Presidentes de la Fed plantean que aumentos en las tasas de interés podrían continuar por inflación

Pese a que se espera una baja en la agresividad de las políticas monetarias, tanto Bullard de San Luis como Williams de Nueva York coincidieron en señalar que aún se requieren medidas para restablecer los precios.


El presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, dijo que los mercados financieros están subestimando las posibilidades de que los banqueros centrales deban ser más agresivos el próximo año en el aumento de las tasas de interés para frenar la inflación.

“Todavía hay un alto grado” de expectativas de que la inflación desaparecerá de forma natural, dijo Bullard este lunes en una entrevista realizada por MarketWatch y Barron’s, y que fue transmitida por internet.

Los banqueros de la Fed señalaron que planean aumentar su tasa de referencia en 50 puntos básicos en su última reunión del año, que se realizará el 13 y 14 de diciembre, después de cuatro alzas sucesivas de 75 puntos básicos. Pero los encargados de la política monetaria también podrían elevar sus pronósticos sobre cuánto subirán las tasas de interés cuando actualicen sus proyecciones económicas durante la reunión, ante una inflación persistentemente alta.

La tasa principal se encuentra actualmente en un rango objetivo de 3,75% a 4%.

Bullard reiteró el lunes su opinión de que la Fed necesita llegar al menos al piso del rango de 5% a 7% para cumplir con el objetivo de los banqueros centrales de que la tasa sea lo suficientemente restrictiva como para acabar con la inflación, que se encuentra cerca de un máximo de cuatro décadas.

Williams de Fed Nueva York

Por su parte, el presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, John Williams, dijo que los responsables de la política monetaria tienen más trabajo por hacer para frenar la inflación, que sigue siendo “demasiado alta” a pesar de algunas mejoras recientes en los problemas de la cadena de suministro.

“Un mayor endurecimiento de la política monetaria debería ayudar a restablecer el equilibrio entre la oferta y la demanda y devolver la inflación al 2% en los próximos años”, dijo Williams este lunes en declaraciones preparadas para un evento virtual organizado por el Club Económico de Nueva York. “Llevará algún tiempo, pero confío plenamente en que volveremos a un período sostenido de estabilidad de precios”.

Además, el presidente de la entidad, Jerome Powell, ha hecho hincapié en que, aunque la Reserva Federal reduzca el ritmo de sus aumentos, probablemente necesitará subir las tasas a un nivel más alto de lo que se esperaba para frenar las presiones sobre los precios. Tendrá la oportunidad de reforzar ese mensaje cuando se pronuncie el miércoles en Washington. En septiembre, los funcionarios pronosticaron que las tasas alcanzarían el 4,4% este año y el 4,6% en 2023. Actualizarán esas previsiones trimestrales el próximo mes.

Williams dijo que espera que la inflación disminuya a entre 5% y 5,5% para fines de este año y que baje a entre 3% y 3,5% el próximo año. Williams proyecta que la tasa de desempleo de EE.UU. aumente a entre 4,5% y 5% para fines del próximo año, desde la tasa actual del 3,7%. En ambos casos, sus estimaciones están por encima de la mediana de las previsiones presentadas por los responsables políticos en septiembre.

“La inflación es demasiado alta y una inflación persistentemente alta socava la capacidad de nuestra economía para funcionar a su máximo potencial”, dijo Williams. “Todavía hay más trabajo por hacer”.

Sigue también en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.