A un año del primer caso de reinfección en Chile: ¿qué tan frecuente y grave es la enfermedad en los pacientes que se vuelven a contagiar de coronavirus?

Médicos e infectólogos explican qué tan probable es esta situación y qué pacientes son más vulnerables a infectarse por segunda vez.




Todos los estudios coinciden en que no ocurre frecuentemente, pero el riesgo existe. Justo hace un año, se registró el primer caso sospechoso de reinfección en el país. Hoy, según el último reporte epidemiológico publicado por Ministerio de Salud, los casos sospechosos de reinfección llegan a 1.663 casos, los que representan el 0,1% respecto del total de confirmados.

Pero la lógica dice que seguirán aumentando, conforme pase el tiempo: la inmunidad natural conseguida por la persona que se contagió con el virus cae y la aparición de nuevas variantes más contagiosas como la delta.

¿Por qué se recontagian?

Nicolás Muena investigador de la Fundación Ciencia y Vida, indica que las principales razones para el recontagio son “la disminución en los anticuerpos neutralizantes circulantes y la presencia de nuevas variantes del virus circulante entre la población, lo que produce un efecto similar a la disminucion de anticuerpos”, es decir, “hay menos anticuerpos capaces de reconocer y unirse a la Spike de una variante que tiene una mutación en esa proteína y por lo mismo, puede ocurrir una reinfección”.

FOTO: Angela Weiss / AFP

Javier Tinoco, infectólogo de Clínica Universidad de los Andes, señala que en general, las personas pueden contagiarse más de una vez con virus respiratorios, principalmente porque la inmunidad no es permanente para ellos. “De este coronavirus no se sabe tanto aún. Hasta ahora sabemos que la inmunidad post-infección varía mucho en cada individuo. La inmunidad individual que desarrolle después del primer contacto depende de la edad de esas personas, del estado de su nivel inmunitario, si tiene enfermedades asociadas... todo eso influye en el tiempo de duración de su inmunidad”, señala.

Una persona sí puede enfermarse más de una vez, pero tampoco hay certezas respecto de si esta segunda vez será más leve o más grave que la primera porque depende también de muchos factores, como el nivel de carga infectante, las nuevas variantes, el sistema inmunitario, hasta si consultó en forma oportuna, indica Tinoco. En su experiencia, ha visto casos en los que la primera vez ha sido más grave y la segunda leve y otros en los que la primera vez ha sido más leve.

“En general, se sabe que la reinfección llega hasta el 1%, eso es bajo. Además, siempre hay que diferenciar si se trata una PCR positiva prolongada o una segunda infección. A veces ocurre que el virus sigue presente en una persona, a veces por semanas o meses y el test PCR es positivo, aun cuando no esté enfermo ni pueda contagiar a otros”.

Una mujer realizándose un test PCR. En los casos de reinfección siempre hay que diferenciar si se trata una PCR positiva prolongada o una segunda infección. Foto: Reuters

Los pocos casos se pueden explicar porque todavía no ha pasado tanto tiempo de la pandemia y porque la vacunación contra Covid-19, supone también un “refuerzo” inmunológico en aquellas personas que ya se habían contagiado.

La jefa de infectología de Clínica Alemana, Inia Pérez, señala que los reinfectados son pocos y en general, en su experiencia, el cuadro que han hecho la segunda vez no es necesariamente más leve que el primero, pero suelen no ser graves. “Se presentan con los mismos síntomas habituales, pero no igual que en la primera infección. A veces la primera infección es más leve y luego tienen neumonía o al revés. Depende mucho también del paciente. Los reinfectados que hemos visto, han sido casos de jóvenes sin comorbilidades”.

Según la doctora Pérez, es probable que las reinfecciones ocurran por variantes diferentes, pero aclara que es muy difícil demostrar eso porque se necesita secuenciar ambas muestras positivas, la del primer y segundo contagio y no se hacen muchas secuenciaciones, tampoco se guardan las muestras de los pacientes para poder comparar.

FOTO: AP

Respecto del tiempo que transcurre entre el primer y segundo contagio, la infectóloga de Clínica Alemana menciona que en general, son al menos tres meses, pero también han visto casos más cortos y otros más largo. “Los pacientes que hicieron cuadros más leves, suelen tener una inmunidad más débil y más corta. En esos casos ayuda la vacuna. Los que hacen cuadros muy graves, tampoco quedan con una inmunidad muy alta”, indica la especialista.

El caso de Magallanes

La Región de Magallanes es la que proporcionalmente más casos de reinfectados tiene. De los 29.120 casos confirmados hasta hoy, tiene 159 casos sospechos de reinfección. Cinco veces más sospechosos de reinfección que Atacama que con 26.654 casos totales acumulados tiene 34 casos de recontagio.

Marcelo Navarrete, virólogo director médico del Laboratorio Covid-19 de la Universidad de Magallanes, explica que en Punta Arenas, la tasa de reinfección es de 0,5%, pero que no está fuera de lo esperado. “Esta cifra está muy relacionada con la búsqueda activa de casos. En términos relativos, todos en la región hemos sido testeados alguna vez. Hay más personas que test, entonces tenemos varias personas con más de un test”.

