, y con 3 casos, Aysén es la registra el menor número.

Desde el organismo, la directora del Trabajo, Lilia Jerez, asegura que han adoptado medidas operativas y de capacitación de sus abogados, fiscalizadores y asistentes laborales receptores de denuncias, “para garantizar un oportuno y adecuado tratamiento de estas, con el fin de lograr que cese el acoso y se apliquen las sanciones correspondientes”.

Insiste en que “el trabajador que se sienta víctima de cualquier tipo de acoso laboral o sexual en su ambiente de trabajo, tiene el derecho a denunciarlo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.