Gobierno y oposición acuerdan crear fondo para entregar IFE si hay segunda ola de Covid

El ejecutivo envió un grupo de indicaciones en la madrugada del lunes dando cuenta de los puntos acordados con la oposición en el marco de la negociación por el proyecto de Presupuestos de 2021.




Como si diputados, senadores y autoridades estuvieran dentro de una olla a presión se desenvolvió ayer el debate en la Comisión Mixta respecto del proyecto de Presupuesto para el próximo año. Poco a poco, distintos temas fueron caldeando el ambiente concentrándose en dos protagonistas. Por un lado, el director de Presupuestos, Matías Acevedo, y por el otro, el senador Carlos Montes (PS), quienes removían las aguas de un lado para otro.

Primero fue por la demora en llegar a un acuerdo, y después por despidos en la Dirección de Presupuestos, Dipres, no obstante ninguno tenía directa relación con las partidas mismas.

La madrugada de este lunes el gobierno envió una serie de indicaciones que daban cuenta de las conversaciones que hace una semana han llevado a cabo la oposición con Hacienda. La oposición no quedó conforme, consideró que faltaban más temas para abordar, por lo tanto mientras en la sala los parlamentarios votaban las partidas menos polémicas, los asesores de ambos analizaban los puntos más álgidos en un cuarto paralelo.

Lo que sí ya quedó refrendado en las conversaciones y se consagró en las indicaciones del gobierno, fue la creación de un Fondo de Contingencia Social por US$600 millones, fondos que estaban contemplados en una glosa del Tesoro Público. Este fondo será un colchón en caso de que en Chile sucediera lo mismo que en Europa y llegara una segunda ola de Covid que obligara a decretar confinamientos.

El gobierno y oposición concordaron regular el uso de estos montos, que serán gatillados por decreto exento del Ministerio de Hacienda bajo la orden del Presidente de la República, y suscrito además por el Ministro de Desarrollo Social. El fondo financiará “uno o más nuevos aportes a aquellos entregados en virtud de la ley N° 21.230, que concede un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), los que se entregarán por comuna o localidad en la medida que se activen parámetros sanitarios objetivos, a los hogares que hayan sido beneficiarios del sexto pago”.

Los parámetros a tener en cuenta para entregar un nuevo IFE serán las condiciones sanitarias y las realidades locales que sean impactadas por la pandemia. La entrega del aporte puede ser diferenciado y focalizado en los lugares en que queden en cuarentena o medida similar.

También por decreto, el Ministerio “fijará el número de aportes que beneficiará a la comuna afectada, el monto para tales aportes, los que no podrán ser superior a los valores entregados” en la ley del IFE, es decir $100.000 por cada miembro para un hogar tipo de 4 personas.

Otro punto del acuerdo fue la asignación especial para pymes por $96.000 millones, “orientados preferentemente al apoyo para la recuperación del sector turismo, hotelería, gastronomía, eventos, mediante programas especiales y subsidios”.

Rechazo

En tanto en la sala, la primera partida rechazada por la Mixta y la única de la sesión, fue la del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, pero no por su asignación de $15.150 millones. El rechazo se debió a una glosa que traspasaba algunos funcionarios del Laboratorio de Gobierno desde la Corfo hacia la Segpres. Y en el Ministerio Secretaría General de Gobierno se rebajaron recursos destinado a encuestas por $1.300 millones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.