¿Afectará la vacuna? ¿Si ya tuve Covid, puedo volver a contagiarme? Cinco preguntas para entender la mutación del coronavirus detectada en Reino Unido

Foto: Reuters

Científicos explican cuáles son las posibles consecuencias que podría generar la nueva variante del Sars-CoV-2 descubierta en Reino Unido.




Aunque muta menos que el virus influenza, el Sars CoV-2 muta como todos los virus, incluyendo los coronavirus.

La nueva variante descubierta en Gran Bretaña ha generado una serie de interrogantes sobre las consecuencias que podría tener, por ejemplo, en el nivel de contagiosidad o en la eficacia de las nuevas vacunas que se están probando en varios países del mundo y que pronto comenzarán en Chile también.

1. ¿Cómo se produjo esta mutación?

La clave está en la proteína Spike (S) o Espiga. Según lo informado por autoridades del Reino Unido, la nueva variante llamada VUI 202012/01 (Variante en investigación, año 2020, mes 12, variante 01) tiene múltiples mutaciones de la proteína espiga (deleción 69-70, deleción 145, N501Y, A570D, D614G, P681H, T716I, S982A, D1118H). Además, posee otras mutaciones en otros lugares del genoma del virus.

Imagen microscópica del Sars-CoV-2.

Pero más allá de la cantidad de mutaciones, los investigadores advierten que los virus naturalmente mutan y la mayoría de las veces, este tipo de mutaciones son simplemente marcadores regionales neutrales útiles para el rastreo de contactos y así saber de donde proviene. “Las mutaciones observadas rara vez han afectado la aptitud viral y casi nunca afectan el resultado clínico, pero los efectos detallados de estas mutaciones aún no se han determinado por completo”, advierten.

Cada vez que un virus ingresa a una célula para contagiarla, se replica en ella y por error transfiere una información distinta que es lo que determina nuevas combinaciones o mutaciones.

Vivian Luchsinger, viróloga e investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, señala que los virus con ARN al ingresar a la célula y reproducirse en ella, utilizan enzimas para producir nuevas partícula de ARN en los hijos de estos virus, pero esta enzima se equivoca y en lugar de poner un nucleótido mete otro. “La mayoría de los cambios no tiene importancia pero estos cambios pueden producirse en cualquier proteína del virus. Si hay cambios en las proteínas que se relacionan con los anticuerpos, puede ser que la proteína que produzca no sea detectada por los anticuerpos”, explica.

En este caso específico, dice Luchsinger, “se sabe que tiene 17 cambio o mutaciones y el más importante es uno que tiene en la proteína Spike, que es la proteína que se adhiere a la célula que infecta. La aparición de la nueva variante del virus coincide en el tiempo con una zona en la que se ha visto un aumento de casos. Según la vigilancia que se ha realizado, en los lugares donde ha habido aumento, al hacer la secuenciación genética, se ha visto este virus. Es una asociación temporal, pero se debe estudiar para saber si han descartado algún cambio en el comportamiento del virus”.

2. ¿Es una nueva cepa o una variante?

Nicolás Muena, investigador de la Fundación Ciencia & Vida, explica que por ahora se trata de una variante del mismo virus SARS-CoV-2, así como se han detectado muchas desde su aparición. “Hasta no tener mayor evidencia de que la mutación cambie la relación con los anticuerpos, o que es capaz de evadir al sistema inmune o que haya variación en las características inmunológicas o biológicas del virus, se sigue hablando de variante o linaje. No todas las variantes se transforman en una nueva cepa de virus, para eso debe existir un cambio de comportamiento”, dice.

Por ahora, las sospechas apuntan a que la nueva variante tendría una mayor transmisibilidad, pero aún no es concluyente ya que faltan los estudios de laboratorio.

Sin embargo, a juicio de Muena hay varias situaciones que llaman la atención. La primera es la gran velocidad con la que esta variante ha ganado espacio. Cuando se descubrió en septiembre, su circulación alcanzaba al 25% -es decir, de todas las muestras que se secuenciaban, el 25% correspondía a esta variante- pero ahora llega al 60%.

Foto: Reuters

Otra aspecto llamativo es la cantidad mutaciones que se concentraron en la proteína Spike. “La hipótesis que se maneja es que puede haber surgido de una persona que enfermó en forma crónica de Covid-19. Alguna persona inmunocomprometida en la que el virus se mantuvo replicando por un periodo constante sin que el sistema inmune lo pudiera eliminar”, indica el investigador.

En esta misma proteína, mantiene una mutación en un lugar llamado N501Y, que está justo en la zona en al que la Spike se une a las células, lo que en teoría podría mejorar esta capacidad. Además, tiene una deleción, es decir, se le borraron dos aminoácidos (69-70), un cambio que antes se ha descrito como una evasión al sistema inmune (algunos anticuerpos) y que en teoría, podría aumentar la fuerza con la que se une a la célula.

Las mutaciones N501Y, D614G, y las deleciones 69-70, no son nuevas, pero nunca antes se habían visto juntas, en una misma variante, indica Muena.

