Presidente de la Fed: “No estamos intentando provocar, y no creo que necesitemos provocar, una recesión”

Presidente de la Fed:: “No estamos intentando provocar, y no creo que necesitemos provocar, una recesión”

Las últimas proyecciones publicadas por las autoridades de la Reserva Federal de Estados Unidos muestran que esperan que el crecimiento económico se desacelere por debajo de la tendencia este año.




La Reserva Federal (Fed) está fuertemente comprometida a reducir la inflación, que se encuentra en máximos de 40 años, y los responsables de la política monetaria están reaccionando rápidamente para hacerlo, pero no intentan causar una recesión en el proceso, dijo este miércoles el presidente de banco central estadounidense, Jerome Powell.

“Es esencial que reduzcamos la inflación si queremos tener un período sostenido de condiciones sólidas en el mercado laboral que beneficien a todos”, dijo Powell en una audiencia ante la Comisión de Banca del Senado.

Agregó que el banco central estará buscando en los próximos meses evidencia convincente de una desaceleración de las presiones de precios antes de reducir los incrementos de tasas de interés.

Aunque esas alzas han provocado que las condiciones financieras se endurezcan significativamente, la Fed no busca llevar a la economía hacia una recesión al reducir la inflación, afirmó Powell.

“No estamos intentando provocar, y no creo que necesitemos provocar, una recesión”, aseguró Powell en respuesta a una consulta de un miembro del panel.

La inflación sigue estando muy por encima del objetivo de la Fed del 2%, aunque hay algunos indicios de que un indicador del aumento de los precios que excluye los costos volátiles de los alimentos y la energía podría haberse estabilizado o suavizado un poco el mes pasado, dijo Powell, pero la invasión de Rusia a Ucrania y los confinamientos por Covid en China poner una continua presión al alza para la inflación.

Objetivo central

Hace una semana el banco central estadounidense elevó su tasa de interés de referencia a un día en tres cuartos de punto porcentual, su mayor subida desde 1994, a un rango de entre 1,50% a 1,75%, y señaló que el costo del crédito subiría otros 1,75 puntos porcentuales este año.

El fuerte ritmo de alzas, diseñado para desacelerar la economía, ha generado amplias preocupaciones sobre una recesión un debilitamiento de los mercados laborales.

Powell se comprometió ante el panel el miércoles un objetivo central en reducir la inflación y reiteró que los actuales incrementos en la tasa de política monetaria serán apropiados, con el ritmo exacto dependiendo del panorama económico.

“La inflación ha sorprendido, obviamente, al alza durante el último año, y podría haber más sorpresas”, dijo, añadiendo que los responsables de la política económica tendrían que ser “ágiles” en respuesta a los datos entrantes. “La economía estadounidense es muy fuerte y está bien posicionada para gestionar una política monetaria más dura”.

Cambio de entorno

Los comentarios de Powell ante el comité también mostraron lo mucho que ha cambiado el entorno de la inflación en los tres meses transcurridos desde que presentó el primero de sus informes semestrales a los legisladores. En aquel momento, describió la inflación -que se situaba en el 6% anual según la medida preferida de la Fed- como “probablemente a la baja en el transcurso del año”.

Desde entonces, pocas señales se han visto de ello, a pesar de las alzas en 150 puntos básicos en lo que va del año y con más aumentos de los costos de los préstamos por venir.

En un indicio de cómo la inflación se ha transformado en un tema político espinoso, que amenaza con mover el balance de poder en el Congreso hacia los republicanos en las elecciones de noviembre, Powell se encontró bajo fuego de ambos partidos.

En general, Powell no se desvió mucho de sus dichos tras el final de la última reunión de política monetaria de la Fed, pero su afirmación de que las condiciones financieras se habían “endurecido significativamente” en su declaración preparada para el comité “parece significativa y puede anunciar un ritmo más lento de aumentos de tasas en el futuro”, dijo Karim Basta, economista jefe de III Capital Management, en una nota.

De hecho, los futuros de las tasas de interés subieron durante la aparición de Powell, moderando algunas de las expectativas de aumentos adicionales de las tasas en las cuatro reuniones de política monetaria restantes del año.

Las últimas proyecciones publicadas por las autoridades de la Fed muestran que esperan que el crecimiento económico se desacelere por debajo de la tendencia este año, con la tasa de desempleo, actualmente del 3,6%, comenzando a subir.

Además, moderaron sustancialmente sus expectativas sobre la rapidez con la que se reducirá la inflación, con una previsión mediana de una tasa anual a finales de año que se ha reducido al 5,2%, según su medida preferida, desde el 6,3% de abril. En marzo, la cifra era del 4,3%.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.