Gobierno rechaza jornada laboral de 40 horas y apura su ley de adaptabilidad

pymes ok

El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, arremetió contra la propuesta de la oposición. "No solo no está bien elaborado, sino que tiene una visión bastante simplista de lo que es mejorar la jornada de trabajo".




En medio de una intensa y controversial sesión, la semana pasada pasó su primera valla legislativa el proyecto de Ley que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales y que de cierta forma puede complicar la propuesta de adaptabilidad laboral que el gobierno presentó en mayo pasado, pero que aún no ha iniciado su tramitación.

Ante esto, el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, arremetió contra la iniciativa, cuestionando su sostenibilidad desde el punto de vista presupuestario y de congruencia. "No solo no está bien elaborado, sino que tiene una visión bastante simplista de lo que es mejorar la jornada de trabajo" aseveró.

Ante este escenario, adelantó que desde el Ejecutivo se preparan para agilizar la tramitación de su proyecto en la Comisión de Trabajo del Senado, con lo que esperan que entre en discusión apenas se apruebe en esta instancia el proyecto de Sala Cuna, lo que debería ser a mediados de agosto. "En las próximas semanas le pondremos urgencia legislativa al proyecto de adaptabilidad laboral, porque cada vez se hace más importante avanzar en mayor flexibilidad, a fin de terminar con la rigidez de nuestra actual legislación y que los trabajadores sean más dueños de su tiempo. Necesitamos que el trabajo se adapte a la vida y no la vida al trabajo", sostuvo Arab.

El subsecretario enfatizó que "a lo que Chile debe aspirar, no es solo a una reducción de jornada, sino a mayor adaptabilidad. Esto, pensando en que somos uno de los países con menores niveles de productividad dentro de la OCDE".

Los ejes del proyecto. El subsecretario explicó que el proyecto tiene tres ejes. El primero, que apunta a jornadas laborales más adaptables; el segundo, con formas de empleo para la nueva economía de plataformas digitales; y el tercero, a favor de la inclusión, y normas contra el acoso y contra el trabajo infantil.

En el detalle, en materia de adaptabilidad de la jornada laboral, propone dos modelos adicionales al actual: el 4 x 3 (cuatro días trabajados con tres de descanso) que llevará a una reducción a 41 horas promedio semanales y otro de 180 horas mensuales, los cuales podrán ser pactados de forma individual antes o durante la relación laboral, e implican de manera implícita una reducción horaria de 8%.

Arab aclaró que como en toda norma laboral, se ajustará al tipo de trabajo, "entendiendo las regulaciones específicas de cada uno". Asimismo negó rotundamente que la medida pudiera poner en desventaja a los trabajadores frente a sus empleadores. "Esta visión de infantilizar a los trabajadores o de creerlos incapaces de acordar es bastante añeja del derecho del trabajo", dijo.

Otra innovación que resalta Arab es que se podrá cambiar horas extras por vacaciones, y se dará la posibilidad de que los trabajadores puedan elegir en tres bloques horarios su ingreso según su necesidad. "Eso hoy día se puede hacer en el sector público", precisó la autoridad.

En relación a las plataformas digitales, explicó que "lo que hace es garantizar la seguridad social sean dependientes o cuenta propia", en tanto que el último eje busca mejorar la actual legislación en materia de inclusión, acoso sexual y laboral. Esto, sumado a la protección a los niños contra el trabajo infantil.

Comenta