Imacec sube un 6,4% en mayo y en 2° trimestre podría concretarse una “recesión técnica”

Imacec.jpg

Aunque el dato de mayo fue superior al esperado, en términos desestacionalizados anotó una segunda caída consecutiva y la quinta en los últimos seis meses. Tras la baja del primer trimestre, algunos expertos ven otro descenso en abril-junio. Para este último mes las estimaciones de Imacec van entre 3,8% y 5,6%.




El desempeño de la actividad económica en mayo confirmó las expectativas de una desaceleración en el crecimiento para los próximos meses. El Banco Central (BC) dio a conocer este viernes que el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) registró un aumento del 6,4% en mayo frente a igual mes del 2021.

La cifra se compara negativamente con la expansión del 6,9% que tuvo el indicador en abril. Sin embargo, se ubicó sobre las proyecciones del mercado que había estimado, en promedio, un incremento del 5% para el Imacec en el quinto mes del año.

La serie desestacionalizada cayó un 0,1% respecto del mes precedente y aumentó un 5,8% en doce meses. Esta es la segunda caída mensual consecutiva del indicador ajustado por estacionalidad y la quinta en los últimos seis meses (solo en marzo se registró un alza mes contra mes).

De hecho, el primer trimestre registró una caída del 0,7% respecto al cuarto trimestre de 2021. Y ahora, con el dato de mayo y lo esperado para junio, algunos analistas ven que el segundo trimestre también registraría una caída. De concretarse, el país estaría oficialmente en lo que se conoce como una “recesión técnica”, al tener dos trimestres consecutivos con caídas.

“Estimamos que el Imacec de junio registrará un crecimiento interanual en torno al 3,8%. De esta manera, el trimestre crecería un 5,6% interanualmente, con una variación desestacionalizada respecto al trimestre anterior de -0,3%”, señala Marco Correa, economista jefe de BICE Inversiones.

Agrega que “el primer trimestre creció interanualmente, pero al considerar la variación corregida por efectos estacionales y en comparación al último trimestre del 2021 se registra una contracción. Desde ese punto de vista, estaríamos hablando de una recesión técnica”.

Por su parte, Carolina Grünwald, economista jefe de BanChile Inversiones, también anticipa ese escenario. El experto indica que “la estimación preliminar para el Imacec de junio es una expansión del 5,6%. De ser así, eso dejaría un crecimiento del 6,3% anual para el segundo trimestre del año. Esto puede llegar a ser consistente con un nuevo Imacec mensual desestacionalizado negativo. En caso de que esto último se dé, tendríamos dos retrocesos trimestrales consecutivos del PIB desestacionalizado, lo que entraría en la definición de recesión técnica”.

Grünwald puntualiza que “esta desaceleración es lo que se esperaba luego de un año (2021) en que la demanda interna explicó gran parte de un crecimiento histórico. Hoy en día tenemos un consumo que se está desacelerando a raíz de la progresiva disipación de la liquidez. Lo mismo está sucediendo con la inversión, debido a los altos niveles de incertidumbre y al estrechamiento de las condiciones financieras”.

En cambio, Pablo Cruz, economista jefe de BTG Pactual Chile, es un poco más optimista respecto a junio, indicando que “no tendríamos dos trimestres consecutivos a la baja, no entraremos en recesión técnica, algo que esperamos ocurra en el último trimestre del año”.

En tanto, Sergio Godoy, de STF Capital, estima para junio un alza en 12 meses del 4%. De este modo, el segundo trimestre la economía crecería un 5,8%.

Imacec de mayo

El crecimiento de mayo fue favorecido por una baja base de comparación, ya que el mes registró dos días hábiles más que mayo de 2021. En el detalle por sectores, el BC informó que la producción de bienes creció un 1,6%, resultado explicado por el desempeño de la industria y el resto de bienes, con tasas del 2,7% y el 1,5%, respectivamente. En contraste, la minería presentó una caída del 0,1%.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.