Cómo se eligieron los ganadores de la segunda versión del premio Sacyr a la Innovación en Chile

Imagen AA8A3813

Un desarrollo que transforma residuos como la plumavit en pintura y una iniciativa que reutiliza las fibras de los neumáticos para usarlas en la construcción de pavimentos, fueron los ganadores de la segunda edición de los premios Sacyr a la Innovación en Chile. Pero ¿cómo se llegó a destacar estos proyectos?: gracias a una rigurosa metodología.




¿Cuáles son los desafíos de la infraestructura por el cambio climático? Esa fue la pregunta principal y título del seminario que se realizó en el Hotel Intercontinental en el contexto de la segunda edición de los premios Sacyr a la Innovación en Chile, organizado por la fundación de la empresa española y PULSO, donde incluso, estuvo Manuel Manrique, presidente y consejero delegado de Sacyr.

La empresa ganadora en la categoría nacional fue Idea-Tec, que transforma residuos como la plumavit en pintura. Y en la categoría regional, la idea premiada fue FibraTyre, que reutiliza las fibras de los neumáticos para usarlas en la construcción de pavimentos.

Pero detrás de los galardones e ideas, hay una concepción asociada con la innovación, que está en el tuétano de esta compañía de origen español, como un concepto de mente abierta. En otras palabras "de ser proclives a los cambios que puedan mejorar un proceso o desarrollar una nueva línea de negocio", indican en esta empresa y agregan: "En Sacyr entendemos que la única manera de ser competitivos es teniendo una mentalidad de innovación global, tal y como dice nuestro lema de compañía, no dando nada por hecho para que quede todo por hacer".

Metodología

Antes que nada, es importante indicar que este premio tiene principalmente cuatro objetivos. Por un lado está reconocer el talento y la contribución al país que diferentes colectivos realizan mediante iniciativas innovadoras en el ámbito de las infraestructuras y los servicios relacionados. Otro elemento es colaborar en conectar a los diversos actores (empresas, academia y Estado) en torno a objetivos de innovación.

Pero también es clave identificar ideas innovadoras que puedan aportar mejoras significativas en las actividades de Sacyr en Chile y, por último, está el objetivo de "dar a conocer, entre los principales grupos de interés de Sacyr, nuestras actividades de innovación y nuestra contribución a la economía chilena", indican en la compañía.

La metodología establece una categoría única de participación, en la que se pueden postular proyectos asociados a cinco áreas de tecnologías: Smart cities & Smart services, Nuevos materiales, Eficiencia energética: Internet of things (IoT) y Construcción sustentable.

Los proyectos a presentar, además de estar clasificados en alguna de estas áreas, deberán tener un impacto en alguna de las cuatro líneas de negocio desarrolladas por Sacyr: Construcción: de infraestructuras, ferrocarriles, puertos, autopistas, túneles, etc.; Concesiones de infraestructuras: peajes, hospitales, aeropuertos, transporte metropolitano y áreas de servicios de carreteras; Servicios: de agua y medioambientales; e Industrial: construcción de plantas de energía, tratamiento de residuos, oil & gas, instalaciones eléctricas y minería.

El proceso de evaluación de los proyectos para esta Segunda Edición de los Premios Sacyr a la Innovación en Chile consideró dos fases. En la primera, una Comisión Técnica será el órgano que realizará una valoración inicial de las candidaturas presentadas, y en la segunda, un jurado representativo del gobierno, la industria y la academia definirán a los ganadores. La comisión técnica valoró los proyectos según cuatro criterios de evaluación: oportunidad, solución, modelo de negocio y presentación y configuración . De la totalidad de proyectos que se recepcionen, se premiaron dos iniciativas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.