Ministerio de Vivienda anticipará pagos a constructoras afectadas por la crisis sanitaria

SECTOR INMOBILIARIO - VISTA - CONSTRUCCION - CONDOMINIOS - Casas en Construccion - Tem - Santiago 04 Noviembre 2008. Casas en Construccion - SANTIAGO - REGION METROPILITANA - CHILE

El Ministerio de Vivienda, que también modificará programas de trabajos a empresas que lo soliciten, estableció como condición que mantengan contratos y salarios a trabajadores.




El Ministerio de Vivienda anticipará pagos a las constructoras con el fin de otorgar liquidez a las compañías que mantienen contratos vigentes con el organismo. El mecanismo de apoyo, eso sí, será otorgado bajo el compromiso que mantendrán los sueldos a los trabajadores.

Según explica el Minvu, el esquema podría aplicarse a los 5 mil proyectos que tiene la cartera en construcción, entre ellas conjuntos habitacionales, parques, obras urbanas y reparaciones, y tiene como propósito que los trabajos sigan avanzando, siempre y cuando la comuna no esté bajo cuarentena obligatoria.

“El mecanismo que tenemos es poder dar anticipos a las empresas, con la condición de que mantengan los salarios de los obreros y para que se mantengan las operaciones”, dice el subsecretario de Vivienda, Guillermo Rolando.

El protocolo, que se firmó la semana pasada, establece que el mandante, en este caso el Minvu, también podrá modificar los calendarios de trabajo otorgando mayor plazo de obra que el establecido en los contratos.

Si una constructora solicita anticipos, o bien modificación del programa de trabajo, como consecuencia de la pandemia que afecta al país, ésta deberá acreditar que existe una ralentización de obras por causa del Covid-19. Lo anterior, ya sea producto del contagio de trabajadores, haberse declarado la cuarentena de la comuna en la cual se desarrolla el proyecto o si los trabajos se vieron perjudicados por una interrupción de la prestación de servicios o provisión de materiales por parte de proveedores.

Desde el Minvu sostienen que se analizará caso a caso las solicitudes, tanto como para establecer el monto del anticipo o del aumento del plazo del contrato. “Si una empresa se ve afectada por un mal manejo de ellos mismos, por supuesto que esta herramienta no va a estar disponible para este caso”, señala.

El subsecretario sostiene que la fiscalización, sobre el compromiso que mantendrán los contratos a los trabajadores así como sus remuneraciones, será por medio de los inspectores de obras que visitan permanentemente los proyectos en ejecución. Agrega que si en el futuro, también es necesario ajustar el presupuesto establecido para una obra, también es parte de las herramientos que hoy disponen.

“Nadie quiere que las empresas quiebren. Si se deja que las empresas quiebren, el costo después, además de lo terrible que es que aumenten muy fuerte las pérdidas de trabajo, de volver a contratar una nueva empresa y retomar una obra que está en en un 60% de avance, sale mucho más caro que el 40% (restante), porque tienen que volver a instalar faenas, los gastos generales son distintos. Entonces tiene todo el sentido del mundo que podamos haber desarrollado este paquete de medidas de modo de poder apoyar a las empresas”, indica.

“Y en el caso que hubiese una empresa que mal utilizase estos recursos, ocupamos las boletas de garantía”, agrega.

El Minvu explica que desde este lunes las empresas ya pueden acercarse a los Serviu para solicitar anticipos en los pagos.

“Esta es una herramienta que se ocupa hace harto tiempo pero quisimos tener un protocolo genérico y que sean los mismos lineamientos para todo el país. Lo que las empresas tienen que hacer es acercarse a los Serviu, contactarse con los directores, de modo de poder implementar esto”, comenta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.