Hidrógeno verde generará 100 mil empleos y US$200 mil millones en inversión en próximos 20 años

Tres son los objetivos de la estrategia nacional del hidrógeno verde, lanzada ayer: producir al menor precio mundial a 2030, estar entre los tres exportadores a 2040 y contar con 5 GW de capacidad de electrólisis en desarrollo a 2025.




Luego de varios meses en los que el gobierno estuvo trabajando en una hoja de ruta para el hidrógeno verde, esta jornada la dio a conocer. Las expectativas para que este sea uno de los ejes del país en los próximos años es alta, pues Chile tiene un potencial importante en energías renovables.

En concreto, este martes se presentó una ambiciosa estrategia nacional que permita desarrollar en el país la industria del hidrógeno verde y situar a Chile entre los principales productores del mundo de este combustible renovable al 2040. Esta se dio a conocer en la conferencia internacional “Chile 2020: Green Hydrogen Summit”.

Durante el evento -el mayor de América Latina y una de las principales conferencias digitales de acceso abierto sobre el tema a nivel internacional- el Presidente Piñera aseguró que “el hidrógeno nos permitirá apostar por un desarrollo balanceado en todo el país, así como promover el crecimiento de nuestro capital humano, generando un motor de progreso y reactivación económica. El hidrógeno verde nos permitirá exportar nuestras energías renovables a un mundo que avanza rápidamente hacia la descarbonización y que necesita de energías limpias y asequibles”.

En tanto, ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, detalló el plan de acción que apunta a convertir a Chile en líder mundial en la producción y exportación de hidrógeno verde. Este nuevo polo de progreso para el país implicará -según las estimaciones- la creación de unos 100.000 empleos y US$ 200 mil millones en inversión durante los próximos 20 años.

"Esta nueva industria que se desarrollará puede alcanzar la relevancia que tiene el sector minero en la economía nacional. Además, ayudará al proceso de descarbonizar algunas actividades productivas, como la misma minería y la agricultura, dándoles mayor competitividad internacional y contribuyendo a la meta de un país cero-emisiones al 2050”, sostuvo Jobet.

En esa línea, agregó que el hidrógeno verde es una oportunidad estratégica para Chile. "Nuestro país es el lugar ideal para producir y exportar hidrógeno verde y sus derivados, incluyendo amoniaco, metanol y combustibles sintéticos. Diversos análisis, incluyendo los de la Agencia Internacional de Energía y de McKinsey&Company, muestran que la enorme riqueza de energías renovables de Chile le permitiría producir el hidrógeno verde más competitivo del planeta y a gran escala”.

Objetivos y acciones

La estrategia nacional de hidrógeno verde de Chile tiene 3 objetivos principales: Producir el hidrógeno verde más barato del planeta para 2030, estar entre los 3 principales exportadores para 2040 y contar con 5 GW de capacidad de electrólisis en desarrollo al 2025. Para ello, se ha elaborado un plan de acción concreto que acelere el despliegue de hidrógeno verde en aplicaciones nacionales clave para 2025 y entrar al mercado de exportación para 2030.

Entre ellas destaca la realización de una ronda de financiamiento por US$ 50 millones para proyectos de hidrógeno verde, de manera de ayudar a los inversionistas a cerrar brechas y crear experiencia temprana. En paralelo, se establecerá un equipo operativo -task-force- para acompañar la tramitación de permisos y el desarrollo de pilotajes de hidrógeno verde y sus derivados.

También se explorarán mecanismos de cuotas en redes de gas para aumentar la demanda de este combustible limpio, experiencia similar a la que se aplicó con éxito para impulsar las energías renovables.

Para crear demanda interna, se creará un grupo de trabajo con empresas del Estado para acelerar la adopción del hidrógeno verde en ellas y sus proveedores. Asimismo, se buscará que el hidrógeno sea considerado en los procesos de política, ordenamiento y planificación territorial, en particular para levantar y resolver necesidades de infraestructura.

En otro plano, se informó que se instalará una mesa pública / privada para discutir la ruta a un precio al carbono y a impuestos que reflejen de mejor manera las externalidades de los combustibles. También -dijo- el Ministerio tendrá un rol activo en la resolución de barreras críticas, como establecer los estándares de seguridad necesarios para garantizar la certeza de la planificación.

Otras acciones clave contempladas en la estrategia son el desarrollo de capacidades y transferencia de conocimientos para satisfacer las necesidades de capital humano que demandará esta nueva industria y el involucramiento de las comunidades y grupos de interés locales, para asegurar una participación temprana y continua y para aumentar el valor que pueden capturar los proveedores locales.

El agua como insumo clave

El agua será un insumo esencial para la producción de hidrógeno verde, por lo que el buen uso de ella será clave para el desarrollo de esta nueva tecnología.

Desde el Ministerio de Energía, sostuvieron que con el 1% del agua que usa hoy la minería se puede reemplazar todo el diésel que usan los camiones mineros.

En concreto, el hidrógeno verde no es intensivo en agua, lo relevante en esto, es la energía. Y es que, entre el 50% y 80% del costo de producirlo es la energía. Por eso, se habla de la ventaja competitiva de Chile. Otra característica que potencia a Chile a liderar con la tecnología, es que al ser un país angosto, se está más cerca de los puertos.

Dentro de la estrategia del gobierno está enmarcado el uso responsable del agua.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.