Cáncer de colon: en la última década se han duplicado en Chile los casos del tumor que mató al actor Chadwick Boseman

FOTO: AFP

Según cifras de Estadísticas Vitales, 105 personas menores de 50 años murieron en Chile a causa de este tumor en 2016.


El reconocido actor Chadwick Boseman murió a los 43 años de cáncer de colon, enfermedad que se le había detectado al menos cuatro años antes. Entonces, ya estaba en etapa 3.

Que personas jóvenes sufran este tipo de tumor y mueran por esta causa, es lamentablemente, una situación que se está repitiendo con mayor frecuencia en distintas partes del mundo, sobre todo en los países desarrollados.

Considerando la mortalidad, en Estados Unidos, este cáncer es el segundo más frecuente entre la población.

Chile no escapa esta realidad. Todos los días, especialistas ven personas de menos de 50 años que son diagnosticadas con esta enfermedad y concuerdan en que los casos están aumentando.

Las cifras de mortalidad también dan cuenta de esta realidad. Si en el año 2000 según el Instituto Nacional de Estadística (INE) fallecieron 863 por cáncer de colon (1% del total de fallecidos ese año), de ellos, 55 eran menores de 50 años. En 2016, las cifras de la Encuestas Vitales muestran que fallecieron 1.861 personas a causa de este cáncer (1,7%) pero de ellos, 105 eran menores de 50 años.

Udo Kronberg, coloproctólogo de Clínica Las Condes, dice que hace algunos años la atención estaba puesta en los y las mayores de 50 años, porque se consideraba que a esa edad, aumentaba el riesgo de desarrollar este cáncer, sin embargo, “en los últimmos años, hemos visto más pacientes jóvenes con cáncer”.

¿La razón? Hay varias hipótesis.

“Por un lado hay causas hereditarias y probablemente también el estilo de vida, el estrés y la alimentación. Si se trata de una persona sin antecedentes familiares, se le indica un test de sangre oculta en deposiciones. Si la personas tiene antecedentes, entonces tiene un riesgo ocho veces mayor de desarrollar la enfermedad, entonces se indica una colonoscopía. Y la personas que llega a la consulta con síntomas, como dolor abdoinal, anemia, baja de peso, entonces de inmediato una colonoscopía.

Felipe Bellolio, cirujano colorrectal de la Red Salud UC Christus y académico de la Escuela de Medicina UC, señala que este tipo de cáncer tiene mucho que ver con el estilo de vida, el síndrome metabólico, la obesidad, el sedentarismo, todas causas atribuibles al desarrollo económico.

Un estudio que realizaron especialistas de esta institución, no encontró mayores diferencias entre pacientes operados de este cáncer mayores y menores de 50 años, “no pudimos encontrar características distintitivas para cada grupo”.

“En Estados Unidos, si se ha mostrado que los menores de 50 se diagnostican más tarde, porque pasan más tiempo compensando los síntomas, y porque, en general, los médicos tampoco sospechan del cáncer de colorrectal. Si llega un paciente joven, con sangramiento, piensan que puede ser hemorroides, colon irritable. Se estima que un paciente joven con cáncer de colon asiste a tres médicos para que lo diagnostiquen y todo eso conspira contra un diagnóstico precoz”, dice el cirujano UC.

Segunda causa de muerte

En Chile, de a poco, los tumores malignos se están acercando al primer lugar de las causas de muerte en el país y aunque en 2014 se estimaba que en este 2020, el cáncer desplazaría a las enfermedades del corazón, esta situación aún no ocurre.

En 2017, el 26,9% de los fallecimientos fue a causa de enfermedades del sistema circulatorio, mientras las muertes por tumores malignos alcanzaron al 25,9%, es decir una diferencia de un punto porcentual. En el año 2000, la principal causa de muerte también fueron las enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio con un 27,8%, mientras que los fallecimientos por cáncer, llegaron al 23%, pero esta vez la diferencia fue de casi 5 puntos porcentuales.

Colonoscopía

El rol de este examen es clave. En este examen se introduce una cámara para ver el interior del intestino y en caso de encontrar un pólipo, lesión que es en la mayoría de los casos, un precursor de este cáncer se extrae.

Los especialistas señalan que una dieta baja en fibra, vuelve más lento el tránsito intestinal y la materia fecal permanece más tiempo en contacto con el colon, lo que causa inflamación y mayor riesgo de que crezcan pólipos, advierte Kronberg.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.