¿Ansiedad? Estudio muestra que Millennials y Generación Z fueron los que experimentaron mayores niveles durante la pandemia

Investigación de consultora global Bain & Company muestra cómo los chilenos y chilenas se han vistos impactados por la crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19, analizando los cambios que han experimentado, tanto a nivel personal como profesional. Donde las generaciones jóvenes y grupos económicos más bajos fueron los más afectados.




Con un año y medio de restricciones debido a la pandemia, la sociedad ha enfrentado una serie de modificaciones en sus rutinas, preferencias y hábitos como consecuencia de las restricciones impuestas para controlar la propagación del Sars-CoV-2.

Debido a esto es que la consultora global Bain & Company, que hace seguimiento constante de las nuevas tendencias del mercado, realizó un estudio (que será lanzado oficialmente este miércoles 29) cuya finalidad fue evaluar el real impacto de la pandemia en los chilenos y los cambios que han experimentado, tanto a nivel personal como profesional.

Marcial Rapela, director y responsable por la oficina de Bain & Company en Chile, señala que “la incertidumbre que trajo consigo la crisis sanitaria, afectó en gran medida los niveles de ansiedad de la población en general, donde un 35% de los encuestados informaron que subieron abruptamente como consecuencia del encierro y la incertidumbre del momento. De ese porcentaje, la Generación Z, los Millennials y los grupos económicos más bajos fueron los más afectados”.

A pesar de eso, el estudio también reveló que los chilenos se dieron cuenta que necesitaban implementar hábitos saludables en sus rutinas para sobrellevar la cuarentena y el 57% de ellos aseguró que ahora son más conscientes con su salud.

De este número, el 40% de los encuestados reveló que comenzó a comer alimentos saludables versus el 19% que no lo hizo. Además, el porcentaje de ejercitación subió a un 35% en el exterior y 25% de manera virtual. Estas cifras son muy relevantes, considerando que más del 50% de los chilenos reportaron haber subido de peso durante la cuarentena.

El estudio además identificó que estos cambios no sólo son por el encierro, sino que serán hábitos que perdurarán en el tiempo, incluso cuando se levanten las restricciones. Lo que resulta interesante de analizar, ya que destacan que uno de los hábitos que perdurará en el tiempo será el hacer deporte al aire.

“Durante la pandemia, se vio un incremento en la adquisición de productos saludables (14%), y se espera que a futuro suba un 30%. Asimismo, las personas confiesan que continuarán realizando ejercicio tanto dentro como fuera del hogar en forma continua, y se espera que crezca un 8% y 37% respectivamente” añade Rapela.

Lo que según el director de la consultora, “demuestra que los clientes demandan nuevas exigencias respecto de los productos y marcas que consumen, y esto también aplica a su vida diaria. En este sentido el propósito de las empresas y sus productos pasan a tener un rol fundamental en la construcción de ecosistemas saludables”.

Redes sociales y ocio

El análisis también abarcó las actividades diarias de las personas y el uso de las redes sociales, las cuales también han experimentado cambios producto del encierro por las restricciones debido al Covid-19.

Un fenómeno que impactó de forma transversal a la población fue que “durante la pandemia, el uso de redes sociales experimentó un crecimiento del 63%. Ocurre un fenómeno similar en el consumo de streaming (40%). Ambas tendencias tendrían su explicación debido a las cuarentenas producto de la crisis sanitaria actual” señala el director de Bain & Company.

Nuevos hábitos, que según el estudio, se mantendrán aunque en menor medida debido a las mayores libertades de movilidad y pasarán a ser parte de una nueva normalidad. No obstante, actividades como viajar, asistir a conciertos y salir a comer, recuperarán terreno en la vida cotidiana de las personas.

redes sociales

Por otro lado, las actividades que se realizaban en casa como leer, cocinar, ver televisión o usar el celular, disminuirán drásticamente a pesar de haber aumentado durante la crisis sanitaria.

Si bien los tiempos dedicados a estas actividades se reducirán de forma abrupta, hay miles de chilenos que los seguirán realizando o implementarán un sistema híbrido, donde puedan mezclar todas las actividades necesarias para mantener la salud mental estable, concluye el análisis.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.