Tengo trabajo, ¿me conviene retirar el 10% de la AFP e invertirlo en un APV?

¿Me conviene el retiro si es que estoy jubilado? La directora ejecutiva de Brain Invest, y experta en materia previsional, María Eugenia Jiménez, explica los distintos casos posibles a los que se enfrentan las personas si es que se liberan esos recursos de manera universal.




El retiro del 10% de los ahorros previsionales tiene amplio respaldo popular y está ad portas de ser aprobado en el parlamento. Y la pregunta que no pocos se hacen ahora es qué podría hacer con ese dinero si es que tengo trabajo y mis ingresos no se han reducido considerablemente en este periodo de crisis económica.

¿Sería un error retirarlos? En conversación con Pulso, la directora ejecutiva de Brain Invest, y experta en materia previsional, María Eugenia Jiménez, explica los distintos casos posibles a los que se enfrentan las personas si es que se liberan esos recursos de manera universal.

Para las personas de altos ingresos, ¿conviene sacar el total y guardarlo en el APV? ¿Cuál es el beneficio?

Obviamente que todas las personas van a querer retirarlo, sobre todo en aquellos que pagan impuestos. Esta plata sería una rebaja de impuestos para ellos ya que estaría retirando algo que en el futuro siempre va a pagarlos. Para aquellos de rentas altas, si hacen APV, cuyo límite es de 50 UF, la verdad es que va a ser una plata para el bolsillo porque no tienen espacio para hacer un APV sobre 50 UF. (…) Existen ejecutivos que tienen altos ingresos, están en el tramo de impuestos sobre el 30%, o tal vez menor, y que sí optan a hacer depósitos convenidos, o nunca lo han hecho, y solo han agotado la alternativa del APV ahorrando las 600 UF anuales. Para ese tipo de personas significa que podría tener más plata para, el día de mañana, decidir hacer un depósito convenido. Eso sí, lo común es que la gente se gaste ese dinero o la ahorra en otra alternativa, si es que ya hace cotizaciones voluntarias. Para personas que tienen APV, pero no llegan al límite, van a poder aumentar su APV para tener un mayor beneficio tributario. Este sería la rebaja de impuestos en el sueldo directamente, si es que se hace a través del empleador.

Retiro del 10%: reguladores se preparan para absorber venta masiva de activos de los fondos
Que no sea masivo: líder de los empresarios dice que, si se aprueba el retiro del 10% de las AFP, debiera ser sólo para los que lo necesitan
Retiro de fondos: Ministerio de Hacienda sube efecto fiscal a US$6.000 millones equivalente a 2,5% del PIB

Y para las personas de menores ingresos, ¿qué conviene hacer?

En teoría, la gente de menos ingresos necesita la plata. Pero personas que siguen manteniendo su sueldo y no necesitan mayor liquidez, lo más lógico es que opten por ahorrar en la cuenta 2 de la AFP, o bien realicen un APV bajo el régimen Letra A que es un beneficio en que el Estado le bonifica el 15% de lo que ahorra (teniendo un límite de 6 UTM). ¿Con qué monto de APV uno logra tener el máximo de esta bonificación? Es anual y se llega al máximo ahorrando $2.000.0000 en el año. Recordemos que el APV es posible hacerlo a través del empleador o a través de un aporte directo.

En caso de una persona jubilada, ¿conviene sacar el 10%? ¿Cuánto es la rebaja a su pensión?

El porcentaje que retire, sobre su saldo total, es directamente proporcional en la disminución de su pensión. Es decir, en una persona que tiene 43 millones de pesos ahorrados en la AFP y retiró el máximo permitido, la pensión se va a ver disminuida un 10% y, por consecuencia, a partir del mes siguiente la AFP está obligada a hacer un recálculo de la pensión porque quiere decir que tiene menos saldo disponible para seguir pagándole la pensión para el resto de su vida.

Retiro de pensiones: cambio al proyecto gatilla que AFP tengan que acelerar liquidación de activos y el 84% de los recursos se vendería en primeros diez días
Las trabas que ven las AFP y dudas que dejó el cambio del proyecto de retiro de fondos
Ganaba más de $2 millones ¿Podré sacar mi 10% de la AFP sin pagar impuestos?

Existe un número importante, sino es la mayoría de las personas, que los ahorros son bastante menores a los $ 43 o $ 44 millones que daría el 10%. Pensemos en personas que tienen $ 20 o $ 15 millones ahorrados. Si yo tengo $ 20 millones ahorrados, me van a permitir retirar 2 millones. Con 20 millones se recibe una pensión muy baja que está bajo el monto de la PBS. No nos olvidemos que hay dos mecanismos de apoyo a las personas que tienen pensiones bajas. Eso sí, tienen que estar en el 60% más vulnerable y para eso hay que estar calificado (…) Si esta persona no califica, su pensión no va a tener un mayor apoyo. Si él, con sus 1.500 UF, por ejemplo, recibe una pensión de 220.000 pesos, se va a bajar el porcentaje que está retirando que es un 10% y va a tener una pensión más baja aún, pero no va a tener apoyo del pilar solidario porque no califica en el 60% más vulnerable. Esto le significaría al Estado que va a tener que anticipar el apoyo a aquellas personas que tengan derecho a la pensión con aporte solidario y aquellos que caigan en la pensión más baja, bajo la PBS, le van a tener que apoyar con esa diferencia.

Para los jóvenes y mediana edad que ya cotizan, ¿qué recomienda usted?

Si uno es responsable no debiera retirar nada. La gente joven, en su gran mayoría han tenido sus remuneraciones sin pagar impuestos. Por lo tanto, para ellos retirarlo no tiene un mayor beneficio. Solo tener la plata en el bolsillo, pero se hacen un tremendo daño. Aquellos jóvenes cuyos ahorros se originaron sin pagar impuestos, están tomando una mala decisión. Como es difícil que lo vean desde ese punto de vista, la recomendación es volver a hacer un APV. Si es una remuneración inferior a $ 3.000.000, la opción es el régimen A, en el que el estado los bonifica en un 15%. Pero una advertencia, cuando se opta por esta alternativa, la bonificación solo se gana u obtiene cuando la persona se va a pensionar. Si esta persona hace retiros antes, pierde el 15% del monto que está retirando porque la bonificación tiene un solo uso: la pensión. Es decir, si este afiliado decide al minuto de pensionarse, comprometer su APV, que le dio origen a la bonificación, ahí se concreta la bonificación y se abona a la cuenta para pensión. Si lo retira antes, la pierde.

Si la persona joven que paga muy pocos impuestos, o no paga, y no quiere ver disminuida su plata, pero tampoco quiere gastársela, la opción va a ser la cuenta 2 de la AFP. En esta incluso, hasta ahora, está estipulado que en teoría las AFP no podrán cobrar comisión por administración de su cuenta de ahorro voluntario por el monto que él ahorre, producto de este retiro.

Comenta