En los casos clínicos que han podido observar, se han dado todas las combinaciones posibles: primera infección más grave y segunda leve; primera leve y segunda más grave; ambas sin síntomas; o ambas con pocos síntomas; graves las dos. “No hay un patrón definido”, indica Navarrete.

Junto a su equipo de investigadores, realizó un seguimiento a pacientes reinfectados, pero detalla que es muy difícil secuenciar dos muestras positivas de la misma persona, porque no siempre la carga viral de las dos infecciones fue la misma y porque las muestras de secuenciación en busca de variantes, debe tener cierto nivel de calidad y éste no siempre es óptimo.

En los casos que sí lograron hacerlo, las variantes para la primera y segunda infección, han sido diferentes. Pero no han sido más de cuatro casos por lo que advierte que no sirven para sacar una conclusión, sino solo como evidencia circunstancial. ¿En tiempo? Pueden pasar entre dos y tres meses entre cada infección, “lo que coincide con el tiempo de cambio entre que una variante disminuye su circulación y otra comienza a dominar”, indica el virólogo.

En la Región de Magallanes, el 80% de la población completó la vacunación. FOTO: CLAUDIO MONGE / AFP

“Es esperable que una persona que tiene cierto tipo de inmunidad se pueda contagiar con otra variante. No tenemos un alto porcentaje de testeo por lo que si se aumentara, podríamos encontrar muchos más casos de reinfección”, señala Navarrete.

Hablan los estudios

Una revisión sistemática de la literatura realizada por investigadores de la Universidad de Chicago y publicada en mayo en la revista Investigative Medicine perteneciente Bristish Medical Journal, señala que de 17 reinfecciones reportadas en la literatura, sólo una paciente tuvo síntomas peores la segunda vez, y era una paciente inmunocomprometida de 80 años que falleció debido a la segunda infección.

De los demás pacientes reinfectados, tres tuvieron síntomas más serios mientras que sobre el 80% tuvieron síntomas iguales o más leves que la primera vez.

El mes pasado, por primera vez, Public Health England (PHE) del Reino Unido publicó sus datos de vigilancia poblacional sobre posibles reinfecciones por Covid-19, con el objetivo de ayudar a monitorear y comprender el riesgo de que las personas se contagian más de una vez.

Para entonces (17 de junio) se informó que existía un bajo riesgo de reinfección con Sars-CoV-2 y entre junio del año pasado y mayo de este año, registraban alrededor de 0,4% de los casos que se reinfectan. Sin embargo, hace cuatro días, las autoridades sanitarias volvieron a hacer un llamado al autocuidado y reveló que 897 casos de las 68.688 infecciones de la variante ddelta registradas en un período de 11 semanas de abril a junio eran posibles reinfecciones. Es decir, la variante delta duplica con creces el riesgo de contraer Covid por segunda vez en comparación con la variante alfa (británica).

En Estados Unidos, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri y MU Health Care realizaron recientemente un estudio en el que revisaron más de 9.000 pacientes con infección grave por Covid-19 y evidenciaron que menos del 1% contrajo la enfermedad nuevamente, con un tiempo promedio de reinfección de 3,5 meses después de una prueba inicial positiva.

En total, 63 de los 9.119 pacientes (0,7%) con infección grave por Covid-19 contrajeron el virus por segunda vez, con un período medio de reinfección de 116 días. De los 63 que fueron reinfectados, dos (3,2%) murieron.

Adnan Qureshi, profesor de neurología clínica en la Facultad de Medicina de MU e investigador principal de este estudio, señaló a través de un comunicado de prensa de la universidad que, en el análisis encontraron que “el asma y la dependencia de la nicotina estaban asociados con la reinfección”. “Sin embargo, se observó una tasa significativamente menor de neumonía, insuficiencia cardíaca y lesión renal aguda con la reinfección en comparación con la infección primaria”.

Esta investigación, denominada “Reinfección con SARS-CoV-2 en pacientes sometidos a pruebas de laboratorio seriadas” y publicado en la Clinical Infectious Diseases, se definió la reinfección por dos pruebas positivas separadas por un intervalo de más de 90 días tras el alta de la infección inicial, seguida por dos o más pruebas negativas consecutivas, en un periodo que va desde diciembre de 2019 a noviembre de 2020.

“Este es uno de los estudios más grandes de su tipo en EE.UU., y el mensaje importante aquí es que la reinfección por Covid-19 después de un caso inicial es posible, y la duración de la inmunidad que proporciona una infección inicial no está completamente clara”, dijo Qureshi.

En India, a comienzos de este, un estudio realizado por epidemiólogos y expertos en medicina comunitaria del DY Patil Medical College and Hospital, hicieron el seguimiento desde septiembre del año pasado hasta junio de este año, a 1.081 personas de la ciudad de Pune, en India, que se habían contagiado y recuperado de Covid-19.

Los resultados sugieren que la reinfección después de la recuperación es rara y la inmunidad natural después de la enfermedad podría ser duradera: de ellos, solo 13 se volvieron a contagiar en estos nueve meses (1,2%). Además, los datos sugieren que la segunda infección en estos casos fue leve y se recuperaron por completo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.