Alexis Kalergis, académico de la Universidad Católica y director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (IMII), señala que según el informe que entrega el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC, siglas en inglés), sería una nueva variante que presenta varios cambios genéticos y sugiere que tendría la capacidad de ser más transmisible, pero no causaría enfermedades más graves. “Sin embargo, es demasiado temprano para sacar conclusiones definitivas, dado que se requiere hacer una serie de pruebas que tomarán tiempo”.

“Las mutaciones en los genomas de los virus son esperables, pero no se puede predecir en qué lugar del genoma ocurrirá ni en qué momento, y tampoco sus implicancias biológicas o inmunológicas”, señala Kalergis.

Para Andrea Silva, bióloga y doctora en Ciencias y directora Ejecutiva de Austral Omics, unidad de Innovación en Biotecnología de la Facultad de Ciencias Universidad Austral (UACh), para que sea una cepa nueva es indispensable que el virus se comporte distinto en el ser humano, que sea más contagioso, más virulento, pero por ahora todo eso es especulativo. “Se cree que se transmite más rápido, pero no está dilucidad el mecanismo por el que eso ocurre”.

Otro aspecto que se debe considerar según Silva es el Reino Unido es uno de los países que más secuenciaciones genéticas realiza, por lo que su detección no implica que la mutación haya ocurrido ahí. Puede ser que la variante lleva mucho tiempo circulando y solo ahora se detectó.

3. ¿Afectará a las nuevas vacunas?

Ante los cambios que está teniendo el virus, ¿funcionarán las vacunas que se están desarrollando? Según Kalergis, quien además es director general del ensayo clínico de la vacuna Sinovac y Biotech, falta estudiar.

“Aún no existe evidencia de que esta variación pueda evadir la respuesta inmune generada por las vacunas, pero sin embargo debe ser estudiado. Por ejemplo, evaluar la capacidad neutralizante de esta nueva variante del virus con los anticuerpo que generan las vacunas. Sin embargo, es importante indicar que las vacunas han presentado una alta eficacia contra el virus SARS-CoV-2, y el sistema inmune no reconoce un único lugar de la proteína para montar una respuesta inmune, sino que que es capaz de reconocer varios puntos dentro de una proteína””.

Aún así, advierte que se debe seguir de cerca la evolución del virus y su implicancia en las personas que fueron vacunadas, así como los resultados de neutralización que se puedan realizar con sueros de personas inmunizadas con las vacunas actualmente en uso.

Las variantes identificadas han sido principalmente en la proteína Spike. La información que aún no se conoce es si acaso estas mutaciones interfieren con la capacidad neutralizante de los anticuerpos o con la activación de los linfocitos T. Lo cierto es que vacunas basadas sólo en Spike podrían ser más vulnerables a la evasión de la inmunidad por parte del virus, porque estas vacunas sólo inducen inmunidad contra Spike. Vacunas en base al virus inactivado contienen todas las otras proteínas del virus, además de Spike, por lo que la inmunidad que generan podría ser menos vulnerable a la evasión por parte de variantes del virus con cambios en Spike. Sin embargo, es necesario hacer los estudios correspondientes”, advierte el director del IMII.

Muena cree que son necesarias muchas mutaciones para que las vacunas que trabajan con la proteína Spike pierdan efectividad e insiste en que los “los cambios ocurridos hasta ahora no son suficientes para evadir la respuesta inmune generada por las vacunas” e incluso, si ocurriera, “sería fácil incluir nueva información genética en las vacunas porque esa información se puede adaptar a la tecnología de las vacunas”.

4. ¿Cómo se vigilan estas mutaciones en Chile?

El ministro de Ciencia Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, señala que la mutación del Reino Unido afecta la propagación del virus y la vuelve más rápida, pero no se sabe aún si es más virulenta. A la fecha dice, el virus Sars-CoV-2 registra más de 12 mil mutaciones.

“Para entender este fenómeno y trabajar en una vigilancia genómica”, mañana se reunirán de manera urgente, el Ministerio de Ciencia, Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), Consorcio de Universidades y el Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud para “enfrentar en conjunto esta nueva arista de la pandemia”, adelantó Couve.

Consultado el ministro de Salud, Enrique París, dijo que según la información entregada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la variante sería más contagiosa lo que obliga a reforzar las medidas. Por lo mismo, adelantó que se creó un equipo de trabajo con el Ministerio de Ciencias para analizar al secuenciación del virus en Chile y así detectar la variable por PCR. “Sabemos que ISP puede hacer seguimiento genómico para la secuenciación, pero solicitaremos la colaboración de las universidades en todo Chile”.

5. Si ya tuve Covid, ¿podría volver a contagiarme?

Si bien, según los informes, la mutación es más contagiosa, los expertos no creen que aquellos que ya han contraído Covid-19 puedan contraer esta nueva variante, ni creen que las últimas vacunas Covid-19 sean ineficaces para inocular a las personas de esta reciente mutación.

Según Moncef Slaoui, principal asesor científico del esfuerzo de distribución de vacunas del gobierno de EE.UU., citado por CNN, la posibilidad de que nuevas cepas sean resistentes a las vacunas actuales es baja . “Creo que es muy poco probable que esta variante particular en el Reino Unido haya escapado a la inmunidad de la vacuna”, dijo Slaoui.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.