Rebote de SQM por efecto “compra de dividendos” elevan al IPSA en medio de temores globales por contagios de Covid-19 en China

El ETF IT NOW IPSA anotó flujos por US$32 millones la semana pasada.

Los principales índices de Wall Street empezaron la semana con una caída, influido por los confinamientos que afectan nuevamente al gigante asiático


Un fuerte rebote de los papeles de SQM impulsó al alza al Índice de Precios Selectivos de Acciones (IPSA), que se sacudió de los temores globales que llevaron a las principales plazas bursátiles globales a cerrar en rojo este lunes.

El IPSA cerró la jornada de este lunes con un alza de 2,33% hasta los 5.312,69 puntos, recuperando gran parte del terreno que cedió durante la semana pasada. El principal impulso provino del marcado rebote que lograron los papeles de SQM, tras verse afectados por fuertes ventas a finales de la semana pasada. Todo, a pesar de las millonarias utilidades que había reportado.

La serie B de la minera no metálica lideró la recuperación con un alza de 9,48% hasta los $93.500,00 la acción, siendo el segundo papel en registrar la mayor alza diaria en la plaza local. De hecho, la mencionad serie fue el papel que concentró mayores transacciones durante la jornada, totalizando los $115.669 millones en la jornada.

En tanto, la serie A de SQM subió 3,24% hasta los $79.865,00 cada papel, totalizando montos transados por $ 163 millones.

Según explicó a Pulso el gerente de Estudios de Renta4, el marcado rebote de los papeles de SQM se da luego que el analista y presidente de Global Lithuim LLC, Joe Lowry -apodado Mr. Litio- contradijera informes bancos de inversión como Goldman Sachs y Credit Suisse que alertaban del final del ciclo alcista para el precio del litio.

“El espera que el precio del carbonato de litio con calidad de batería, continúe su trayectoria al alza hasta 2027, y entonces esa es una persona que sabe y es una opinión que se empezó a propagar en el mercado también”

A ello sumó el anuncio que realizó hoy la compañía sobre el reparto de utilidades, donde el directorio acordó el pago de un dividendo equivalente a US$ 3,08056 por acción, con cargo a las utilidades del ejercicio 2022.

Según detalló Araya, ello impulsó las compras de papeles en el mercado. “Hay gente que compra dividendo, esos dividendos son bien recibidos por el mercado. Hay algunos que prefieren hacer ganancia de capital y otros que prefieren los flujos de dividendo, y estos siempre influyen positivamente”, indicó.

Araya agrega que los informes de los bancos de inversión no tenían “argumentos tan sólidos” ya que alertaban por proyectos de litio tanto en Argentina como Australia, donde “uno empieza a cuestionar que no es lo mismo tener un proyecto que materializarlo volverlo productivo, y lo segundo es la calidad de la batería”, reflejando los diferentes medios de producción que se usan en dichos mercados frente a Chile, donde se usa la salmuera.

Para el analista “es curioso” que luego de las utilidades reportadas por SQM hayan aparecido los informes. “Cuando estoy diciendo que la empresa gana US$1.102 millones en un trimestre y no , US$ 108, que es lo normal y que fue lo que se ganó el año pasado, que el mercado reaccione negativamente como lo hizo dos días atrás, es muy raro”, sostuvo.

Finalmente, agregó que la caída que afectó a las acciones durante su racha bajista se da por los mecanismos de ajustes de precio, por ser una de las que cuenta con mayor cantidad de operaciones simultáneas en el mercado local.

“Cuando el precio se ajusta, los inversionistas tienen que salir a cubrir la cuenta de márgenes. Entonces, están obligados a vender más acciones de las que desearían. (...) El inversionista que no tiene otro activo, está obligado a vender cuando hay caídas de precio. Entonces, eso profundiza la caída”, finalizó.

Temores globales por China

En tanto, los principales índices de Wall Street empezaron la semana con una caída, influido por los confinamientos en China y pérdidas de los valores energéticos tras un artículo sobre una probable alza de la producción de petróleo.

El índice del sector energético del S&P 500 caía un 4% a un mínimo de cuatro semanas, ya que los precios del petróleo retrocedían más de un 5% después de que el Wall Street Journal informó que Arabia Saudita y otros están discutiendo un aumento de la producción.

Los mercados mundiales también se inquietaban por el aumento de los casos de COVID en China. La segunda economía del mundo cerró negocios y escuelas en los distritos más afectados y endureció las normas para entrar en la ciudad mientras las infecciones aumentaban.

“Existe una verdadera preocupación por el arrastre de la economía china sobre la actividad económica de Estados Unidos”, afirmó a Reuters Hugh Johnson, economista jefe de Hugh Johnson Economics.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.