Industria de salud despliega intenso lobby con las autoridades por la crisis de las isapres

En las últimas dos semanas, el ministro de Hacienda, la ministra de Salud y el superintendente de Salud han escuchado a diversos actores de la industria. En la lista se incluyen la Asociación de Isapres, Colmena y Cruz Blanca, el Colegio Médico de Santiago, Clínicas de Chile y la Clínica Alemana. Todos han ido a hablar de los efectos de la crítica posición financiera de las aseguradoras. Julio ha sido el mes con mayor cantidad de citas con autoridades de esta administración.




Las isapres han venido alertando en el último tiempo sobre la compleja situación financiera que atraviesa la industria y si bien han advertido que alguna aseguradora podría caer dado el actual escenario, la ministra de Salud, Begoña Yarza, se ha mostrado escéptica y ha afirmado que han tenido buenos resultados en los último 15 o 20 años, registrando pérdidas solo en 2021.

En paralelo, el mes pasado la Asociación de Isapres siguió subiendo el tono de sus declaraciones: “Las isapres ya no tienen margen de operación, hoy funcionan únicamente con aportes de capital de sus dueños y el cierre puede producirse en solo meses. Afirmar lo contrario es arriesgado”. Las clínicas también están en alerta dado que calculan que a mayo las isapres le debían unos $447 mil millones y que las garantías solo alcanzarían a cubrir como máximo la mitad.

Bajo este escenario, la industria de salud se ha desplegado para hablar con las autoridades. Así queda reflejado en las reuniones que sostuvieron con distintos actores durante la segunda quincena de julio, según las citas que solicitaron por Ley del Lobby.

Ejecutivos de la Asociación de Isapres en meses anteriores ya se habían juntado con el superintendente de Salud, Víctor Torres, y con la ministra de Salud. Pero en julio sumaron una nueva reunión, esta vez, con el ministro de Hacienda, Mario Marcel. En concreto, el viernes pasado a las 11.30 se reunieron de manera presencial en el piso 12 de Teatinos 120 para hablar sobre la “compleja situación de las isapres”, según detalla de manera escueta el registro de audiencias de la plataforma Ley del Lobby.

Hasta las dependencias de Hacienda acudió a la cita el presidente del gremio de las isapres, Gonzalo Simón; el gerente general de Consalud, Rodrigo Medel; el gerente general de Vida Tres, Aldo Gaggero; y el gerente general de Cruz Blanca, Jesús Gómez Del Río. Todos ellos también son parte del directorio de la Asociación. Asimismo, estuvo presente la coordinadora microeconómica del Ministerio de Hacienda, María Cruz.

El miércoles pasado, el superintendente de Salud también sostuvo dos reuniones relativas a este tema. La primera de ellas fue a las 15.00 horas con ejecutivos de Cruz Blanca, donde además del gerente general estuvo presente el director Andrés Errázuriz Ruiz-Tagle. Ello, para hablar de tres temas. Primero, sobre las “garantías”. Segundo, sobre la “situación financiera”. Y tercero, sobre los “pasos a seguir de la industria”.

Un rato después, a las 16.30 de ese mismo 27 de julio, se juntaron con el superintendente varios representantes del Colegio Médico de Santiago, “a fin de poder revisar la situación actual de las isapre(s), solvencia en mediano plazo y garantías de pago a prestadores individuales e institucionales privados”. En representación de la asociación gremial asistieron el secretario del Consejo Regional Santiago, José Marcelo Acevedo Mardones; el vicepresidente del Consejo Regional Santiago, Iván Mendoza González; el abogado del Colegio Médico, Luis Ureta; y la jefa gabinete del Colegio Médico Regional Santiago, Margarita Ortega.

Torres tuvo otras dos reuniones por este tema en las últimas dos semanas. El 21 de julio a las 16.00 se juntó con ejecutivos de Clínica Alemana de Santiago para “abordar las implicancias para los pacientes frente a las dificultades financieras de las isapres”. Acudieron de manera presencial a la Superintendencia de Salud el gerente general de la clínica, Cristián Piera; el fiscal Pablo Aguirre; y el director médico Bernd Oberpaur.

Al día siguiente de esa junta, el viernes 22 de julio a las 11.00, el superintendente de Salud se reunió con el presidente de isapre Colmena, Ramiro Sánchez; la gerente general interina, Carola Schwencke; la fiscal de la isapre, Luz Román, y el director Luis Fernando Mackenna Dorr. En materia a tratar se especificaba lo siguiente: “Ord. IF 24.442 Isapre Colmena”.

Esa cita ocurrió justo una semana después de que Colmena decidió suspender las demandas que había anunciado contra los afiliados que judicializaron para dejar sin efecto la tabla de factores, tras lo cual acordaron reunirse con el regulador. Previamente la Superintendencia de Salud había oficiado a la aseguradora para requerir información sobre esas demandas.

La ministra de Salud también sostuvo una reunión el lunes de la semana pasada, 25 de julio, con ejecutivos de Clínicas de Chile. El gremio solicitó dicha reunión para hablar sobre “listas de espera y modelo de pago de prestaciones realizadas por prestadores privados”.

Asistieron el presidente del gremio y gerente general red de clínicas Andes Salud, Gonzalo Grebe; el vicepresidente de Clínicas de Chile que también es gerente general de Empresas RedSalud, Sebastián Reyes; así como el tesorero del gremio que también es gerente general de Clínica Alemana de Osorno, Leonidas Rosas. También estuvo presente el vicepresidente ejecutivo de Clínicas de Chile, Javier Fuenzalida; y la gerenta de estudios del gremio, Claudia Copetta.

Estas citas se suman a otras que ya habían sostenido representantes de las isapres durante meses anteriores. Julio, sin embargo, fue el mes con más reuniones de la industria de salud por Ley del Lobby con autoridades del actual gobierno.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.