Trazabilidad del tabaco le entregará unos US$ 300 millones extras al Fisco

Tematicas




Al menos US$ 314 millones anuales adicionales en sus finanzas públicas podrá tener el Fisco a contar de enero del próximo año, de acuerdo a una estimación del Servicio de Impuestos Internos. Esto si es que el proceso de trazabilidad fiscal para el tabaco sigue su curso normal. Actualmente, el reglamento y el contrato que hizo el Servicio de Impuestos Internos con la empresa Sicpa se encuentra en Contraloría, a la espera de la toma de razón.

Una vez que eso suceda, la empresa tiene un plazo de seis meses para implementar el sistema que operará para impedir el contrabando de los cigarros y la evasión de impuestos. Si bien el plazo estimativo para que comience a operar es enero de 2019, existe la posibilidad de que se retrase por tres meses. Más allá de los plazos, lo cierto es que el próximo año el Fisco tendrá recursos extras para hacer frente al escenario de estrechez fiscal por el que atraviesa el país.

El objetivo de este mecanismo es controlar de forma cierta las cantidades y tipos de cajetillas producidas en cada línea de producción o ingresadas al país, como medida de control y resguardo del interés fiscal respecto de los contribuyentes que produzcan, fabriquen, elaboren, envasen, distribuyan o comercialicen bienes afectos al impuesto específico al tabaco que el SII determine.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.