Brote de peste bubónica en China: ¿qué posibilidades hay que esta enfermedad llegue a Chile?

Parece una enfermedad del pasado, pero especialistas advierten que la bacteria que la provoca aún es endémica en algunos lugares del mundo y no ha podido ser erradicada. De hecho, constantemente se están produciendo brotes, como en Madagascar, Pakistán, incluso en Estados Unidos y Perú.




En 1903, en Iquique, comenzaron a aparecer los primeros casos de esta enfermedad en el país. La bacteria llegó a bordo de ratas de un barco que venía desde San Francisco (en Estados Unidos) y que antes había recalado en Colombia. A fines de ese año, Valparaíso también registraba algunos casos.

Con distintos brotes, está enfermedad se mantuvo presente de manera acotada y controlada en el país. Los últimos casos reportados datan de 1941, en Santiago.

En los últimos días, se ha sabido de nuevos brotes de esta enfermedad en China, entre personas que se alimentaron de una marmota.

Marmota en la región china de Mongolia. Foto: Reuters

La peste bubónica o peste negra, enfermedad causada por la bacteria Yersinia pestis, que se transmite a través de fluidos de animales (roedores) infectados y pulgas que éstos tengan, no ha dejado nunca de existir y cada cierto tiempo, en algunos lugares donde se considera endémica, y aparecen brotes.

En África, Asia, Estados Unidos y sur del Perú, son solo algunos de los lugares en los que está presente.

¿Qué posibilidades hay de que la peste negra llegue al Chile?

Guillermo Acuña, infectólogo de Clínica Las Condes, dice que además de la transmisión desde animales, esta enfermedad también se puede transmitir entre personas. “Parece que fuera una enfermedad del pasado, pero la verdad es que hay que estar alerta porque se están produciendo brotes. En Madagascar, por ejemplo, tienen un brote que ya lleva un año. En Pakistán también hay, en Estados Unidos y Perú”.

A Chile es poco probable que llegue al enfermedad porque es endémica, dice el especialista. Además, no tiene la misma diseminación que el virus influenza o el Sars-CoV-2, por lo que una vez que se detecta un brote, se aisla y se trata con antibióticos tradicionales. “Antes se creía que se transmitía por el aire o el agua y que esa sería la razón por la que en la Edad Media causó tantos casos y muertes, pero no es así. En ese tiempo fueron las ratas las que andaban por todas partes las que lo transmitían”, dice Acuña.

Javier tinoco, infectólogo Clínica Universidad de los Andes, explica que si se un diagnóstico oportuno, se aísla y se trata a las persona y a sus contactos, esta enfermedad se controla bien, tal como se ha hecho hasta ahora.

Antibióticos para combatirla

Para diagnosticar esta enfermedad se realizan exámenes de sangre o fluidos para detectar la bacteria. Esto, más los síntomas clínicos, entregan a los médicos la causa de la enfermedad.

Imagen de la bacteria Yersinia pestis, causante de la Peste negra. Crédito: Institutos Nacionales de la Salud.

Como se trata de una enfermedad endémica, dice Tinoco, es importante que los médicos estén atentos a los síntomas y antecedentes del paciente, como si estuvo o no en un lugar endémico de esta enfermedad y la actividad que realiza, si es veterinario, cazador, agricultor, que son actividades que los hace tener un mayor riesgo de tener contacto con animales que puedan ser portadores de la bacteria. “con los síntomas clínicos y los antecedentes epidemiológicos, se activa la alerta”.

Acuña señala que dependiendo de la vía por la cual ingresa al organismo y la carga, la peste bubónica se puede presentar de diferentes maneras, como inflamación de los ganglios, compromiso pulmonar o septicemia.

Si se detecta a tiempo, coinciden los especialistas, se puede tratar con antibióticos tradicionales.

OMS atenta al brote en China

Hoy la Organización Mundial de la Salud también se refirió a esta alerta, señalando que la situación no representa una gran amenaza y que por el momento está “bien gestionada” y no considera que exista “un riesgo alto”.

En Bayannur, lugar del brote, se prohibió la caza y consumo de animales que puedan transmitir la peste hasta fin de año, especialmente las marmotas, y pidieron a la comunidad avisar si ven algún roedor muerto o enfermo.

Según la OMS, la peste es “rara” y que por lo general se encuentra en ciertas regiones del mundo donde aún es endémica.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.