Firmas dicen que Fogape y Protección del empleo son las medidas más efectivas para la crisis

TH Partners, empresa de asesoría, realizó un sondeo a 205 compañías de distintos tamaños para evaluar su percepción de las medidas aplicadas por el gobierno.




El gobierno aplicó una serie de medidas para paliar los efectos de la crisis económica provocada por el Covid-19. Para evaluar su impacto TH Partners, empresa de asesoría tributaria, financiera y legal, realizó un sondeo a 205 empresas de distintos tamaños, con el fin de conocer su percepción acerca de cuáles han sido o podrían ser las medidas más eficientes, y también sus expectativas de crecimiento y empleo en el mediano plazo.

Así, entre los principales resultados, las empresas mencionan que el crédito Fogape fue la medida económica que resultó más eficiente (40,1% del total), ya que implicó una inyección directa de caja, aliviando el principal problema generado por la disminución de las ventas o alteración de la cadena de pagos. Le siguen la implementación de la Ley de Protección del Empleo, con 38,1%; y luego por la suspensión de la obligación del pago de PPM, con el 33,2%.

El 52% de los trabajadores acogidos a suspensión laboral ya retomó su empleo y el 2% ha sido despedido
Banca privada ha dado el 81% de los montos en créditos Fogape y BancoEstado el 19%

Al analizar los resultados por tamaño de empresa, el sondeo muestra que el crédito Fogape fue gravitante para las empresas medianas (55%) y grandes (40%). Sin embargo, en el caso de las empresas más pequeñas (ventas de hasta 25 mil UF al año), esta medida se encuentra solo en el tercer lugar de eficiencia (32%), lo que probablemente reflejaría dificultad para acceder a estos financiamientos.

En cambio, la posibilidad de suspender la relación laboral ha sido junto con la suspensión del pago del PPM, la medida que más habría ayudado a las pequeñas empresas para mantenerse a flote. “Estas dos iniciativas, sin duda, brindaron oxígeno a este segmento para disminuir sus costos y mantener sus operaciones, a la espera de una mejora en el escenario económico”, señala el reporte.

A nivel de las medidas tributarias, las más valoradas son la disminución de la tasa del Impuesto de Primera Categoría para las pequeñas empresas, (47%) seguida por la posibilidad de postergar en tres meses el pago del IVA (27,2%). “Estas medidas apuntan a disminuir la presión de la caja, la que, mientras no se reactiven las ventas y no se vuelva a la normalidad en la cadena de pagos, continuará siendo el mayor obstáculo para las empresas” explica el reporte.

Respecto a si la implementación de las medidas incidirá en los resultados de la empresa en los próximos 6 a 12 meses, más del 50% de la muestra considera que las medidas económicas que se están implementando tendrán un impacto positivo.

Pese a la crisis, la visión de futuro parece ser optimista. En la muestra general, se aprecia que el 56% de las empresas sondeadas cree que va a mejorar su situación económica para el 2021, cifra que supera el 60% en el caso de las empresas pequeñas y grandes. Las empresas medianas resultan más conservadoras en su pronóstico: solo el 43% de ellas cree que la situación mejorará.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.