Científicos descubren una nueva variante de Covid que podría haber estado ocultándose por más de un año

Foto: Reuters

Científicos canadienses encontraron una desconocida variante de coronavirus escondida entre algunos ciervos, la que presentaba radicales alteraciones genéticas después de casi un año.




Una nueva investigación realizada por un equipo de científicos canadienses que sugiere que los ciervos en Ontario pueden transmitir el virus que causa el Covid-19 a los humanos es “preocupante”, dice un investigador de medicina interna veterinaria de la Universidad de Guelph.

El Dr. Scott Weese, jefe de control de infecciones del Ontario Veterinary College (OVC), ha estudiado la propagación del virus Sars-CoV-2 de humanos a animales durante la pandemia.

Dijo que la nueva e inédita investigación publicada en línea el viernes plantea muchas preguntas. (El estudio no ha sido revisado por pares y Weese no participó en él).

La investigación se basa en una pequeña cantidad de muestras virales, “pero la historia es bastante convincente y preocupante”, escribió Weese en su blog, Worms and Germs.

Los científicos descubrieron un grupo de Sars-CoV-2 en ciervos salvajes con muchas mutaciones nuevas, lo que sugiere que el virus se ha estado propagando en los ciervos durante mucho más tiempo de lo que se pensaba, dijo Weese.

Foto: Reuters

Se debe continuar estudiando la propagación del Sars-CoV-2 en animales

El hallazgo de que un hombre de Ontario con Covid-19 tenía una cepa del virus con la mayoría de las mismas mutaciones en este grupo de ciervos también es motivo de preocupación, dijo Weese. Puede significar que el venado transmitió el virus al hombre, aunque puede haber sido al revés.

“Esto nos lleva de vuelta a la discusión de ‘huevo contra gallina’. ¿Esta persona se infectó con un venado o fue una fuente de infección para los venados?”, dijo Weese.

Agregó que la reducción de las pruebas de Covid-19 durante la ola de Ómicron de este invierno dificulta saber si otros humanos también han sido infectados con cepas similares a las observadas en el grupo de ciervos.

En declaraciones a CNN Health, Weese dijo que el estudio puede ser una indicación de un evento de “repercusión” en el que el virus ha cambiado en una población animal.

“Creo que en realidad es un estudio bastante significativo, porque estamos viendo la evolución potencial del virus en un reservorio animal”, dijo.

El doctor Scott Weese.

“… Fue a alguna parte y cambió en el transcurso de meses a un año, y parece que lo más probable es que estuviera dentro de un animal”, añadió.

Weese también señaló a CNN que los ciervos son los anfitriones ideales para el Sars-CoV-2: son altamente susceptibles a la infección, no se enferman mucho y anidan en grupos, lo que facilita la propagación del virus.

El documento plantea muchas más preguntas, como si los ciervos se han convertido en un reservorio de Covid-19 y si el virus también está presente y mutando en otros animales salvajes.

“Gran parte de la historia aquí es bastante especulativa, pero es por eso que hemos estado hablando sobre la necesidad de estudiar el Sars-CoV-2 en animales desde el comienzo de la pandemia.

“Esas súplicas fueron ignoradas en gran medida durante mucho tiempo, por lo que ahora estamos tratando de ponernos al día”, dijo el experto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.