¿Existen también los ángeles para las pymes?

Imagen Inversionistas

Los Capitales Ángeles y los Ventures Capitals suelen asociarse a startups o empresas tecnológicas, pero pocas veces aterrizan al mundo de la pequeña y mediana empresa, a pesar de que este segmento puede ser más rentable. ¿Por qué pasa esto? ¿Cuál es la diferencia?




Se trata de un tema que está estrechamente asociado al mundo de las empresas tecnológicas. Google, LinkedIn y Facebook son sólo algunas de las compañías que han recibido dinero de aportes de inversionistas ángeles para impulsar sus proyectos e iniciativas. Esto, llevado al mundo de las pymes, podría ser un importante impulso en materia de financiamiento, que aún es uno de los principales desafíos para este sector.

"Las pymes se caracterizan por su crecimiento estable a lo largo del tiempo. En cambio, las starups tienen un desarrollo mucho más exponencial. Una pequeña y me diana empresa no va a estar buscando un 'exit', que es cuando se genera rentabilidad con su venta. Existe la oportunidad para que hayan ángeles en este sector, pero el retorno va a ser distinto", explica Manuel Rodríguez, lider de inversiones de ChileGlobal Ventures, el área de capital de riesgo de Fundación Chile.

El rol de los inversionistas que apuestan dinero de su propio bolsillo es clave para el desarrollo de los emprendimientos, pues entregan los recursos necesarios para concretar las primeras etapas de los proyectos. Esto es algo que pronto podría alcanzar en mayor medida al mundo de las pymes. "Hay inversionistas que están buscando negocios más tradicionales. Del portafolio que estos tienen, sólo el 5% o 10% va a estar comprometido en capital de riesgo. El resto va a estar en sectores que ya conocen. Si es que ven algún proyecto que fuera de su área de conocimiento -que quizá sea una pyme- van a estar más dispuesto a apostar su dinero. Es por este motivo que existe este tipo de inversores en este sector", señala Rodríguez.

Del mismo modo, el número de inversionistas ángeles en el sector del emprendimiento se mantiene bajo, aunque se ha generado un crecimiento durante los últimos años. "Existen pocos y los que hay, no son muy activos. Falta conocimiento de la forma, del cómo invertir y generar una mayor penetración del concepto de que los ángeles invierten con sentido. Ellos buscan algo más que el retorno financiero, desean dar o devolver, crear y ayudar, dado que, generalmente, estos tuvieron éxito en su vida profesional", manifiesta Allan Jarry, CEO de Dadneo.

Perfil del inversionista

Aunque hay algunas voces que difieren respecto a esta realidad, pues sostienen que los inversionistas ángeles marcan presencia desde hace más tiempo del que se creía, según Claudio Barahona, country manager Chile de Wayra, estos han existido siempre, aunque quizá no con ese nombre. "Generalmente, alguien que monta un restaurante, bar o cafetería, muchas veces recibe financiamiento para partir de algún familiar o amigo, quien lo ayuda en su empujón inicial. En estricto rigor, este también es un inversor ángel. Se trata de algo que ha existido desde el principio de los tiempos", dice Barahona.

En ese sentido, la diferencia es la conciencia del carácter de la inversión. Esto, en términos de las expectativas de retorno. Es por este motivo que existe una tendencia a formalizar el sector. "Hay cada vez más en Chile personas que se han profesionalizado en esta materia. Estos, muchas veces han inscrito redes que aportan a los emprendimientos", destaca Barahona.

Desde el punto de vista del futuro de esta modalidad de inversión en las pymes, los expertos son cautos. "Generalmente, las pequeñas y medianas empresas no son empresas pensadas para venderse. Estas buscan vivir de una actividad. Entonces, para poder rentabilizar la inversión es necesario comercializar la participación. Pero ahí surge la duda sobre a quién uno vende esto. Por eso es difícil ver inversores ángeles en las pymes", dice Barahona.

Comenta