Viñas anticipan un duro primer semestre ante desplome de la demanda china

CHINA-HEALTH-VIRUS

La industria ha sido golpeada por las condiciones con que los chinos están enfrentando la emergencia, con restaurantes cerrados y un Año Nuevo con muy poca actividad. A esto se suma que las expectativas eran muy altas.


Distintas industrias chilenas se han visto golpeadas por los efectos del coronavirus en China, principal destino de las exportaciones locales. Uno de esos sectores es el vitivinícola, que el año pasado exportó a China el 16,4% de su producción en valor y que ha visto caer fuertemente la demanda por sus productos en ese país.

Así lo advirtió ayer Vinos de Chile, gremio que agrupa a los principales exportadores locales de vino y que aseguró que, dadas las circunstancias, las expectativas para el primer semestre son pesimistas.

"China es el mercado más importante para el vino chileno, es un mercado dinámico y con un alto potencial, que a partir de los tratados de libre comercio ha crecido exponencialmente. El año pasado se vendieron cerca de US$250 millones en vino embotellado, que representan 7,7 millones de cajas. Cualquier variable que afecte a este mercado tiene un impacto en la industria", dijo Angélica Valenzuela, directora comercial de Vinos de Chile.

"La gente en China no está saliendo, no se está reuniendo, los restaurantes están cerrados y el Año Nuevo Chino no generó el movimiento esperado. Si a eso le sumamos que había stocks muy altos -dadas las expectativas de las fiestas- el escenario no es auspicioso", acoto Valenzuela, pese a lo cual agregó que "en China se están haciendo todos los esfuerzos por controlar la crisis y los puertos están funcionando", agregó la representante gremial.

"En estos momentos es difícil dimensionar el impacto real para el sector porque es complejo estimar lo que no se ha vendido en este período. Además de los efectos que tendrá la ausencia de actividades comerciales y una probable disminución del crecimiento del PIB en 2020. Lo que sí podemos prever es que existirá un mayor stock, porque en el Año Nuevo Chino no se vendió lo esperado y la gente se está quedando más en su casa y disminuyendo su consumo. El escenario más probable es que la emergencia de salud en China se controle a fines de marzo y el crecimiento del PIB quede en 5,4%", subrayó Valenzuela.

En un comunicado, Vinos de Chile indicó que todo este escenario ha provocado que se cancelen o posterguen la mayoría de las ferias de promoción de vino en el mercado asiático, que constituyen una de las principales instancias de difusión de sus productos. Por ello, han mirado canales de comercio electrónico para estos países, lo que podía ayudar a paliar los problemas que se han generado.

"Dado que se han cancelado ferias claves para los productores chilenos, estamos abriendo la posibilidad de potenciar el e-commerce como una alternativa de negocios, focalizarnos en otras fechas de consumo y otros mercados asiáticos como Japón, Corea del Sur, Vietnam e India", complementó la directora comercial de Vinos de Chile.

Por ahora, los envíos de vino a China, aseguraron desde Vinos de Chile a La Tercera PM, siguen produciéndose, aunque golpeados por la menor demanda.

Demanda de carne

Otro sector golpeado ha sido el de exportación de carne. Christian Arntz, presidente de SAGO (Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno) comentó a La Tercera PM que se ha visto un efecto en los precios de sus productos, lo que preocupa en la industria.

"Los frigoríficos, nos han dicho que el coronavirus está complicando las cosas. Se han retrasado los pedidos. No sólo en la carne, sino que también en la fruta y cerezas. Nosotros vendemos ganado y hemos visto una debilidad sobre todo en la vaca que se exportaba a China, porque los precios han bajado mucho. Eso indica que tenemos poca demanda del mercado chino y eso es preocupante", dijo Arntz.

Sonami y Cochilco descartan efectos para los envíos de cobre

Durante la mañana de ayer, una nota publicada por Bloomberg y replicada por diversos portales en el país encendió las alarmas. En ella se daba cuenta de que China le estaba pidiendo a Chile que retrasara los envíos de cobre debido a la emergencia suscitada, citando al coordinador de mercado de Cochilco, Víctor Garay.

Sin embargo, ese organismo salió rápido a desmentir la información, asegurando que Garay había sido consultado por otra cosa y que, al revés, los embarques mantenían su ritmo.

"Respecto a los embarques de cobre a China no hemos advertido alteraciones a las operaciones comerciales", dijo la entidad.

Ejecutivos de la industria minera manejan la misma información, asegurando que hasta ahora el arribo de cobre a los puertos chinos se mantiene normalmente, pues a diferencia de bienes de consumo como fruta, vino o salmón, se trata de embarques pesados que van dirigidos a las industrias y no al consumidor final.

Diego Hernández, presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), sostuvo que la información con que cuentan es que el gobierno del gigante asiático está haciendo todo lo posible, tanto para controlar la epidemia como para que la economía siga funcionando. En ese contexto, algunos productos dirigidos al consumidor se pueden haber visto afectados, al no ser de primera necesidad, pero que el cobre, dada su naturaleza y el uso que se le da, sigue arribando a puertos chinos, almacenándose y procesándose con normalidad.

"El cobre es una industria pesada, que va a seguir funcionando", subrayó Hernández.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La agricultura vertical, permite asilar el frío, utilizar 70%-90% menos de agua y 95% menos de fertilizantes.