El gobierno afina plan de apoyo para los trabajadores independientes con foco en tres ejes

06/04/2020 PASEO AHUMADA Mario Tellez / La Tercera

El primero apunta al grupo de trabajadores independientes que emiten boletas a honorarios, el segundo a los informales y el tercero a los empleadores que caben en esta categoría. Las medidas en estudio apuntan a entregar bonos, subsidios y créditos flexibles. Todas serían por un plazo no menor a dos meses.




El plan que lanzó el gobierno de US$11.750 millones para que las empresas y familias puedan sortear con relativo éxito esta tormenta en que se ha transformado el coronavirus parecería ser insuficiente. Y por ello el gobierno está afinando su próxima propuesta, que estará enfocada en los trabajadores independientes.

Durante la tramitación del proyecto de ley de protección al empleo, Hacienda y Trabajo iniciaron conversaciones con el senador y presidente de la Comisión de Trabajo, Juan Pablo Letelier (PS), donde se abordó la materia. Desde ese entonces, el Ejecutivo está explorando fórmulas para ir en ayuda de esas familias y complementar el bono de $50 mil por carga familiar. Esto quedó plasmado en el acuerdo alcanzado en la Comisión Mixta y que permitió destrabar el proyecto de ley de protección al empleo.

El nuevo plan del gobierno tiene tres ejes: el primero apunta al grupo de trabajadores independientes que emiten boletas a honorario. Este universo asciende a unos 500 mil. Para ellos, el trabajo del gobierno es “más simple” ya que tienen registro de cuánto es lo que reciben mensualmente. En este caso, la opción que se baraja es analizar los ingresos que han recibido durante los últimos tres a cuatro meses y luego sacar un promedio para determinar el monto del bono o subsidio.

De acuerdo al Ministerio del Trabajo, este grupo tiene además cobertura de previsión social, ya que los trabajadores a honorarios están cubiertos por la Ley 21.133, promulgada el 2 de febrero de 2019, la cual establece un mecanismo obligatorio y gradual en el pago de las cotizaciones para los independientes, para permitirles tener acceso a todos los beneficios de la seguridad social. Esto rige hasta junio de este año, por ello, también podría haber alguna extensión de ese beneficio hasta que se regularice la situación del país, y de esa manera, estos trabajadores mantengan su previsión social.

El segundo grupo son los trabajadores independientes informales. Esto son el grupo mayoritario ( 1,2 millones) y por ende más difícil de abordar. En este punto lo que se tiene en mente es entregar bonos directos. Lo que aún no está definido es el monto en cuestión, ya que al no tener registro es difícil cuantificar la ayuda.

El tercer grupo son los independientes empleadores. Acá el plan es dar facilidades de créditos y postergación de pagos. Todas las medidas serían por un período no menor a dos meses.

El trabajo está siendo realizado por los ministerios de Hacienda, Trabajo y el Servicio de Impuestos Internos. Las medidas serían anunciadas con mayor seguridad la próxima semana, ya que todavía se está en fase de análisis.

Este lunes en la tarde el ministro de Hacienda tuvo varias reuniones con representantes de los partidos políticos del oficialismo y la oposición. En paralelo a ello, recibió también propuestas para ayudar a los independientes. Una de ellas es la de Horizontal que propone que para el primer mes, el subsidio permitirá una cobertura del 70% de su sueldo (con tope de 650.000), la que irá disminuyendo los meses venideros por un plazo de cinco meses. Este subsidio se entregaría a independientes cuyas rentas regulares sean respaldadas con sus respectivas boletas a honorarios. Se estructurará mediante un mecanismo que permita que los aportes del Estado sean devueltos a él, mediante el ahorro futuro de los mismos beneficiados, por medio de cotizaciones laborales. Sebastián izquierdo, director Ejecutivo Horizontal dijo que “las soluciones para enfrentar el impacto económico del COVID-19 permiten dar una solución en el corto plazo, pero, considerando que también es necesario generar herramientas que incentiven dejar la informalidad laboral”.

Desde la DC, en tanto, le entregaron al ministro de Hacienda una minuta con una serie de medidas. En lo central piden “un programa de bonos masivos. Esto es, que diez millones de chilenos, dos tercios de la población en edad de trabajar, reciban cien mil pesos al mes por al menos tres meses. El costo sería aproximadamente 1,3 puntos del PIB”. Además, proponen “una devolución a trabajadores a honorarios del total de la operación renta 2020.Eso entregaría mayor liquidez a las familias y un alivio concreto más sustancial para este periodo”.

Comenta