Cinco fallecidos por cigarrillos electrónicos en EE.UU. ¿Hay casos en Chile?

FILES-US

FILES-US

Aún no está claro qué sustancia de todas las que están presentes en el dispositivo mismo y en el líquido que calientan estos vapeadores son los que han causado cientos de casos de pulmonía y daño pulmonar.




Jóvenes que en promedio tienen 19 años y que de pronto comenzaron a experimentar síntomas como tos, dolor en el pecho. La respiración para ellos se volvió tan difícil que tuvieron que ser hospitalizados. Otros, además, tuvieron náuseas, vómitos, diarrea, fatiga, fiebre y pérdida de peso.

Este tipo de cuadros que se comenzaron a repetir en 33 estados de Estados Unidos, llamaron la atención de los especialistas de salud por lo que iniciaron estudios con el fin de averiguar su origen. Los primeros resultados se publicaron la semana pasada.

Aunque los estudios todavía están en curso respecto de la causa exacta, ya concluyeron que las cinco muertes contabilizadas hasta ahora y los casi 500 pacientes hospitalizados, eran usuarios de vapeadores o cigarrillos electrónicos.

En Chile todavía no hay registro de personas afectadas directamente por el uso de estos dispositivos pero los especialistas no descartan que sí hayan ocurridos casos, especialmente durante este invierno que son más frecuentes. Desde ahora, creen que será necesario agregar entre las preguntas de rutina, una específica respecto de la utilización de vapeadores y la sustancia calentada y no solo preguntar si fuma o no.

Víctor Aliste, broncopulmonar de Vidaintegra explica que hoy en Chile es difícil saber las causas por las que se produce una neumonía o una afección respiratoria. "Cuando llega un paciente grave a la unidad de pacientes críticos, los tratamientos son estándar, hay un protocolo de manejo de pacientes independiente de la causa" por lo que no se puede descartar que alguno de esos casos pueda tener alguna relación con los vapeadores.

"Los casos que han llamado la atención en Estados Unidos son del último tiempo y es un país en el que llevan más de 10 años de uso de vapeadores y cigarrillos electrónicos. En Chile el uso ha ido aumentado en los últimos dos o tres años", dice este especialista.

Aliste es uno de los que cree que es necesario preguntar a los pacientes específicamente por su uso. "La pregunta como antecedente previo debiera estar incorporada en el manejo de pacientes críticos respiratorios. Muchas personas, aunque usan vapeadores, dicen que no fuman porque tienen la idea de que fumar este tipo de sustancias no implica daño como el tabaco en el cigarrillo tradicional", dice.

Ronald Reid, médico broncopulmonar de Clínica Universidad de los Andes, explica que el cuadro pulmonar asociado a los vapeadores, según los estudios norteamericanos, es "bastante inespecífico" y se presenta como una neumonía grave y falla respiratoria. En estos pacientes se hicieron estudios específicos microbiológicos, buscando virus, bacterias y otras causas y en realidad no se encontró ninguna causa conocida y finalmente se encontró la coincidencia y muchos de estos casos de neumonías raras, tenían como antecedente común el uso de vapeadores, indica el especialista.

Según Reid, "en Chile podríamos tener casos que hayan ingresado como neumonías pero nunca se supo la causa, se trató y se pueden haber solucionado", sin indagar en las causas". Por lo mismo, "recién a propósito de lo que ha ocurrido en EE.UU. tenemos que comenzar a preguntar por el hábito tabáquico y además por el uso de vapeadores, nos obliga a estar más atentos", dice el broncopulmonar.

Lidia Amarales, directora general del emprendimiento social Respira Libre, señala que las neumonías no están consideradas dentro de las notificaciones obligatorias establecidas por el Ministerio de Salud. "Sobre todo en invierno, se producen neumonías por el virus influenza, sincicial o adenovirus" por lo que separar por causa de origen, no es sencillo y no se hace por lo que tener alguna estadística es difícil".

