Ganancias de Aguas Andinas descienden en el primer trimestre y ventas aumentan levemente

Aguas Andinas espera aumentar a 48 horas la autonomía de abastecimiento a los hogares.

La empresa registró ganancias por $33.749 millones en el periodo, lo que representa una disminución de 12% en relación al mismo lapso de 2021.




Este jueves Aguas Andinas informó sobre sus resultados financieros al primer trimestre de 2022. Así, la empresa registró ganancias por $33.749 millones en el periodo, lo que representa una disminución de 12% en relación al mismo lapso de 2021.

De acuerdo a la empresa, a nivel no operacional, se presentó un menor resultado financiero por $11.178 millones respecto al mismo periodo del año anterior, lo que estuvo asociado en mayor medida “a mayor revalorización de la deuda financiera debido a la variación de la Unidad de Fomento (2,4% en 2022 versus 1,1% en 2021)”, de acuerdo al balance financiero de la firma enviado a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

En tanto, el Ebitda de la compañía al 31 de marzo de 2022 ascendió a $84.426 millones, lo que representa un incremento del 3,4% respecto al año anterior.

Asimismo, la empresa reportó ingresos por $150.338 millones entre enero y marzo pasado, esto es un aumento de 10,1% en doce meses.

Con respecto a la sequía y escasez hídrica que enfrenta el país, la empresa señaló que se han priorizado “los acuerdos de traspasos de agua con otros usuarios, lo que ha permitido asegurar el suministro durante el verano 2022 y mantener el nivel de seguridad del embalse El Yeso en 154,1 hm3 , en línea con el objetivo de la compañía”.

Relacionado a lo anterior, Aguas Andinas manifestó que con el objetivo de enfrentar dicha emergencia ha ejecutado un plan de inversiones que alcanzó $26.214 millones durante el primer trimestre de 2022.

En tanto, la firma aseguró que en el contexto actual de sequía extrema, alza generalizada en los costos de las materias primas, mano de obra y transporte, ha experimentado mayores costos operacionales al cierre del primer trimestre del año 2022.

Lo anterior está principalmente asociado a “compra de agua por efectos de la sequía, y mantenimiento de redes producto del aumento significativo en los requerimientos por parte de clientes y volumen de trabajo, junto a mayores precios debido al incremento en costos de mano de obra, materiales de construcción, contratos de servicios en UF y reajustes de remuneraciones”.

Adicionalmente, la empresa afirmó que dado el incremento del IPC del 3,4% hubo un impacto negativo en sus costos financieros asociado al reajuste de la deuda financiera en UF.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.