Ipsa anota su segunda mayor caída de la historia en sesión de desplomes globales

El ETF IT NOW IPSA anotó flujos por US$32 millones la semana pasada.

En un nuevo lunes negro se transformó esta jornada. En Estados Unidos, el Dow Jones se contrajo 12,93%, mientras en Chile el principal índice retrocedió 14%, sin considerar las medidas del Banco Central. El dólar anotó un nuevo máximo histórico en los $855,3.


El pánico es general debido a los efectos económicos de la propagación del coronavirus, y a pesar de los estímulos anunciados por los bancos centrales del mundo durante el fin de semana, los inversionistas continuaron liquidando posiciones y la presión sobre los mercados provocó un desplome en las acciones emergentes, con las bolsas de Brasil, Chile y Colombia liderando las pérdidas en la región.

El domingo la Reserva Federal, en una reunión extraordinaria, recortó nuevamente su tasa de interés pasando del rango 1%-1,25% al 0%-0,25%, e inyectó un alivio financiero por US$700 mil millones, denominado relajamiento cuantitativo. Sin embargo, el Dow Jones cayó 12,93% e incluso debió suspender sus operaciones por 15 minutos. Es su mayor pérdida diaria desde 1987, acumulando una baja de 29,96% en el año.

Por la tarde de este lunes, el presidente de EEUU, Donald Trump, reconoció que la mayor economía del mundo puede estar encaminándose hacia una recesión, debido al impacto que ha generado en la actividad del país y el mundo el coronavirus. Ello, pese al fuerte impulso monetario de la Fed que ha bajado la tasa de interés dos veces en dos semanas, además de un gran programa de inyección de liquidez.

Latinoamérica

En la región el pánico se sintió con fuerza. En Brasil, el Bovespa terminó perdiendo 13,92% (-17,6% en dólares) y también por minutos debió parar las transacciones, y Santiago se acopló a la tendencia anotando una caída de 14,11%, la segunda mayor baja de la historia luego del plebiscito de 1988, cuando se desplomó 16,67%. En el año pierde 30,78%. De esta forma, esta caída superó a las observadas en la crisis de 1983, cuando el Estado intervino la banca. El 17 de enero bajó 12,64% y al día siguiente 11,9%. También superó al crash bursátil de EEUU en 1987, momento en que el Ipsa bajó 10,87%.

En este contexto, este lunes el sector consumo fue por lejos el más afectado, lo que se profundizó luego de que en la mañana el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, anunció que ordenará el cierre de malls, cines, restaurantes y gimnasios en la comuna. Así, la acción de Parque Arauco perdió 23,65%, Ripley 17,41%, Cencosud Shopping 16,92%, Mall Plaza 19,38%, Falabella 19,67% y Cencosud 12,94%.

Según Germán Guerrero, socio de MBI, el desplome se debe al pánico generalizado en el mercado, pero también a que los papeles se verán afectados porque en el marco de una cuarentena, las personas tendrán restricciones para salir de sus casas.

Pero, sin duda, el papel de Latam Airlines fue el protagonista, luego de que la acción cayera 24,67%, la mayor baja de la jornada.

Latam

Durante la mañana, la aerolínea comunicó a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) que redujo en 70% la capacidad de sus operaciones tanto en Chile como en el mundo.

La disminución en su funcionamiento se compone en un 90% de sus operaciones internacionales y en un 40% en el plano local.

Según la compañía, esta decisión “se está realizando para proteger a la salud y seguridad de sus pasajeros y trabajadores”. Además, aseguró que mantendría la flexibilidad para realizar “los ajustes de capacidad necesarios u otras mediadas adicionales en función del desarrollo de la situación generada por el Covid-19”, comentó a al CMF, el vicepresidente legal de la compañía Juan Carlos Menció.

El dólar histórico

El pesimismo del mercado se vio agravado además luego de que China informara el domingo por la noche una contracción de 13,5% en la producción industrial, 20,5% en las ventas minoristas y 24,5% en inversión en activos fijos, los primeros descensos en los respectivos registros, que quedan ampliamente por debajo de las expectativas de bajas que variaban entre una caída de 2% y 4% para cada indicador.

El dato fue uno de los detonantes para que el precio contado del cobre en Londres cerrara con un descenso de 5,78% a US$2,36370 la libra en la Bolsa de Metales de Londres, anotando su menor nivel desde el 8 de noviembre de 2016, y su mayor caída diaria desde el 29 de septiembre de 2011.

Fue así que esta aversión al riesgo generalizada terminó por impulsar $16,85 al dólar hasta los $855,3, un nuevo máximo histórico.

El petróleo bajo US$30

En línea con el resto de las materias primas, el petróleo WTI cerró en US$28,7 por barril, lo que implica una baja de 9,55%, mientras que el Brent perdió 11,23% hasta los US$30,05. En ambos casos, están en el menor nivel desde principios de 2016.

Arabia Saudita y Rusia, los principales productores mundiales de petróleo, no han acordado un plan para frenar el suministro ya que la caída de la actividad económica mundial destruye la demanda, y se han enfrentado mutuamente al comenzar una guerra de precios.

Saudi Aramco reiteró este lunes sus planes de aumentar la producción a niveles récord para tener una mayor participación en el mercado.



Comenta