Lipigas dice que las recomendaciones de la FNE en el gas licuado de distribución “no resuelven el principal tema de fondo”

La firma dijo que Chile importa el GLP que se consume en el país, por lo que el precio local depende directamente del precio internacional.




Suman y siguen la reacciones al informe preliminar de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) que abordó el mercado local del gas y cuyas recomendaciones son, entre otras, prohibir que Gasco, Abastible y Lipigas participen en la distribución de gas licuado a los consumidores.

Esta última compañía dijo que las recomendaciones de la FNE “no resuelven el principal tema de fondo” en este mercado.

“Chile importa el GLP que se consume en el país, por lo que el precio local depende directamente del precio internacional, el cual ha aumentado más de 100% solo en los últimos 12 meses. Lo anterior ha gatillado el alza a nivel nacional”, dijo la declaración pública de Lipigas.

La firma ligada las familias Noguera, Vinagre y Santa Cruz recordó que la propuesta de la fiscalía es preliminar y que las van a analizar en detalle.

“Se inicia una discusión técnica en la que participaremos, tal como lo hemos hecho hasta ahora, ya que buscamos que las medidas que se tomen efectivamente cumplan el objetivo de perfeccionar el mercado en favor de los consumidores finales”, afirmó Lipigas.

Ricardo Riesco, titular de la FNE

La FNE constató la hipótesis planteada al inicio de su estudio respecto a que el mercado del gas en Chile no está funcionando adecuadamente desde una perspectiva competitiva, y propone al Ejecutivo algunas recomendaciones para corregirlas.

La FNE estima que, de acogerse sus recomendaciones, el precio de venta al público de cada cilindro de gas licuado debiese disminuir alrededor de 15% y que el precio del gas natural que pagan los clientes de Metrogas debiese bajar entre 13% y 20%.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Habitantes de la playa de Pingtan, el lugar más cercano de China a Taiwán, expresaron sus esperanzas de ver la unificación pero de manera pacífica, luego de que aumentaran las tensiones tras la visita de Nancy Pelosi a la isla.