A la luz de estos nuevos antecedentes, dice Amarales, tendría que haber por parte del Minsal alguna orden de notificación a la rede de salud sobre el uso de estos vapeadores y cigarrillos electrónicos entre los hospitalizados. "Es hoy una necesidad" recalca, sobre todo considerando que quienes más utilizan estos dispositivos son jóvenes.

Según la encuesta del Senda, el uso de cigarrillos electrónicos aumentó significativamente de 3,6% en 2014 a 6,5% en 2016, lo que constituye un llamado de alerta, según el Ministerio de Salud.

En el mundo, el "vapeo" también crece: de 7 millones de usuarios en 2011 a 35 millones hace un par de años, mientras que las tasas de tabaquimo disminuyen.

"Los cigarrillos electrónicos son promovidos por British American Tobacco y Philip Morris, dos grandes empresas tabacaleras, y no son inocuos como ellos dicen. No solo producen neumonía lipoidea como se ha visto en EE.UU. Habrá que ver qué otras patologías surgen en el mediano y corto plazo", insiste Amarales.

¿Qué contienen los cigarrillos electrónicos?

Los e-cigarettes -como también son conocidos- contienen sustancias tóxicas en el líquido que traen como insumo, pero también se han encontrado otras sustancias que son propias del equipo de vapeo (plástico o metal) y que también llegan a los pulmones.

Entre las sustancias que pueden contener destaca el plomo, cromo, níquel, cobalto, nicotina, aromatizantes, propilenglicol y la glicerina vegetal, entre otros cientos de químicos.

El broncopulmonar de Clínica Las Condes, Jorge Dreyse, explica que los vapeadores o cigarrillos electrónicos traen consigo una batería para calentar las sustancias y que estas se puedan aspirar. "Al inicio estaban hechos para calentar nicotina, pero les han ido agregado también derivados de canabinoides (hechos en aceite). Además, se producen seguramente otros compuestos que no se han estudiado al calentarse", dice.

Entre los casos estudiados se ha confirmado neumonía lipoidea, neumonía eosinófilica y daño capilar difuso que son las respuestas del organismo ante una agresión.

Algunos lápices de vapeo contienen cobalto, elemento que también se han encontrado al interior de los pulmones los pacientes estudiados en EE.UU.

Lamentablemente, dice Dreyse, las personas tienen la idea que usar cigarros electrónicos o vapeo es más sano que los cigarros tradicionales, pero eso no es así. "Como broncopulmonares nuestra tarea es decir que los cigarros electrónicos o son una ayuda para dejar de fumar, nuestro compromiso es estar contra el tabaco en cualquiera de sus formas", indica.

Héctor Aranibar, broncopulmonar de Clínica Alemana, es claro: "las vías respiratorias están hechas para respirar aire limpio, cualquier otra cosa que ingrese hacia los pulmones produce daño". El cigarrillo de tabaco tiene miles de componentes que están probados como dañinos para el organismo. Los cigarrillos electrónicos, los vapeadores los que calientan tabaco, "que son producidos por la industria tabacaleras y que buscan introducirlos como alternativa", también causan daño.

Otros estudios

En enero de este año, un estudio realizado por la facultad de medicina de la Universidad de Nueva York y publicado el lunes en los anales de la Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) demostró que al menos en modelo animal, los cigarrillos electrónicos pueden incrementar el riesgo de varios tipos de cáncer y enfermedades del corazón.

Según el documento, el vapor de la nicotina podría ser más nocivo de lo que se pensaba.

Los roedores fueron expuestos a los componentes de los cigarrillos electrónicos en dosis y tiempo equivalente a diez años de uso de estos dispositivos en humanos. ¿El resultado? Se constató daños en el ADN de las células de pulmones, vejiga y corazón de estos animales. En células humanas (laboratorio), también se observó daño en células de pulmón y de vejiga.

Revise el Podcast sobre cigarrillos electrónicos y el impacto en la salud que tienen estos dispositivos.

Comenta