El ministro de Hacienda promercado que busca calmar los ánimos tras la llegada de un gobierno de izquierda a Colombia

Presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, junto a su próximo Ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo. Fuente: Twitter @petrogustavo

José Antonio Ocampo es uno de los economistas más conocidos en el país cafetero y es coautor de libros con el premio Nobel Joseph Stiglitz. También ya se desempeñó en el cargo en 1990 y fue ministro de Agricultura y jefe del Departamento Nacional de Planeación. Más recientemente, fue codirector del banco central y profesor en la Universidad de Columbia.




El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, nombró a José Antonio Ocampo como ministro de Hacienda en una medida que debería ayudar a aliviar las preocupaciones entre los inversionistas que se han estado preparando para políticas económicas impredecibles bajo el primer Gobierno de izquierda de la nación.

Ocampo, de 69 años, es uno de los economistas más conocidos de Colombia y es coautor de libros con el premio Nobel Joseph Stiglitz. Ha abogado por un uso más “activo” del tipo de cambio y ha defendido un impuesto sobre las exportaciones de productos básicos. Ya se desempeñó como ministro de Hacienda en la década de 1990 y también fue ministro de Agricultura y jefe del Departamento Nacional de Planeación. Más recientemente, fue codirector del banco central y profesor en la Universidad de Columbia.

Los planes de Petro de detener la exploración petrolera y reformar el sistema de pensiones, junto con un aumento tributario, han asustado a la comunidad empresarial y a los inversionistas en activos colombianos. Ocampo deberá mantener la confianza de los inversionistas y, al mismo tiempo, tener la seriedad política para avanzar en la agenda del presidente, que incluye mayores pagos de asistencia social para millones de colombianos pobres.

La decisión de nombrar a Ocampo es otra señal de posible moderación por parte de Petro, quien tendrá que lidiar con un Congreso dividido en su intento por reformar la economía. Desde la elección, ya ha formado nuevas alianzas con partidos políticos de centro y se ha reunido con el presidente, Iván Duque; el expresidente Álvaro Uribe y su rival en la segunda vuelta, Rodolfo Hernández.

“Un economista brillante”, dijo Luis Fernando Mejía, jefe del centro de estudios Fedesarrollo en una publicación en Twitter. Ocampo tiene “la experiencia requerida para abordar los enormes desafíos que enfrenta el país en materia fiscal, de desigualdad y de crecimiento”.

El peso colombiano ha perdido alrededor de un 5% desde la victoria de Petro en la segunda vuelta del 19 de junio, situándose entre las monedas con peor desempeño de los mercados emergentes. El rendimiento de los bonos de referencia en moneda local con vencimiento en 2032 alcanzó un máximo del 12% días después de la votación y ahora se cotiza al 11,6%.

Ocampo también obtendrá un asiento en el directorio del banco central, con voz en la política monetaria. La inflación se ha disparado al 9,07%, cerca del nivel más alto en casi dos décadas. El banco central se reunirá el jueves para decidir sobre su tasa de interés clave y la mediana del pronóstico apunta a un aumento de 150 puntos básicos, al 7,5%, que sería el mayor incremento registrado. Petro, al igual que otros políticos durante la campaña, criticó las fuertes alzas de las tasas de interés.

Se espera que Colombia se expanda un 5,8% en 2022, el ritmo más rápido entre las principales economías de América, según el Fondo Monetario Internacional.

Petro, exguerrillero y economista de formación, ha sido legislador durante décadas y fue alcalde de Bogotá. Su ambiciosa agenda verde incluye convertir a la petrolera estatal Ecopetrol SA en una potencia de energía renovable. Ha prometido dar trabajo a todo colombiano que lo desee y aboga por un nuevo enfoque del sistema de salud pública. Quiere impulsar la industria agrícola mientras impone mayores regulaciones e impuestos a los grandes terratenientes.

Petro asume el cargo el 7 de agosto.

Por su parte, el exministro de Hacienda Mauricio Cárdenas escribió en Twitter que la “experiencia, conocimiento y firmeza de Ocampo son una garantía para todos”.

Sigue en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.