Isapre Colmena suspende agresiva estrategia de demanda contra sus afiliados por tabla de factores

FOTO : FRANCISCO PAREDES

La aseguradora adoptó esta medida dado el escrutinio público que se ha generado y tras el emplazamiento que han hecho autoridades de gobierno y parlamentarios. Por ahora, la isapre suspendió la notificación y tramitación de las causas, pero eso no implica que se hayan retirado, por lo que también podrían ser reactivadas a futuro.




Isapre Colmena decidió suspender las demandas que había anunciado contra los afiliados que judicializaron para dejar sin efecto la tabla de factores.

Esto ocurre dado que, si bien la compañía había ingresado las demandas, ellas no alcanzaron a ser notificadas, por lo que suspendieron la notificación y tramitación de las mismas, pero eso no implica que se hayan retirado, por lo que también podrían ser reactivadas a futuro, según señalan fuentes conocedoras.

La aseguradora adoptó esta medida dado el escrutinio público que se ha generado y tras el emplazamiento que han hecho autoridades de gobierno y parlamentarios. Ello, considerando que esta semana la Superintendencia de Salud ofició a la aseguradora para requerir información sobre esas demandas y la propia titular de la cartera, Begoña Yarza, emplazó a la empresa. “Yo lo que insto a Colmena y a sus ejecutivos es que vuelvan a pensar esa medida, porque yo creo que camina hacia el sentido contrario”, dijo.

De esta manera, las causas se encuentran suspendidas mientras la isapre evalúa los pasos a seguir, y a la espera de ver si las autoridades pueden dar una solución por alguna otra vía a esta materia.

Mediante un comunicado, la isapre comentó que “en virtud de los requerimientos públicos efectuados por la autoridad, hemos decidido suspender la notificación de las demandas y su tramitación a la espera que esta materia sea analizada por las autoridades competentes. A la fecha, ningún afiliado ha sido notificado”.

Agregaron que, “para tal efecto, junto con responder el oficio que sobre este tema nos hiciera llegar la Intendencia de Fondos Previsionales y de Salud, se solicitó una reunión de urgencia con el superintendente de Salud, señor Víctor Torres”.

En el mismo comunicado reafirmaron lo que ya había anunciado el ahora exgerente general de la isapre, Felipe Galleguillos: “Colmena adoptó la decisión de interposición de demandas tras un exhaustivo análisis financiero que da cuenta del riesgo operacional que se genera si los recursos para impedir la aplicación de la tabla de factores siguen creciendo a las tasas que lo han hecho en el último año”, dice el comunicado que envió este viernes la empresa.

De hecho, la decisión de interponer las demandas contra los afiliados no fue una decisión solo de Galleguillos: fue un tema que se discutió durante meses al interior de la compañía y en todos los niveles, incluido el directorio, según señalan fuentes conocedoras.

El comunicado de Colmena este viernes también dice que la acción que anunció la compañía “busca que los tribunales declaren el término de los contratos de salud de estos afiliados, toda vez que dichos contratos han perdido validez en tanto no se puede determinar su precio sin aplicar la tabla de factores que estipula la normativa legal vigente. De esta forma, el afiliado queda en libertad de contratar un nuevo plan con la entidad que estime conveniente”.

Asimismo, afirman que “la acción anunciada respondió a la necesidad de hacer frente al grave escenario de incertidumbre jurídica en donde, por una parte, la ley y la Superintendencia de Salud obligan a las isapres a aplicar la tabla de factores, y por la otra, fallos de los Tribunales Superiores de Justicia ordenan no aplicarla”.

Como consecuencia, detallaron que de los aproximadamente 20.000 recursos de protección por tabla de factores que se han presentado desde enero de 2021 en contra de Colmena, “y en razón de las sentencias dictadas, se ha debido asumir un gasto aproximado de $1.900 millones en costas a pagar a los abogados que representan a los afiliados en dichos recursos y un menor ingreso anual por $6.700 millones. Dado el crecimiento exponencial que exhiben estos recursos, se estima que el año 2023 se pagarán costas por aproximadamente $5.000 millones y se sufrirá una merma anual de ingresos del orden de $24.500 millones”.

Y añadieron que “la decisión de interponer demandas tiene como propósito defender la sostenibilidad de la Isapre para dar cabal cumplimiento a los contratos que tiene suscritos con sus casi 400 mil afiliados y 700 mil beneficiarios. La responsabilidad de Colmena debe tener en vista a la totalidad de sus afiliados”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.