El hidrógeno verde, la gran apuesta energética de Chile para las próximas décadas

Foto: Friso Gentsch/dpa

Este martes comienza el Summit Internacional del Hidrógeno Verde, instancia donde el gobierno dará a conocer la estrategia nacional para este energético. El plan contempla comenzar a producir hacia fines de la década y a 2050, alcanzar en tamaño al mercado del cobre.




Hidrógeno verde es la gran apuesta de Chile en materia energética para los próximos años. Se trata del denominado “combustible del futuro”, que ocupa como principal insumo la producción de electricidad. Y como Chile pasó en apenas unos años de ser deficitario a rico en energías -gracias al auge de las renovables y a las buenas condiciones de sol y viento en el país- hoy se piensa en producir, exportar e incluso ser líderes mundiales de este mercado.

El interés local por este energético es tal que hoy, en el contexto del primer Summit Internacional del Hidrógeno Verde -que se realizará de manera online y que será inaugrado por el Presidente Piñera- se dará a conocer la estrategia nacional para el hidrógeno verde, que contendrá los lineamientos para su desarrollo y producción a gran escala en Chile.

A continuación, cuáles serán los principales temas de debate en torno al denominado “combustible del futuro”.

1- ¿Qué es el hidrógeno verde?

Es un combustible que no genera emisiones, pues su único residuo es el agua, y es altamente eficiente: un kilo de hidrógeno permite que un vehículo se mueva 100 kilómetros.

Es además el elemento más común en el universo y, de hecho, 2/3 del sol son hidrógeno. Está en el agua también. Pero de forma natural no se encuentra solo y para separarlo, se requieren altas cantidades de energía. Y es ahí donde entra Chile y su capacidad instalada solar y eólica. De hecho, se cree que Chile podría producir un kilo de hidrógeno en US$1,5, unos $1.200. Es por esto que se está avanzando con fuerza en esto.

A futuro se espera que esta tecnología baje de costo y compita no solo con los autos eléctricos sino también con la gasolina o el diésel, aunque claro, faltan varios años para que eso ocurra.

2- Las metas que se pondrá Chile

Este martes se dará a conocer la estrategia nacional del hidrógeno verde y la expectativa es que esto contenga las primeras metas respecto a la producción chilena del combustible. Las estimaciones internacionales señalan que Chile será competitivo en producción de hidrógeno verde hacia 2030 y hacia 2050, su desarrollo podría ser incluso del tamaño de la industria del cobre. Este hito se dará en conjunto con otro: la carbono neutralidad, lo que Chile espera alcanzar durante esa década.

3- Escalar la industria para bajar costos

Uno de los focos del desarrollo del hidrógeno verde en Chile es cómo hacer para que la industria alcance el tamaño necesario para que Chile sea un país competitivo para el desarrollo de esta industria. Por eso, uno de los focos de la estrategia nacional está en ir desarrollando proyectos y promover la instalación de los mismos a futuro para que el tamaño del sector sea el requerido.

El foco va a estar no solo en exportar energía limpia como hidrógeno verde como tal, sino también sus derivados como el metanol, amoniaco y combustible sintético.

4- La complementariedad con otras industrias

Además del rol que tendrá por si mismo el hidrógeno verde, en lo relacionado con la industria que se pretende desarrollar y los ingresos que eso generará para el país, un punto clave es que ayudará a “limpiar” ciertos procesos productivos que en el futuro podrían ser un problema para Chile.

Esto se relaciona principalmente con la minería, cuyo transporte a largas distancias de concentrado ya ha generado algunas críticas de grupos ecologistas, dado el intensivo uso de combustibles fósiles, sino también la agroindustria y otros sectores.

5- El desarrollo de planes piloto

Ya está en marcha un plan piloto que tiene como socios a AME y Enel Green Power Chile (EGP Chile), brazo de generación renovable del gigante italiano. En este plan incluso se han involucrado Enap, Siemens y Porsche, y consiste en la instalación de una planta piloto para la producción de hidrógeno verde a través de un electrolizador alimentado por energía eólica, en Cabo Negro, al norte de Punta Arenas, en la Región de Magallanes.

El proyecto está sujeto a la aprobación de las autoridades locales y a la finalización de la estructura de financiamiento. Se espera que la instalación entre en servicio en 2022, lo que la convierte en la primera planta de este tipo en producir hidrógeno verde en Chile, así como una de las más grandes de América Latina.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.